Pasar al contenido principal

Los contadores de calorías de las cintas de correr y de las máquinas elípticas no son tan exactas como podrías pensar

  • Recientes investigaciones demuestran que las máquinas elípticas pueden errar en el número de calorías quemadas en una sesión de entrenamiento de 30 minutos en más de 100 calorías. Otras máquinas también inflan los números. 
  • Calcular el número exacto de las calorías quemadas requiere medir la energía que gastan las células individuales en el cuerpo humano, lo que ninguna máquina de tu gimnasio es capaz de hacer.
  • Las bicicletas estáticas suelen tener lecturas más precisas, seguidas de las cintas de correr y las elípticas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Las investigaciones demuestran que las elípticas pueden sobreestimar el número de calorías quemadas en una sesión de entrenamiento de 30 minutos en más de 100 calorías. Otras máquinas pueden tener números igualmente inflados.
Calcular el número exacto de calorías quemadas requiere medir la energía gastada por las células individuales en el cuerpo humano, lo que ninguna máquina de gimnasia puede hacer.
Las bicicletas estacionarias suelen tener las lecturas más precisas, seguidas de escaladoras, cintas de correr y elípticas.

Narrador: Tenemos malas noticias: podrías estar quemando menos calorías en el gimnasio de lo que piensas. En un estudio publicado en 2018, los investigadores encontraron que algunas elípticas sobreestiman las calorías quemadas hasta en 130 calorías por 30 minutos de ejercicio. Para ponerlo en perspectiva, si comieras 130 calorías extra de comida cada día, ¡engordarías más de una libra cada mes o 13,5 libras al año! Y resulta que las elípticas no son las únicas máquinas con contadores de calorías imprecisos. 

Mikael Mattsson: Cuando hablamos de cálculos exactos, se quedan muy atrás. Están tan mal que no se puede usar esa información. Lo que significa que esa cantidad puede estar un 50% por debajo de la realidad.

Narrador: Para algunos, contar las calorías no es lo importante. Están en esto por los otros beneficios que les ofrece el ejercicio. Pero para casi el 50% de los estadounidenses que en algún momento han tratado de perder peso, realmente importa. Esto se debe a que la investigación sugiere que las personas podrían comer más cuando piensan que están quemando más calorías. 

Leer más: Este es el ejercicio más adecuado para cada franja de edad, según la ciencia

Mikael Mattsson: Los participantes en el estudio que tenían pulseras de actividad, dispositivos FitBit observaron que en realidad no perdieron tanto peso como las personas que no tenían nada, y una razón es que fueron sobreestimadas en términos de gasto energético.  Así que, se permitieron comer más y por lo tanto no perdieron tanto peso. 

Narrador: La fórmula para perder peso puede parecer simple: quemar más calorías de las que se consume. Pero en realidad, medir las calorías no lo es, al menos, en la típica máquina de ejercicios. 

Mikael Mattsson: La razón por la que es tan difícil corregir el cálculo de las calorías es que no se mide realmente el recuento de las calorías. Así que, para lograrlo, necesitas medir todas las células de tu cuerpo y ver cuánta energía están usando. Y, obviamente, no puedes hacer eso. Así que, en vez de eso, tratas de usar todos los gadgets que necesarios. Puedes medir la distancia que a la que viajas, o medir tu ritmo cardíaco o podrías medir algo más. La potencia de salida en la elíptica, por ejemplo. 

Narrador: Según Mattsson, se reduce en gran medida a lo bien que cada dispositivo calcule el “rendimiento de trabajo” que es un indicador relativamente fiable de las calorías, y…

Mikael Mattsson: Cuanto más compleja sea una máquina, una StairMaster y una elíptica es más compleja que una bicicleta, menos precisa será la potencia de salida.

Narrador: Para un estudio, los investigadores compararon las lecturas de las calorías de las elípticas, escaleras, bicicletas estáticas y las cintas de correr. El recuento de calorías en las elípticas se redujo en un 43%. Mientras que el otro equipo tenía un margen de error notable pero menor. Introducir el peso antes de hacer ejercicio es una forma sencilla de aumentar la precisión. Esto se debe a que los diferentes cuerpos queman calorías a ritmos diferentes, incluso si están haciendo la misma actividad. Pero incluso si lo hace, todavía hay mucho margen de error. Por ejemplo, es posible que la máquina no esté bien calibrada. 

Mikael Mattsson: La potencia de salida debe ser calibrada con más frecuencia que la mayoría de los gimnasios de hoy en día. Si la cinta de correr te dice que estás haciendo 6 kilómetros cuando en realidad has corrido 5, entonces obviamente el recuento de calorías estará fuera de lugar. Lo mismo ocurre con los demás equipos. 

Narrador: ¿Y qué pasa con el uso de los monitores de frecuencia cardíaca?  ¿Son realmente mejores? En realidad no, en un estudio publicado en 2017, Mattsson probó los contadores de calorías de varios monitores de muñeca. El más exacto fue una media del 20%. ¿Y la menos precisa? Fue un sorprendente 93%, lo que puede traducirse en cientos de calorías. Y esos monitores de frecuencia cardíaca incorporados en las máquinas de ejercicio del gimnasio podrían ser incluso peores, dice. 

Eso no quiere decir que debas ignorar por completo los contadores de calorías. Pueden ser útiles para medir tu progreso, si eres un asiduo de la misma máquina del gimnasio. Pero, a menos que estés montando una bicicleta estática bien calibrada, es poco probable que obtengas un cálculo preciso. 

Y además