Pasar al contenido principal

La OMS advierte acerca de los peligros del "nacionalismo de vacunas" e insta a los países más ricos a compartir las herramientas para combatir el coronavirus

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud.
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud. Reuters

  • La OMS ha advertido contra el "nacionalismo de la vacuna", y ha instado a los países más ricos a no guardarse los tratamientos contra el COVID-19 para sí mismos.
  • De lo contrario, no podrán contar con ser seguros, ya que las naciones más pobres seguirán estando expuestas, según ha recogido The Guardian.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido contra el "nacionalismo de la vacuna", y ha instado a los países más ricos a no guardarse los tratamientos contra el COVID-19 para sí mismos.

De lo contrario, no podrán contar con ser seguros, ya que las naciones más pobres seguirán estando expuestas, según ha recogido The Guardian.

El total de casos mundiales de COVID-19 superó los 19 millones este jueves.

En este sentido, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se ha alzado contra cualquier “nacionalismo” en materia de vacunas y ha abogado porque se compartan las herramientas para combatir el coronavirus.

Leer más: No, no hay evidencia de que el transporte público sea un foco de contagio del virus: aquí tienes por qué

“El nacionalismo de vacunas no es bueno. Esto no va a ayudarnos”, ha declarado desde Ginebra durante el Foro de Seguridad de Aspen en los Estados Unidos —3 días de debate que este año se celebran telemáticamente—.

De la misma manera, ha instado a un consenso mundial para que cualquier remedio sea un bien público común.

"Para que el mundo se recupere más rápido, tiene que recuperarse conjuntamente porque es un mundo globalizado: las economías están entrelazadas. Una parte del mundo o unos pocos países no pueden ser un refugio seguro", ha añadido.

Asimismo ha recalcado que las consecuencias del COVID-19 podrían ser menores cuando los países que tengan la financiación se comprometan con ello.

Actualmente existen 6 ensayos de vacunas en fase 3 —la última etapa que es necesario superar antes de su fabricación a gran escala—. 

Leer más: Bill Gates advierte que el impacto del cambio climático será peor que el coronavirus

De las 6 vacunas, 3 se desarrollan en China y las otras se estudian en los laboratorios de las farmacéuticas estadounidenses Pfizer y Moderna y de la británica AstraZeneca.

Así, varios países se apresuran por encontrar una solución que acabe con la pandemia.

En este sentido, Tedros Adhanom Ghebreyesus ha expresado la necesidad de que los países más ricos se comprometan políticamente para garantizar que cualquier tratamiento se distribuya de manera equitativa en todo el mundo.

Del mismo modo, el co-fundador de Microsoft, Bill Gates, ha pedido a Estados Unidos que tenga una visión más global en cuanto a la pandemia del coronavirus, ya que a pesar de ser el país líder en investigación para crear una vacuna, únicamente están cuidando de sí mismos.

Así, Gates ha pedido a algunos congresistas que consideren añadir 8.000 millones de dólares (6.750 millones de euros) al proyecto de ley de ayuda económica que se está debatiendo para ayudar así a países menos desarrollados a comprar una vacuna y detener la propagación del COVID-19.

"Intentamos asegurarnos de que podemos acabar con el virus en todos los países, no solo en los ricos", dijo Gates este martes en una entrevista con Bloomberg.

Y además