"Naomi Campbell, ¿dónde está?": así se está viviendo la huelga de las dependientas de Inditex de La Coruña, la "más masiva" de su historia

Foto de la manifestación de las dependientas de Inditex en La Coruña.
Foto de la manifestación de las dependientas de Inditex en La Coruña.

CIG

  • Este viernes, 25 de noviembre, en pleno pico comercial por el Black Friday, ha arrancado la huelga de las dependientas de Inditex en La Coruña, la que está siendo la "más masiva" de su historia.
  • Se espera que la acción tenga un seguimiento del 95%. El movimiento ha comenzado a replicarse en Madrid y en el País Vasco. 

Al grito de "Naomi Campbell, ¿dónde está?" –en referencia a la reciente fiesta organizada por Marta Ortega en plena guerra laboral con sus trabajadores– ha arrancado la huelga de dependientas de Inditex en La Coruña, corazón de la multinacional textil, en pleno pico comercial por el Black Friday.

Se trata del primer movimiento que engloba a todas las cadenas del grupo de una provincia, en este caso, además, la sede de la empresa, y que cuenta con un apoyo "masivo", en palabras de Confederación Intersindical Gallega (CIG), sindicato convocante.

A las 9:00 de la mañana de este viernes, 25 de noviembre, más de 1.000 trabajadoras de cerca de 40 tiendas estaban llamadas a una huelga que la CIG espera que tenga un seguimiento del 95%.

Esta mañana, los movimientos han comenzado, en algunos casos, con la bajada de persianas de todos los establecimientos del grupo de centros comerciales —es el caso de As Cancelas, en Santiago de Compostela—. 

Estos cierres han incluido las tiendas Zara que, por su número alto número de empleados –muchas por encima de 100– era probable que abriesen con alguna encargada y con trabajadores temporales –el 56% de los trabajadores del grupo lo hacen bajo este tipo de contrato–. 

VIDEO

Huelga de los trabajadores de Inditex en A Coruña

A estas rutas por diferentes enclaves comerciales de toda la provincia, le está siguiendo una concentración convocada para las 12:00 de la mañana y que se está produciendo de forma simultánea en hasta 3 ciudades gallegas (La Coruña, Santiago de Compostela y Ferrol). 

Entre gritos de "Marta Ortega, escucha, no somos de segunda, somos dependientas", las "niñas" –como se llama dentro del grupo a las dependientas– explicitan un agravio comparativo que estas trabajadoras dicen sufrir con respecto a empleados de otras áreas. 

VIDEO

Manifestación trabajadores Inditex A Coruña

"Estamos encantadas y orgullosas de ser dependientes de Inditex, pero estamos hartos de la discriminación que sufrimos", relata una de estas trabajadoras a Business Insider España. 

Carmiña Naveiro, dependienta y presidenta del comité de Zara en la provincia, explica a este medio que un mozo de almacén –ubicado en la misma escala profesional– parte de un salario base de 2.011 euros, y ellas de 1.058 euros.

Apoyo masivo y movimientos en Madrid y País Vasco

Prueba del calado del movimiento se evidencia en que las movilizaciones comenzaron en el día de ayer, pese a que el movimiento oficial estaba previsto para hoy. Según fuentes sindicales, su seguimiento se elevó al 80% y ya incluyó el cierre de varios locales.

manifestación Inditex

De hecho, durante la jornada del jueves ya comenzaron a producirse piquetes informativos, en su mayoría espontáneos. Es el caso del acontecido ante las puertas del Zara de la Calle Compostela, uno de los pioneros en testar cada novedad del grupo como Zara Beauty.

Estas acciones se han ido propagando, aunque de forma más discreta, a otras ciudades españolas en lo que también supone un movimiento laboral sin precedentes en el grupo. 

Es el caso de Madrid, donde a las puertas del Zara de Plaza España, el punto comercial más importante de Inditex, se concentraron varios trabajadores de todas las cadenas convocados por la CGT.

Es el caso del País Vasco que, durante el día de hoy, también asumen una jornada de huelga que afecta a las tiendas del grupo gallego. Pero en este caso el movimiento es a nivel sectorial en el marco de una mejora del convenio del comercio textil.

La otra batalla, la sindical: así se han producido los acontecimientos

Para tratar de desactivar esta huelga, Inditex convocó para el jueves pasado una reunión. La CIG, una de las convocantes de la huelga en La Coruña, denunció que esa no sería una negociación formal, sino un encuentro a puerta cerrada con los sindicatos UGT, CCOO y la CIG. 

Naveiro alertaba: "UGT y CCOO han sido parte desmovilizadora de la primera manifestación, dijeron que no era el momento de llevarla a cabo. Esto es una lucha que parte de las propias trabajadoras. No entendemos que se nos deje fuera de algo que nos afecta directamente".

En un primer momento, Inditex no logró su objetivo con este encuentro en parte porque, como explicaba la CIG, la multinacional no había modificado "ni un ápice su oferta". La propuesta final sigue un aumento progresivo a lo largo de 3 años hasta alcanzar los casi 183 euros mes en 2024

"Se trata de una cifra muy alejada de los 440 euros que reclaman las trabajadoras y que les permitiría acercarse a las cantidades de los denominados plus de sede que reciben desde hace años compañeros de otras empresas del grupo en categorías similares", explican. 

Nueva guerra laboral en Inditex: los dependientes de todas sus tiendas de La Coruña, corazón del gigante textil, se manifestarán para exigir un "sueldo digno"

Y cuando parecía que todas las posiciones eran claras, el pasado viernes, UGT y CCOO anunciaban la firma a nivel estatal deun "acuerdo histórico" con Inditex "para compensar la pérdida de poder adquisitivo". 

Lo conseguido, sin embargó, no contó con el beneplácito de la CIG, el sindicato mayoritario en Galicia, y lo que es aún más destacable: tampoco la UGT a nivel provincial.

Tal es así que, pese a que UGT se descolgó de la huelga a nivel estatal y autonómico, sus delegadas provinciales siguen adelante, según ha hecho saber a través de una circular: "Nosotras nos debemos a la gente que nos representa y nos escoge" . 

Por qué el acuerdo de CCOO y UGT no desbloquea la situación

El acuerdo estatal contempla, "además de medidas específicas en A Coruña", la recuperación del incentivo a dependientas que se eliminó con la pandemia y que alcanzará los 1.000 euros y la apertura de una negociación "para modernizar el sistema de incentivos, con el objetivo de que sea universal, equitativo y transparente".

Para La Coruña, donde había estallado ya ese conflicto, UGT y CCOO aseguraban haber conseguido la recuperación del plus por sede para la plantilla de la provincia, que alcanzará los 3.600 euros en 2024. "Se trata de un acuerdo estratégico tanto a nivel estatal como en el ámbito de A Coruña que hace partícipe a la plantilla de la buena marcha económica de Inditex".

Fuentes sindicales vinculada a la CIG aseguran a este medio que esta misma mañana, el grupo textil, en un intento de aplacar el conflicto, se "apresuró a pagar las cantidades que negoció con CCOO y UGT a nivel estatal en base a este acuerdo".

"Las trabajadoras están indignadas porque les parece insuficiente lo acordado, pero también efectivicen ya el acuerdo sin tener en cuenta a sus representantes aquí en Galicia", explican estas fuentes.

Ante ello, la postura de las trabajadoras sigue firme: "Los empleados de las tiendas de Inditex no vamos a parar  y vamos a luchar por nuestros derechos". Todo ello anticipa un conflicto laboral sis visos de acabar. 

Otros artículos interesantes:

La otra cara de los resultados de Inditex: el aumento del nivel de inventario aprieta las tuercas de su joya logística y anticipa un cambio de modelo

Inditex encara el Black Friday más complejo: a la huelga de sus dependientes de A Coruña se le suma la protesta de Jevaso, proveedor vital del grupo

La hoja de ruta de los gigantes textiles: del nuevo rumbo de Inditex y El Corte Inglés a la ofensiva de nuevos 'players' como Uniqlo o Shein

Te recomendamos