El precio del bitcoin toca nuevos máximos históricos, pero sigue dividiendo a los expertos: del "nuevo oro digital" a una "burbuja puramente especulativa"

Varios empleados trabajan con ordenadores de minado de bitcoins en las instalaciones de Bitminer en Florencia.
Varios empleados trabajan con ordenadores de minado de bitcoins en las instalaciones de Bitminer en Florencia.

REUTERS/Alessandro Bianchi

  • El bitcoin sigue ampliando su rally y ya se ha disparado más de un 1.000% desde hace un año.
  • Los expertos siguen sin ponerse de acuerdo sobre si es un activo sólido con potencial para el futuro o si su recorrido al alza no ha hecho más que comenzar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El bitcoin lo ha vuelto a hacer. 

Tras las especulaciones de los últimos meses de que su recorrido al alza podía verse mermado por las subidas ya acumuladas, la criptomoneda de referencia ha conquistado nuevos máximos históricos al superar la barrera de los 55.800 dólares. 

Simón Peters, analista de eToro, explica en una nota a la que ha accedido Business Insider España que el precio del Bitcoin ha vuelto a subir gracias a una serie de factores, como la nueva demanda de inversores institucionales y gestores de patrimonio que ofrecen exposición a criptoactivos a sus clientes. “Al mismo tiempo, la disminución de las reservas en el mercado de divisas está reduciendo la oferta a medida que más inversores trasladan la moneda a sus propias carteras”, concreta.

El token sigue generando una auténtica fiebre en los inversores y la clave es cuáles son los factores a tener en cuenta. De hecho, muchos expertos ya han expresado su opinión de que se puede convertir en una reserva de valor con el que protegerse a la inflación como el dólar. Una especie de oro digital

Con el bitcoin superando una capitalización de mercado de 1 billón de dólares, después de subir más de un 1.000% en el último año, puede que el planeta esté ante un punto de inflexión en el plano económico. Firmas de inversión como Morgan Stanley explican que los inversores deberían añadir este activo a sus carteras. Mientras, empresas como Tesla  y MassMutual han comprado grandes sumas de la criptodivisa empleando parte de su tesorería

Pero para saber si se ha de apostar por el bitcoin hay que tener en cuenta muchos factores: esta y otras criptomonedas no requieren una inversión intuitiva, se "extraen" de un depósito de almacenamiento digital y se ponen en circulación a través de una red informática descentralizada (blockchain). 

Cuánto dinero habrías ganado al invertir 1.000 euros en bitcoin, dogecoin, ethereum y otras criptomonedas hace justo un año

Los precios del token, que se encuentra en la cima de un ecosistema crypto en expansión, pueden estar aumentando a medida que los inversores minoristas e institucionales entran en un mercado en el que la oferta está limitada

En un clima de temor por la inflación y la degradación monetaria, los defensores de este activo señalan que el bitcoin mantendrá su valor más que las monedas "fiduciarias" como el dólar, el yen o el euro. Con el tiempo, argumentan, vivirá en armonía con el papel moneda en la economía global.

Los defensores del bitcoin lo tienen claro: su oferta limitada y su mayor uso puede disparar el precio hasta a los 146.000 dólares

La belleza del sistema, lanzado en 2009, surge de algunas características clave. Una es la descentralización: ninguna persona o autoridad controla la cadena de bloques. Es decir, las transacciones se registran solo después de que todos los nodos informáticos, que operan de forma independiente, prueban su validez, lo que mejora la seguridad sobre los libros de contabilidad supervisados por los individuos. 

Mientras, la escasez del criptoactivo también es una atracción clave. El suministro global nunca puede exceder los 21 millones de bitcoins, según está diseñado el sistema. Aproximadamente 18,6 millones se han creado a través de la minería. Pero la cantidad de tokens nuevos emitidos están diseñados para reducirse a la mitad cada 4 años. 

La inversión en bitcoins está llegando cada vez más al público general. Operar con futuros de bitcoin y acciones relacionadas se está convirtiendo en un común denominador para los mercados. Los bancos, las casas de análisis, y los asesores financieros están creando la infraestructura necesaria para convertir a esta criptodivisa en un activo corriente en el que invertir como lo son las acciones o los bonos. 

11 cosas que ya puedes comprar con bitcoin y todavía no te habías enterado

Y a ello hay que sumarle que una de las salidas a bolsa más esperadas de este año es Coinbase o que cada vez genera más atractivo en inversores influyentes como Elon Musk, Paul Tudor Jones y Stanley Druckenmiller.

“Como oro digital, es posible que ya esté presionando los precios del metal dorado en la actualidad, por lo que debería llegar a valer 146.000 dólares”, apunta JPMorgan en una reciente nota. 

Cuánto puede valer un bitcoin de aquí a 5 años

Otro dato de interés tiene relación con el último sondeo realizado por Bitwise, proveedor líder de fondos crypto indexados. La compañía realizó un estudio en el que comparaba cómo casi 1.000 asesores financieros, que gestionan aproximadamente la mitad de toda la riqueza en Estados Unidos, están pensando en las criptomonedas después del comportamiento alcista del 2020, incluyendo si asignan criptomonedas a las carteras de clientes y cómo lo hacen.

Los datos son reveladores y describen la situación en la actualidad. El 15% espera que el precio de bitcoin supere los 100.000 dólares dentro de cinco años, frente al 4% del año pasado. Mientras tanto, el porcentaje que esperaba que el precio de bitcoin cayera a cero disminuyó drásticamente, del 8% en la encuesta del 2020 al 4% el presente ejercicio. 

Esto continúa una tendencia clara, según Bitwise: "En nuestra encuesta de 2019, el 14% de los asesores encuestados pensó que el precio bajaría a cero y ahora el porcentaje cae notablemente". Un comportamiento que responde al mayor apetito por esta clase de activos.

Los problemas del bitcoin a largo plazo no enamoran a algunos expertos: de sus usos ilícitos a ser una burbuja puramente especulativa

Pero no es oro todo lo que reluce. 

Abundan los usos ilícitos del bitcoin, incluido el blanqueo de capitales y la evasión fiscal. Los gobiernos ya han tomado medidas enérgicas. China, por ejemplo, se ha convertido en un líder en tecnología blockchain y minería, pero el propio bitcoin representa una amenaza: Pekín ha prohibido a los bancos y otras firmas financieras realizar transacciones, y ha bloqueado las transacciones nacionales con el criptoactivo. ¿Su alternativa? El lanzamiento de un yuan digital controlado por su banco central. Este puede ser el principal obstáculo del mercado de criptodivisas. 

Otro obstáculo para el bitcoin, según publica Barron’s, es encontrar formas de extraerlo sin convertirlo en un problema medioambiental. La red global de la criptomoneda ahora emite 60 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera anualmente, aproximadamente el equivalente a países como Grecia, estima BofA Securities. 

Así será el euro digital: Europa pone en fase de pruebas su alternativa a las criptomonedas y a las divisas electrónicas de China y Rusia

Algunos analistas argumentan que la mayoría del bitcoin se extrae con energía limpia como la eólica y la solar. Pero informar sobre su consumo energético se basa en suposiciones cuestionables sobre la generación y el uso de electricidad. Y a medida que aumenta el precio y se incrementa el volumen de transacciones, también se dispara el coste ambiental. BofA prevé en un informe que 1.000 millones de entradas en bitcoins es equiparable a unos 1,2 millones de vehículos de combustión circulando por la carretera.

Mientras, otros economistas argumentan que pese a que el Bitcoin es una tecnología innovadora con usos convincentes, carece de valor intrínseco para respaldar su precio. “El activo es simplemente una palabra”, dice Willem Buiter, ex economista jefe del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo en declaraciones que recoge Barron’s. “No es algo que se pueda comer o tocar, utilizar como consumidor, que tenga una producción tangible”, añade.

Incluso el oro, la analogía más cercana, tiene usos para joyería y manufactura. Las preocupaciones sobre la inflación y la pérdida de valor del papel moneda son legítimas, dice, y los inversores pueden querer utilizarlo como cobertura. “Solo estoy argumentando que el bitcoin no es un activo refugio, sino una burbuja puramente especulativa”, apunta.
 

Otros artículos interesantes:

Los expertos creen que IAG, Aena o Meliá todavía tienen margen para subir en bolsa: así repercutirá el avance de la vacunación en las empresas del Ibex ligadas al turismo

La estrategia de Nintendo para combatir la obesidad y el bienestar mental, junto con sus nuevas alianzas, dispara el interés inversor y el potencial para sus acciones

Los inversores mantienen a Facebook en máximos históricos en bolsa pese a la última filtración masiva de datos: los analistas creen que las acciones podrían subir un 25% más