Por qué la multimillonaria multa de Alibaba vuelve a demostrar que los castigos regulatorios no suelen impactar en la bolsa: Microsoft, Intel o Google tampoco vieron su cotización mermada

Jack Ma, fundador y presidente de Alibaba. Charles Platiau/Reuters
Jack Ma, fundador y presidente de Alibaba. Charles Platiau/Reuters

REUTERS/Charles Platiau

  • Alibaba ha recibido una dura sanción de los reguladores chinos, de 2.800 millones de dólares, por sus prácticas monopolísticas.
  • Los ejemplos de otras sanciones pasadas, en este caso de la Unión Europea a Microsoft, Intel o Facebook anticipan que quizá no sea una mala noticia para el valor en la bolsa a largo plazo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Alibaba, la compañía de comercio electrónico líder en Asia y fundada por el multimillonario Jack Ma, llevaba meses bajo sospecha y con la lupa de los reguladores chinos. Una situación que le llevó a su cotización ceder más de un 17% desde sus máximos históricos. A contrapié de la tendencia marcada por otras compañías de ecommerce como Amazon en Estados Unidos.

Pero este entramado ya se ha resuelto para la firma asiática. 

Las autoridades chinas interpusieron una multa récord de 2.800 millones de dólares a Alibaba. En concreto, la Administración Estatal de Regulación del Mercado de China (SAMR) señaló que la compañía había abusado de su posición dominante sobre sus rivales y los comerciantes que vendían en sus plataformas. 

Además de la multa, exigía que la empresa llevase a cabo una renovación integral de las operaciones y presentar un "informe autoevaluando su cumplimiento" en un plazo de 3 años.

En este sentido, más allá del impacto negativo que pudiera haber tenido la empresa sobre los mercados, los inversores recibieron la noticia con optimismo. Alibaba se ha disparado más de un 9% en pocas horas y los expertos ven con buenos ojos las perspectivas que ahora tiene la empresa de cara a afrontar los próximos meses. Su camino se habría despejado.

“La conclusión de la investigación y la decisión de Alibaba de renunciar a su derecho a apelar, o realizar juicio público, sugiere que la compañía querría avanzar para reconstruir las operaciones comerciales”, exponen los analistas de Citi en una reciente nota remitida a sus clientes institucionales. 

"Creemos el último desarrollo, junto con el reciente restablecimiento de la revisión de los beneficios, podría ayudar a eliminar el exceso que ha pesado sobre el comportamiento en el precio de las acciones en los últimos meses", añade esta entidad que, por otra parte, recomienda la compra de los títulos de la empresa cotizando a estos niveles. 

 5 conceptos básicos que conocer para comenzar a invertir en bolsa

La media de los analistas de Wall Street considera que, efectivamente, la sanción podría permitirle a Alibaba dejar atrás sus problemas regulatorios. Es una opinión en la que coinciden la mayoría de los bancos de inversión, entre los que se encuentra JPMorgan.

Alex Yao, analista de la entidad norteamericana, por ejemplo, reconfirmó su calificación de sobreponderar las acciones de la compañía china. “Considero que el precio de las acciones de Alibaba aumentará a 320 dólares, o aproximadamente un 31% más”, expone. “El evento de la multa servirá para cerrar la preocupación de los inversores sobre los principales riesgos regulatorios del comercio de Alibaba”, agrega.

Facebook, Intel, Microsoft entre los ejemplos de compañías multadas que no han tenido efectos negativos en su cotización en la bolsa

Este mayor optimismo tiene una base histórica. Sobre todo, si se observa cómo han afectado las sanciones interpuestas a otras compañías a la cotización de sus acciones en el pasado. Es decir, qué efecto ha tenido en su evolución sobre los mercados. 

The New York Times ha elaborado una información al respecto en la que describe a la perfección como, en términos generales, la afectación sobre la evolución de las compañías en bolsa ha sido absolutamente mínima.

Este análisis se basa en un trabajo de Dealbook en el que se centró en las 5 mayores multas antimonopolio de la Unión Europea contra empresas tecnológicas durante la última década y el impacto que han tenido en sus acciones. 

La primera más representativa fue el 27 de febrero de 2008. La Comisión Europea golpeó a Microsoft con la multa más grande que jamás había impuesto a una empresa. Obligó a pagar a la firma tecnológica 1.300 millones de dólares por no introducir los ajustes de una sentencia del 2004. Las acciones tuvieron problemas en 2008, pero debido más por la crisis financiera que por este perjuicio.

Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

Mientras, el 13 de mayo de 2009 el organismo europeo emitió otra multa récord: 1.450 millones de dólares a Intel. La comisión descubrió que el fabricante de chips había abusado de su dominio en el mercado de los semiconductores al otorgar reembolsos a algunas empresas de informática por comprarle todos o la mayoría de los suministros de sus procesadores. La multa no frenó la subida de las acciones de Intel ese año. Las acciones de la firma terminaron 2009 con un alza del 28%, en comparación con una rentabilidad del 9,6% del S&P 500.

La historia no acaba ahí. El 6 de marzo de 2013 la regulación volvió a poner el foco en Microsoft al tener que pagar 732 millones de dólares a la Unión Europea por no cumplir con las responsabilidades del acuerdo antimonopolio en 2009. Sin embargo, las acciones de la empresa apenas se acobardaron de esto. Sus títulos cerraron 2013 con un aumento del 40%, en comparación la subida del 29,6% del selectivo de Wall Street.

De igual modo, también fue sonada la multa del 18 de mayo de 2017 a Facebook por los datos WhatsApp. La cantidad ascendió a los 122 millones de dólares por proporcionar declaraciones engañosas durante la adquisición del servicio de mensajería por parte de la compañía en 2014. Pero los títulos de Facebook no pararon de subir desde entonces

En último lugar, el 27 de junio de 2017 se produjo el castigo antimonopolio más grande de la Unión Europea contra una empresa de tecnología con una sanción de 2.700 millones de dólares a Google. Esta pena destacaba que la empresa había favorecido ilegalmente su propio servicio de compras sobre sus rivales en los resultados de búsqueda en línea. Las acciones del gigante de las búsquedas cayeron ligeramente después de la noticia de la multa, pero rápidamente volvieron a subir. Quizá, una referencia para el devenir de Alibaba.
 

Otros artículos interesantes:

El precio del bitcoin toca nuevos máximos históricos, pero sigue dividiendo a los expertos: del "nuevo oro digital" a una "burbuja puramente especulativa"

Las grandes oportunidades de inversión que se esconden tras la revolución del coche autónomo, más allá de los vehículos: qué empresas y sectores pueden generar más rentabilidad

Los expertos creen que IAG, Aena o Meliá todavía tienen margen para subir en bolsa: así repercutirá el avance de la vacunación en las empresas del Ibex ligadas al turismo

Te recomendamos