El mundo se está dividiendo entre quienes utilizan ChatGPT para ser mejores, más inteligentes, más ricos… y todos los demás

Beatrice Nolan,
Usar la IA puede convertirte en un mejor trabajador.

Justin Sullivan/Getty Images

  • ChatGPT ha cumplido un año.
  • Ya hay pruebas de que utilizarlo —con cuidado— en el trabajo puede ayudarte a progresar.
  • El empleo de oficina se está dividiendo entre quienes utilizan la IA para mejorar el rendimiento y todos los demás.

Sólo ha pasado un año desde el lanzamiento de ChatGPT y el mundo ya se está dividiendo entre quienes lo utilizan para progresar y quienes no.

Se calcula que el bot ha acumulado 1.700 millones de usuarios a lo largo de este año. A los dos meses de su lanzamiento, los estudiantes ya utilizaban la herramienta para ahorrar tiempo o hacer trampas en la redacción de sus trabajos.

A pesar de las críticas de entonces, los jóvenes no fueron más que los primeros en adoptarlo.

Cada vez hay más pruebas de que herramientas de inteligencia artificial como ChatGPT pueden aumentar la eficacia y la capacidad en el trabajo. Si lo llevamos a su conclusión lógica, el uso inteligente de la IA en el trabajo podría acelerar tu ascenso o tus oportunidades profesionales.

Un reciente estudio de la Harvard Business School examinó lo que ocurrió cuando se aplicó el GPT-4 de OpenAI a 758 empleados de la consultora Boston Consulting Group (BCG).

Los investigadores descubrieron que el personal de BCG que usó GPT-4 para tareas de consultoría fue significativamente más productivo que el que no tuvo acceso a la herramienta.

Los consultores asistidos por IA completaron las tareas un 25% más rápido, realizaron un 12% más de tareas y produjeron un 40% más de trabajo de calidad. Una salvedad: esto sólo es cierto para las tareas en las que se sabe que la IA es buena (y la IA no es buena en todo).

Los que obtuvieron el mayor aumento de rendimiento gracias a la IA fueron los empleados de nivel medio.

La conclusión es que la IA puede actuar como una especie de medicina gratuita para mejorar el rendimiento de muchos trabajadores de oficina, independientemente de su cualificación. Y el efecto será especialmente notable si nadie más en la empresa utiliza la IA de esta forma.

Daron Acemoglu.

La forma más inteligente de utilizar la IA ahora mismo para facilitar tu vida laboral

Un plan de lanzamiento diseñado por ChatGPT.
Un plan de lanzamiento diseñado por ChatGPT.

ChatGPT

Hay muchos indicios de que la inteligencia artificial es muy buena para las tareas administrativas.

Business Insider ha hablado con un antiguo reclutador que utiliza ChatGPT para recopilar datos de empresas y empleados; con un agente inmobiliario que lo utiliza para redactar anuncios; y con un vendedor que lo utiliza para responder a las consultas de los clientes.

Todos ellos afirman que la subcontratación de tareas pequeñas y laboriosas a herramientas de IA les ha liberado tiempo.

ChatGPT puede simplificar y resumir libros, artículos y campos enteros de investigación. Puede dar respuestas bastante buenas, parecidas a las humanas, de forma que te ayuden a redactar correos electrónicos, documentos o comentarios rápidamente.

Así que la otra cara de la moneda de no utilizar la IA para estas tareas puede significar que tus colegas potenciados por la IA de repente sean más rápidos... y más valiosos.

Los desarrolladores dicen que son un 55% más rápidos con las herramientas de programación de IA

Copilot, la herramienta de programación por IA de Github, ayuda a los desarrolladores a compilar código más rápido.
Copilot, la herramienta de programación por IA de Github, ayuda a los desarrolladores a compilar código más rápido.

Github/YouTube

Mientras que los trabajadores de oficina, en su mayor parte, todavía están aprendiendo cómo la IA puede ayudar o alterar sus funciones, los techies están por delante en la partida.

Herramientas como AI Copilot de GitHub han demostrado mejorar significativamente el rendimiento de los programadores.

Según un análisis realizado en 2022 por la empresa propiedad de Microsoft, los desarrolladores que utilizaban su herramienta AI Copilot para ayudarles a programar eran un 55% más rápidos que los que no la utilizaban.

Ahora Microsoft ha incorporado GPT-4 impulsado por Copilot a Office365, lo que permite a los trabajadores vincular la IA a correos electrónicos, chats de Teams y reuniones. La herramienta puede encargarse de gran parte del trabajo pesado, como redactar correos electrónicos y documentos o resumir largas reuniones e hilos de conversación de Teams, con una cantidad sorprendentemente pequeña de indicaciones.

Duet, de Google, puede hacer gran parte del mismo trabajo para espacios de trabajo que funcionan en un sistema diferente. Zoom y Salesforce también se han lanzado al ruedo con productos de productividad de IA similares.

La disponibilidad y variedad de las nuevas herramientas basadas en IA que están llegando al mercado significa que ahora es probable que todo el mundo pueda utilizarlas.

Matt Calkins, fundador y CEO de la empresa de software empresarial Appian, explica a Business Insider que cree que el mayor impacto de la IA se producirá en la productividad.

"El servicio de atención al cliente va a mejorar, la eficiencia de nuestro trabajo va a mejorar, la precisión, el conocimiento de nuestros datos corporativos, tal y como se utilizan en el momento de la decisión o la acción, va a mejorar", afirma.

"Creo que eso es lo que deberíamos confiar a la IA. No va a ser capaz de escribir bien como Shakespeare, pero va a hacer que tu empresa sea mucho más productiva. Y en eso deberíamos centrarnos".

La IA está arruinando internet.

La IA en el trabajo aún necesita un manejo cuidadoso

Utilizar la IA para que haga el trabajo por ti tiene sus riesgos obvios.

La tecnología tiene tendencia a alucinar o inventar hechos, lo que ya ha causado problemas a algunos trabajadores. Algunas empresas también tienen normas específicas para las herramientas de IA debido a temores sobre los derechos de autor o la seguridad de los datos.

Si vas a utilizar ChatGPT para redactar documentos, no le des información confidencial de la empresa y comprueba todo lo que diga. Suele ser mejor considerar al robot como un becario novato y comprobar dos veces todo lo que sea importante o pueda poner en peligro tu carrera profesional.

Otra preocupación a largo plazo es qué perspectivas hay para el futuro.

Que todo el mundo trabaje a la velocidad de la inteligencia artificial puede significar que haya menos trabajo para todos, sobre todo en puestos centrados en la administración. Los autónomos afirman que ya están perdiendo trabajo en favor de herramientas similares a ChatGPT.

Si algo ha demostrado este año es que la IA no va a ninguna parte. Los trabajadores que quieran mantenerse en la cima quizá sólo tengan que encontrar la manera de trabajar con ella.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.