Pasar al contenido principal

Bill Gates pide a Estados Unidos que ayude a países más pobres a conseguir vacunas para el coronavirus

Bill Gates estima que solo en el mejor de los escenarios se podría tener una vacuna contra el coronavirus a finales de año
Arnd Wiegmann/ Reuters

  • El co-fundador de Microsoft, Bill Gates, ha pedido personalmente a varios congresistas una ayuda de 8.000 millones de dólares (6.750 millones de euros) para ayudar a los países más pobres a comprar vacunas.
  • La fundación de Bill y Melinda Gates ya se ha comprometido a donar 100 millones de dólares (92,4 millones de euros) para combatir el brote.
  • De momento, hay 100 vacunas en desarrollo, de las cuales 20 se están probando en humanos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El co-fundador de Microsoft, Bill Gates, ha pedido a Estados Unidos que tenga una visión más global en cuanto a la pandemia del coronavirus, ya que a pesar de ser el país líder en investigación para crear una vacuna, solamente están cuidando de sí mismos.

Según recoge Bloomberg, el mismo Gates habría pedido a algunos congresistas que consideren añadir 8.000 millones de dólares (6.750 millones de euros) al proyecto de ley de ayuda económica que se está debatiendo para ayudar así a países menos desarrollados a comprar una vacuna y detener la propagación de la COVID-19.

"Intentamos asegurarnos de que podemos acabar con el virus en todos los países, no solo en los ricos", dijo Gates este martes en una entrevista con Bloomberg.

Leer más: El coronavirus está matando a los jóvenes de los países en desarrollo a un ritmo sin precedentes

La Fundación de Bill y Melinda Gates se ha comprometido a donar 100 millones de dólares (92,4 millones de euros) para combatir el brote, incluida la financiación para el personal en primera línea, esfuerzos de prevención y tratamiento. De esa cantidad, una gran parte está reservada para el desarrollo de vacunas. 

De momento, hay más de 100 vacunas en desarrollo, de las cuales 20 ya están probándose en humanos. Moderna, por ejemplo, comenzará a finales de julio la etapa final de los ensayos y la fase 3 incluirá a 30.000 voluntarios: la mitad recibirá la vacuna y la otra mitad un placebo. 

Antes incluso podría llegar la vacuna que está desarrollando la Universidad de Oxford con el gigante farmacéutico Astra Zeneca. Los investigadores acaban de presentar los resultados preliminares de la primera fase, que demuestran que su vacuna induce una respuesta inmune y han asegurado que podrían tenerla lista antes de finales de año. 

Por último, la compañía farmacéutica Pfizer está apoyando la vacuna de ARN mensajero de la biotecnológica alemana BioNTech, que tiene previsto iniciar la fase 3 este verano.

Leer más: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

En este contexto de competición por ver quien saca antes la primera vacuna, a Gates le asusta el “nacionalismo de las vacunas” en el que un país prioriza la producción y el almacenamiento de vacunas para uso nacional.

“La innovación en diagnósticos, terapias y vacunas nos sacará de esto para finales de 2021”, declaró Gates a Bloomberg. “El verdadero fin llega cuando entre la infección natural y una vacuna tengamos inmunidad colectiva”.

Hasta ahora, 18,5 millones de personas se han infectado y 700.000 han fallecido a causa del coronavirus.

Y además