La NASA vuelve a viajar a Venus con 2 nuevas naves espaciales: una para mapear el 'mundo infernal' y otra para sumergirse en su superficie

Una imagen compuesta de Venus de la nave espacial Magellan de la NASA y Pioneer Venus Orbiter.
Una imagen compuesta de Venus de la nave espacial Magellan de la NASA y Pioneer Venus Orbiter.

NASA

  • La NASA enviará 2 nuevas misiones a Venus entre 2028 y 2030, según ha anunciado la agencia el miércoles.
  • La misión DAVINCI+ se sumergirá en la superficie infernal de Venus, mientras que VERITAS trazará un mapa del planeta.
  • La nave espacial podría ayudar a los científicos a investigar cómo Venus se volvió tan caliente y si tiene vida.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Han pasado más de 3 décadas desde que la NASA envió por última vez una sonda a Venus.

Pero dentro de los próximos 9 años, 2 misiones de la NASA regresarán al planeta vecino más cercano, según ha anunciado el nuevo administrador de la agencia, Bill Nelson.

Nelson ha comunicado este miércoles que una misión, llamada DAVINCI+, enviará una sonda a la superficie de Venus para medir de qué está hecha su atmósfera. La otra, una misión llamada VERITAS, trazará un mapa de la superficie del planeta con un detalle sin precedentes. 

Así podría la NASA haber propagado la vida en Marte por accidente

"Estas dos misiones hermanas tienen como objetivo comprender cómo Venus se convirtió en un mundo infernal capaz de derretir el plomo en la superficie", ha explicado Nelson. "Ofrecerán a toda la comunidad científica la oportunidad de investigar un planeta en el que no hemos estado en más de 30 años".

Tanto DAVINCI + como VERITAS son los ganadores del noveno concurso del programa Discovery de la NASA, que ha financiado 20 misiones desde 1992, incluido el módulo de aterrizaje Mars Insight, que mide los terremotos en el planeta rojo.

Los otros participantes presentaron misiones a la luna de Júpiter, Io, y la luna de Neptuno, Tritón, pero no fueron seleccionados. Cada misión ganadora de Venus recibirá 500 millones de dólares (410 millones de euros) en fondos de la NASA. Se espera que las sondas se lancen entre 2028 y 2030.

Resolviendo el misterio del paisaje infernal de Venus

La superficie de Venus vista el 16 de septiembre de 2010.
La superficie de Venus vista el 16 de septiembre de 2010.

NASA

Venus es el gemelo caliente e infernal de la Tierra. Los 2 planetas son similares en tamaño, densidad y composición de superficie, pero Venus es el planeta más caliente de nuestro sistema solar. Su temperatura superficial promedio es de 880 grados Fahrenheit (471 grados Celsius).

Nelson ha comentado que las próximas misiones podrían ayudar a los científicos a descubrir qué causa las temperaturas extremas de Venus.

"Esperamos que estas misiones ayuden a comprender mejor cómo evolucionó la Tierra y por qué actualmente es habitable cuando otras en nuestro sistema solar no lo son", ha aseverado.

DAVINCI+ son las siglas de Deep Atmosphere Venus Investigation of Noble gases, Chemistry, and Imaging (Investigación de gases nobles, química e imágenes en la atmósfera profunda de Venus). Esa misión enviará una sonda a través de la atmósfera de Venus para medir qué gases y elementos están presentes en ella.

También investigará si Venus tuvo alguna vez  un océano y tomará fotografías de alta resolución de características geológicas llamadas teselas. Las teselas son para Venus como los continentes para la Tierra. Los científicos esperan discernir si Venus alguna vez ha tenido placas tectónicas como nuestro planeta.

El Gobierno anuncia la creación de una agencia espacial propia como la NASA, por sorpresa, y sin la presencia de Pedro Duque

VERITAS, mientras tanto, permanecerá en la órbita de Venus y mapeará la superficie del planeta. La misión debería producir reconstrucciones en 3D de la topografía de Venus y observaciones detalladas de los tipos de rocas que componen su superficie. Los científicos detrás de VERITAS también esperan estudiar si Venus tiene volcanes activos que podrían estar liberando vapor de agua a la atmósfera. 

Ambas misiones se producen en medio de un nuevo debate entre los astrónomos sobre si la vida es posible en Venus o por encima de ella. Aunque la atmósfera llena de dióxido de carbono del planeta parecería hacerla inhóspita para la vida, un estudio de septiembre sugirió que las nubes que rodean a Venus podrían albergar extraterrestres microbianos.

Esto se debe a que los investigadores encontraron rastros de fosfina, un gas típicamente producido por microbios en la Tierra, en los tramos superiores de las nubes de Venus. Sin embargo, un estudio de seguimiento sugirió que esos oligoelementos no eran fosfina, sino dióxido de azufre, lo que arroja dudas sobre la idea de que Venus podría ser habitable.

Estas nuevas misiones en el planeta podrían ayudar a resolver ese debate

"Es asombroso lo poco que sabemos acerca de Venus, pero los resultados combinados de estas misiones nos informarán sobre el planeta desde las nubes en su cielo, a través de los volcanes en su superficie, hasta su núcleo", asegura Tom Wagner, un científico del Programa de Descubrimiento de la NASA. "Será como si hubiéramos redescubierto el planeta".

Las lunas de Júpiter y Neptuno tendrán que esperar

Para priorizar las misiones de Venus, la NASA tuvo que prescindir de otras 2 propuestas, las cuales habrían enviado naves espaciales a las lunas del sistema solar exterior.

Io orbitando Júpiter.
Io orbitando Júpiter.

NASA

Uno de los finalistas del Discovery que la NASA que no fue seleccionado se llama Io Volcano Observer. La propuesta era enviar una nave espacial al lugar más volcánicamente activo del sistema solar: la luna de Júpiter, Io. La misión pidió que la sonda girara alrededor de Io, volando lo suficientemente cerca para estudiar sus erupciones y buscar signos de un océano de magma debajo de la superficie.

La segunda misión rechazada, llamada Trident, habría explorado la luna helada de Neptuno, Tritón. Ese mundo de hielo tiene una atmósfera que puede crear nieve, y las columnas de agua también pueden estallar a través de su superficie desde un océano interior profundo. En un sobrevuelo, Trident habría buscado signos de tal océano, que potencialmente podría albergar vida.

A computer generated montage shows Neptune as it would appear from a spacecraft approaching Triton, Neptune's largest moon.
A computer generated montage shows Neptune as it would appear from a spacecraft approaching Triton, Neptune's largest moon.

NASA

Este no es necesariamente el final de esos conceptos de misión, pero los investigadores detrás de ellos tendrán que esperar unos años antes de poder volver a enviar propuestas al programa Discovery.

En una sesión de preguntas y respuestas después del anuncio, Thomas Zurbuchen, administrador asociado de ciencia de la NASA, dijo que las 2 misiones Venus habían pasado por el proceso Discovery antes sin ser seleccionadas, y que sus propuestas eran más sólidas debido a eso, según Jeff Foust de SpaceNews.

"Esas son las mejores misiones. Por eso las seleccionamos", ha concluido Zurbuchen.

LEER TAMBIÉN: Así podría la NASA haber propagado la vida en Marte por accidente

LEER TAMBIÉN: El Gobierno anuncia la creación de una agencia espacial propia como la NASA, por sorpresa, y sin la presencia de Pedro Duque

LEER TAMBIÉN: Una señal de radio proveniente de Venus, el nuevo hallazgo de la sonda solar Parker de la NASA que ha resultado muy familiar a los astrónomos

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020