Food Compass: el nuevo sistema de etiquetado que clasifica los alimentos del más saludable al peor

mujer comprando en el supermercado productos procesados
Reuters/ BAD HONNEF
  • Food Compass es un nuevo sistema de perfiles de nutrientes que clasifica los alimentos del más saludables al peor en función de 9 factores.
  • Según estos parámetros los productos se valoran del 1 (menos sano) al 100 (más sano).
  • Bajo este sistema las frutas logran un 100, la carne de vacuno obtiene un 24,9 de media y cereales y platos listos para consumir un 1.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comer de manera sana a veces no es tan sencillo como parece. Ni siquiera saber qué es saludable y qué no.

Como ejemplo, la diversidad existente de etiquetados destinados a clasificar la calidad de los productos. Algunos incluso con bastante polémica.

"Una vez que se va más allá de 'comer sus verduras y evitar los refrescos', el público está bastante confundido acerca de cómo identificar opciones más saludables en el supermercados, la cafetería y el restaurante", afirma Dariush Mozaffarian, profesor de nutrición y medicina y creador principal de una nueva herramienta destinada a ayudar a que esta elección sea más fácil.

Mozaffarian y su equipo de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de Nutrición en Tufts (EEUU) han desarrollado Food Compass, un nuevo sistema de perfiles de nutrientes que clasifica los alimentos en función de su salubridad utilizando una amplia gama de factores.

Para su desarrollo el equipo de investigadores lo probó utilizando una base de datos detallada de 8.032 alimentos y bebidas consumidos habitualmente por los estadounidenses

Uno de los elementos más novedosos, según los autores, es que a diferencia de otros etiquetados Food Compass no solo se centra en factores nocivos, (como el grado de procesamiento), también considera igualmente los factores beneficiosos para la salud.

Las características del sistema fueron presentadas en un artículo reciente en Nature Food.  

Cómo funciona Food Compass

El nuevo etiquetado de alimentos clasifica 54 atributos en 9 dominios relevantes para la salud: 

  • densidad de nutrientes
  •  vitaminas
  • minerales
  •  ingredientes alimentarios
  •  aditivos
  • procesamiento
  • lípidos específicos
  • fibra y proteína
  •  fitoquímicos

Las características y dominios se seleccionaron en función de los atributos nutricionales vinculados hasta ahora a las principales enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes, los problemas cardiovasculares y el cáncer. 

Teniendo todos estos parámetros en cuenta, el sistema es capaz de clasificar alimentos, bebidas e incluso platos combinados donde aparezcan varios tipos de alimentos o comidas. 

En función de estos, las puntuaciones totales que pueden obtener los productos van del 1 (menos saludable) al 100 (más saludable).

 compra en supermercado
Reuters/Charles Platiau

Según el criterio de los creadores aquellos alimentos con una puntuación de 70 o superior tendrían que incluirse de manera habitual en la dieta.

Los alimentos y bebidas con una puntuación entre 31 a 69 deberían consumirse con moderación. Cualquier producto con una puntuación menor de 30 o debería consumirse muy ocasionalmente.

Como es de esperar la categoría que obtuvo puntuaciones más bajas (16,4 de media) fueron snacks y postres dulces.

La categoría de puntuación más baja fue la de snacks, procesados y postres dulces (puntuación media de 16,4). La pizza congelada obtuvo 25 puntos y ciertos cereales un 19. 

Mientras que las mayores puntuaciones fueron para frutas y verduras.

Casi todas las frutas crudas recibieron un 100, sin embargo en zumo descendieron hasta el 67. Legumbres, frutos secos y semillas obtuvieron una media de 78,6.

En cuanto a los derivados animales, este sistema valoró la carne de vacuno con un 24,9 de media, las aves de corral con un 42,67 y los mariscos en 67.

Food Compass se diseñó para que estos factores, y con ellos la puntuación puedan evolucionar en función de la evidencia futura y consideraciones de sostenibilidad, enfatizan los autores en nota de prensa.

Sin embargo, "no tiene en cuenta la individualización de las dietas de las personas ”, como puntualiza en Healthline Lauri Wright, doctora y profesora asistente de salud pública en la Universidad del Sur de Florida (EEUU).

Por lo que si bien puede servir como una guía sencilla para orientar el consumo hacia alimentos más sanos, deben tenerse en cuenta objetivos de la alimentación, como estar a dieta o requisitos de alimentación determinados de una afección.

El estudio es parte del proyecto Food-PRICE (Policy Review and Intervention Cost-Effectiveness), una colaboración de investigación financiada por los Institutos Nacionales de Salud de EEUU. Fue apoyada por Danone y el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los Institutos Nacionales de Salud.

Otros artículos interesantes:

7 alimentos 'sanos' en Nutri-Score que los nutricionistas desaconsejan

6 consejos que te ayudarán a comer sano cuando tus obligaciones no te dejan tiempo para ello

9 formas sencillas de integrar las verduras en tu dieta para comer más sano

Te recomendamos

Y además