Elon Musk está disparando acciones, criptodivisas y el ánimo de 49 millones de fieles seguidores: los expertos analizan los verdaderos riesgos de sus tuits

Elon Musk

Yuriko Nakao/Getty Images; Britta Pedersen-Pool/Getty Images; Samantha Lee/Insider

  • Elon Musk habla de todo en su cuenta personal de Twitter, desde Dogecoin hasta sombreros para perros.
  • Los tuits de Musk pueden provocar todo tipo de efectos en cadena, haciendo posible que se formen mercados inesperados.
  • A pesar de haber llegado a un acuerdo en 2018 con la Comisión Nacional del Mercado de Valores estadounidense (SEC) por su actividad en Twitter, los expertos afirman que es poco probable que se enfrente a nuevos problemas legales a menos que sus comentarios afecten directamente a Tesla.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Jerron St. Armand estaba durmiendo en su casa en New Hampshire cuando Elon Musk tuiteó por primera vez sobre Etsy.

"Me encanta Etsy", escribió a las 6:25 a.m. el 26 de enero. "He comprado un yelmo de lana tejido a mano de Marvin el marciano [el personaje de dibujos animados] para mi perro", añadió 7 minutos después.

St. Armand, que trabaja a tiempo completo como ingeniero, abrió su propia tienda Etsy en 2020 como pasatiempo durante la cuarentena. Vende juguetes y accesorios que importa de China, ninguno de los cuales está relacionado específicamente con el personaje de los Looney Tunes.

Elon Musk vincula el asalto al Capitolio con Facebook: es el último dardo en una batalla que dura ya años entre Musk y Zuckerberg

Pero mientras observaba cómo el precio de las acciones de Etsy se disparaba casi un 10% antes de que se abrieran los mercados, decidió probar suerte en la economía de Elon.

"Yo estaba como, '¡Oye, vendo sombreros para perros!'", explicó St. Armand, que añadió el tuit de Musk a un pasamontañas de algodón tejido para perros.

Las visitas a su tienda aumentaron cuando los curiosos seguidores de Musk empezaron a buscar el sombrero. Sus visitas diarias a finales de enero aumentaron alrededor de un 400%, de 60 a más de 300. En lo que va del año, ha vendido 19 gorros de punto para perros, unas ventas comparables a lo que consiguió durante la temporada de ventas navideña.

Las ventas de ropa para perros son una manifestación a pequeña escala de un fenómeno empresarial más amplio que se ha desarrollado junto al éxito de Musk. Una multitud leal de fans del famoso CEO, muchos de los cuales nunca comprarán nada producido o vendido por alguna de sus empresas, tratan sus tuits como llamadas a la acción inspiradoras, enviando ondas de demanda en la dirección de lo que Musk menciona.

Starlink, la conexión a internet a través del espacio de Elon Musk llega a España

Solo este año, los tuits de Musk han disparado el precio de la criptomoneda Dogecoin y han contribuido a un aumento masivo en las descargas de la aplicación de mensajería encriptada Signal. Ha impulsado una carrera armamentística mundial para desarrollar tecnologías de captura de carbono y ha hecho que sus fans se esfuercen por descifrar juegos de palabras absurdos en busca de consejos financieros ocultos. Incluso los creadores de Evil Corp, un juego de mesa creado como protesta contra los poderosos multimillonarios de la tecnología, promocionaron el juego usando un tuit del CEO de Tesla que respalda el nombre del juego.

A diferencia del apoyo de otras celebridades tradicionales, o los expertos en un campo cuyos movimientos son ampliamente emulados (como los inversores que se aprovechan de las operaciones de Warren Buffett), Musk ejerce su influencia sin un motivo o patrón claro. El empresario de 49 años, que se disputa habitualmente el título de persona más rica del mundo con Jeff Bezos, puede tanto taponar una acción o un producto como que hacer una broma pueril.

El resultado es un mercado espontáneo e impredecible que fluye de acuerdo con las reflexiones de Musk, a menudo con resultados dramáticos. El fenómeno ha fortalecido a sus seguidores, incentivado a los oportunistas y exasperando a quienes ven una especulación imprudente en el mercado impulsado por la personalidad.

"No parece entender o no le importa que tuitear pueda tener un impacto en el inversor común", reflexiona Stephen Diamond, profesor de derecho en la Universidad de Santa Clara, que asesoró a los fondos de pensiones que invirtieron en Tesla durante una disputa sobre los tuits de Musk en 2018.

Musk elevó el Dogecoin a una capitalización de mercado de 10.000 millones de dólares (unos 8.420 millones de euros)

A pesar de todos sus tuits, Musk es un hombre ocupado. El empresario, nacido en Sudáfrica, es el CEO del fabricante de automóviles eléctricos Tesla y de SpaceX, una empresa de exploración espacial. También supervisa The Boring Company, que construye túneles subterráneos, y Neuralink, una startup centrada en la construcción de una interfaz cerebro-ordenador.

Las noticias y actualizaciones sobre las diversas empresas de Musk son temas frecuentes de su perfil de Twitter. No obstante, sus pasiones y fantasías también tienen mucha presencia. Cuando aconsejó a sus seguidores utilizar Signal en un tuit de enero, en medio de una reacción general de los usuarios contra WhatsApp, se produjo una notable cadena de eventos. La aplicación Signal se descargó en Estados Unidos 2,9 millones de veces ese mes, 10 veces la cantidad de descargas del mes anterior, tal y como informó la empresa de análisis App Annie.

Mientras tanto, las acciones de Signal Advance, un pequeño fabricante de componentes cuyas acciones cotizan en los mercados extrabursátiles, subieron un 11.708% ya que algunos inversores asumieron que Musk estaba tapando las acciones no relacionadas. La compañía, que tiene un único empleado y nunca había reportado ingresos, de repente tuvo una capitalización de mercado de 300 millones de dólares (unos 250 millones de euros).

La última obsesión del magnate es una criptomoneda inspirada en un meme popular de un perro Shiba Inu, que comenzó como una broma hace 8 años.

Las camisetas Dogecoin inspiradas en Elon Musk han triunfado en internet.
Las camisetas Dogecoin inspiradas en Elon Musk han triunfado en internet.

Redbubble.com screenshot

Desde principios de febrero, Musk ha tuiteado constantemente memes sobre Dogecoin a sus millones de seguidores, proponiendo ideas para mejorar la moneda y atribuyéndose explícitamente el mérito de la subida masiva de su precio.

"Bienvenido", escribió Musk el 4 de febrero, junto con una imagen editada en la que él aparecía como Rafiki de El Rey León y el Shiba Inu como el bebé Simba. En ese momento, Dogecoin se acercaba a un valor de unos 0,034 euros, un aumento del 395% con respecto a la semana anterior.

De ser acosado en el colegio a convertirse en el hombre más rico del mundo: la increíble historia de Elon Musk

Para el 7 de febrero, Dogecoin cotizaba alrededor de 0,076 euros por moneda con una capitalización de mercado de unos 8.420 millones de euros.

El aumento ha sido celebrado por los devotos de Musk, que publican un flujo constante de tuits animando cada hito de la criptomoneda. Pero el aumento también ha provocado la condena de los entusiastas de la criptografía, que advierten sobre una burbuja especulativa que terminará mal.

"Es triste cuánto dinero va a perder la gente en dogecoin, cuando hay tanto valor real e inversiones inteligentes a largo plazo que podrían estar haciendo en el ecosistema criptográfico", tuiteó Ari Paul, fundador del fondo de cobertura de criptomonedas BlockTower Capital.

'Entonces, Elon Musk comenzó a tuitear'

Nadie se ha sorprendido más por el crecimiento descontrolado de Dogecoin impulsado por Musk que Billy Markus, ingeniero del Área de la Bahía de San Francisco y cocreador de Dogecoin.

Markus creó la criptomoneda en 2013 como una parodia de la incipiente locura de las criptomonedas. Le dedicó un total de 3 horas al proyecto, tiempo mayormente dedicado a incorporar la fuente Comic Sans.

"Simplemente decidimos lanzarlo sin pensarlo mucho", dijo Markus. Se suponía que no iba a ser una forma de ganar dinero.

Si bien Dogecoin ganó tracción y valor entre un grupo muy unido dentro de la comunidad criptográfica en sus primeros días, Markus siguió adelante después de unos años. Vendió sus criptomonedas en 2015 para pagar sus facturas después de perder su trabajo.

"Entonces, Elon Musk comenzó a tuitear", dijo Markus.

De repente, Markus se enfrentó a una avalancha de atención negativa en las redes sociales, ocasionalmente de nuevos inversores que exigían que Markus los ayudara a ponerse en contacto con el ejecutivo de Tesla, que durante un momento cambió en broma su biografía de Twitter a CEO de Dogecoin.

"Al principio solo entré en Twitter para decir, 'Chicos, calláos ... ya no tengo nada de la moneda. Por favor, me envíeis spam con demandas amenazantes y ridículas'", contó Markus.

Ahora está intentando sacar algo positivo de esta situación. Lanzó un concurso de videojuegos para que la gente construyera cosas, en lugar de centrarse solo en los rendimientos financieros, y comenzó un hashtag viral para difundir la bondad en Twitter: #DoOnlyGoodEveryday, un "backronym" [retroacrónimo] de DOGE.

El fiasco del Cybertruck le ha costado 768 millones a Elon Musk en un día: así vive y gasta su fortuna el CEO de Tesla

A finales de febrero se difundió el rumor de que la SEC estaba investigando a Musk por su promoción de la moneda. Para entonces, había perdido la mitad de su valor desde el máximo histórico.

"¡Espero que lo hagan! Sería maravilloso" tuiteó el 25 de febrero.

Los representantes de Musk no respondieron las solicitudes de comentarios. La SEC se negó a comentar sobre la supuesta investigación.

Pero, ¿es legal?

En 2018, llegó a un acuerdo con la SEC por cargos de fraude de valores derivados de un tuit improvisado que hizo sobre la posibilidad de sacar a Tesla de la bolsa y pagar 420 dólares por acción. El tuit hizo que las acciones de Tesla se dispararan, a pesar de que no había pruebas de que se estuviera preparando un acuerdo para que Tesla dejara de ser una compañía cotizada.

Musk y Tesla pagaron un total de 40 millones de dólares (más de 33 millones de euros) a la SEC en el acuerdo. Aunque siguió siendo el CEO de Tesla, perdió el cargo de presidente. También se le prohibió tuitear información sobre los movimientos del mercado de la empresa sin la aprobación de su abogado.(La supervisión de Tesla de los tuits de Musk está en el centro de una demanda reciente de accionistas que alega que la junta de Tesla no nombró a un abogado general independiente que pudiera mantener a Musk a raya).

Casi 3 años después, Musk sigue siendo tan prolífico en Twitter como siempre. Pero Thomas Gorman, socio de Dorsey and Whitney y abogado especializado en representar a corporaciones que enfrentan investigaciones gubernamentales, explica que Musk esté probablemente en terreno seguro al tuitear sobre criptomonedas como Bitcoin.

"Su problema es que estaba hablando de Tesla. Es una empresa pública", recuerda Gorman sobre el enfrentamiento de Musk en 2018 con la SEC.

Si Musk se encuentra con algún nuevo problema legal por sus tuits sobre criptomonedas, según los expertos, quizás sería por la vinculación con Tesla, que posee unos 1.260 millones de euros en Bitcoin en su balance.

Elon Musk y Bill Gates se han peleado por todo, desde el coronavirus hasta los coches eléctricos: cómo empezó su enfrentamiento y por qué se ha intensificado con la pandemia

Aún así, Gorman explica que sería difícil argumentar que los tuits relacionados con Bitcoin de Musk han beneficiado indebidamente a la compañía automotriz.

"Si él fue el primero en publicar esto, y tuvo algún impacto material en las acciones [de Tesla], entonces podría tener algún tipo de dificultades con eso, dependiendo de lo que diga", reconoce Gorman. Pero dado que los activos de Bitcoin de Tesla ya se conocen públicamente, Musk tiene más libertad de acción.

Debido a que Bitcoin y la mayoría de las otras criptomonedas se consideran productos básicos, no valores, están regulados por la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC) en lugar de por la SEC.

Cuando la CFTC lleva a cabo acciones judiciales, suele ser por casos de fraude o manipulación. Por ejemplo, John McAfee fue acusado de fraude a principios de este mes por impulsar o hacer caer criptomonedas, Dogecoin entre ellas. (McAfee también enfrenta cargos civiles relacionados con la SEC y cargos criminales del Departamento de Justicia).

No hay indicios de que Musk se haya beneficiado económicamente al hablar de Dogecoin. E incluso si ganó dinero, no hay nada ilegal en que sea optimista con su propia cartera, en opinión de los expertos.

Los promotores de alto perfil como Musk, o Chamath Palihapitiya de Social Capital en el lado de los mercados públicos, están ampliamente protegidos, a menos que intenten explícitamente hacer que otras personas pierdan dinero para su propio beneficio personal.

'Green eggs y SPAC'

En los últimos meses, Musk ha utilizado repetidamente su cuenta de Twitter para minimizar el riesgo del coronavirus, incluso en un tuit del 12 de marzo que arroja dudas sobre la seguridad de una segunda dosis de la vacuna.

(Ese tuit llegó unas horas antes de que The Washington Post informara que alrededor de 450 de los aproximadamente 10.000 trabajadores en la fábrica de Tesla en Fremont, California, dieron positivo por COVID-19 entre mayo y diciembre).

Estos tuits son una prueba más para los críticos que dicen que los comentarios libres y contrarios del CEO tienen consecuencias en el mundo real.

11 datos alucinantes que muestran cómo de rico es realmente Elon Musk, el CEO de Tesla

"¡Gamestonk!". Con este tuit de una única palabra, echó gasolina al fuego del frenesí de compras inspirado en Reddit de las acciones de la compañía de tiendas de videojuegos. Posteriormente, la acción se desplomó un 87% desde su máximo histórico, aunque desde entonces ha recuperado algo de terreno.

No obstante, la economía de atención y capital construida alrededor de cada meditación aleatoria del excéntrico multimillonario no muestra signos de enfriarse.

El 1 de marzo, Musk publicó otro tuit particularmente críptico que dejó tanto a los fans como a los periodistas totalmente descolocados

"Green eggs y SPAC".

Muchos admitieron la derrota.

"Siempre que dice algo, informamos e intentamos averiguar qué está diciendo. En este caso el mensaje es tan vago que no sé qué quiere decir", explicó Stuart Varney, presentador de Fox Business, en un segmento del tuit.

Incluso mientras los expertos luchaban por encontrarle sentido al curioso comentario de Musk, otras ruedas de la economía de Elon se pusieron en marcha. Una hora después del tuit, apareció en internet una camiseta de algodón con las palabras Green Eggs & SPAC escritas en una fuente inspirada en Dr. Seuss. Su precio: 17,69 euros.

 

 

 

Otros artículos interesantes:

11 cosas que Elon Musk prometió que Tesla lograría en 2020: todo en lo que se ha equivocado

"Yo también dudé": Elon Musk confiesa que se necesitaron 100.000 personas para poner en órbita 2 astronautas de la NASA y que no estaba seguro de que SpaceX lograra la hazaña

5 claves para el éxito que puedes aprender de Jeff Bezos, Elon Musk, Bill Gates y Oprah Winfrey

Te recomendamos

Y además