Pasar al contenido principal

Los anticuerpos podrían empezar a desaparecer en semanas, según un nuevo estudio que pone fin a las esperanzas de alcanzar la inmunidad de rebaño

Coronavirus immunity can start to fade away within weeks according to a new study which puts a 'nail in the coffin' in the idea of herd immunity

  • La inmunidad del coronavirus comienza a desvanecerse pocas semanas después de que las personas muestran síntomas, según un nuevo estudio realizado por científicos de Reino Unido.
  • La investigación del King's College de Londres encontró que la presencia de anticuerpos alcanzaba su punto máximo tres semanas después de la aparición de los síntomas, antes de desaparecer.
  • En algunos casos, los anticuerpos eran indetectables tres meses después.
  • El descubrimiento sigue a un estudio español de la semana pasada que también mostró que la protección de los anticuerpos disminuyó rápidamente en muchos pacientes.
  • Uno de los autores del estudio británico dice que termina con "el peligroso concepto de la inmunidad de la manada".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La inmunidad al coronavirus puede desaparecer en cuestión de meses para muchos pacientes, según un nuevo e importante estudio de Reino Unido que encontró que los anticuerpos alcanzaban su máximo nivel tres semanas después de la aparición de los síntomas, antes de empezar a desaparecer gradualmente.

En algunos pacientes no se detectaron anticuerpos después de unos pocos meses, lo que hace dudar de la posibilidad de una vacuna duradera.

El estudio, que fue llevado a cabo por científicos del King's College de Londres y que fue publicado por primera vez en The Guardian, termina con "el peligroso concepto de la inmunidad de la manada", según uno de sus autores.

El estudio se basó en las respuestas de anticuerpos de 90 pacientes y profesionales sanitarios del NHS Foundation Trust. Demostró que el 60% de los examinados tenían anticuerpos "potentes" mientras luchaban contra COVID-19, pero solo el 17% mantenía el mismo nivel de potencia tres meses después.

La potencia de los anticuerpos disminuyó hasta 23 veces durante los tres meses, según el estudio, y en algunos casos eran indetectables al final de ese período de tiempo.

El estudio, que aún no ha sido revisado por pares, encontró que los anticuerpos eran más potentes y duraban más tiempo en los pacientes con los casos más graves del virus COVID-19.

Leer más: Qué pasa si no se encuentra una vacuna o un tratamiento eficaz contra el COVID-19: todos los escenarios posibles del desenlace de la pandemia 

Sin embargo, los hallazgos sugieren que, al igual que un resfriado común, el coronavirus puede reinfectar a las personas, incluso si desarrollaron anticuerpos durante su primera infección.

Es el último estudio que vierte agua fría sobre la llamada inmunidad de manada o de rebaño, la teoría de que una población se volverá inmune al virus si al menos el 60% de las personas se contagian.

Un estudio similar en España, que se publicó la semana pasada, encontró que solo el 5% de las personas analizadas mantenían anticuerpos contra el coronavirus. El 14% de las personas que dieron positivo en la primera ronda de pruebas no dieron positivo en las pruebas posteriores realizadas semanas después.

Dos de los autores del estudio español, Isabella Eckerle y Benjamin Meyer, señalan: "A la luz de estos hallazgos, cualquier estrategia propuesta para lograr la inmunidad de rebaño a través de la infección natural no solo es muy poco ético, sino también inalcanzable".

Los autores del nuevo estudio de Reino Unido llegaron a conclusiones similares.

Uno de los autores del estudio del Reino Unido, el profesor Stuart Neil, asegura que el estudio muestra que cualquier inmunidad generada "no dura mucho tiempo".

"Una cosa que sabemos sobre estos coronavirus es que la gente puede reinfectarse con bastante frecuencia", dice. "Lo que eso debe significar es que la inmunidad protectora que la gente genera no dura mucho tiempo. Parece que el Sars-Cov-2, el virus que causa el Covid-19, podría estar cayendo en ese patrón también."

Leer más: Por qué el estilo de vida actual atraerá más pandemias como la del COVID-19

El estudio termina con "el peligroso concepto de la inmunidad de rebaño", señala el profesor Jonathan Heeney, virólogo de la Universidad de Cambridge, y añade que tratar de infectarse deliberadamente en nombre de la inmunidad de rebaño crea el riesgo de graves daños a la salud en el futuro.

"No puedo subrayar lo importante que es que el público entienda que infectarse por este virus no es algo bueno. Algunos de los ciudadanos, especialmente los jóvenes, se han vuelto un tanto arrogantes respecto a infectarse, pensando que contribuirían a la inmunidad de grupo", explica.

"No solo se pondrán en riesgo a sí mismos y a otros al infectarse y perder la inmunidad, sino que incluso pueden ponerse en mayor riesgo de padecer una enfermedad pulmonar más grave si se infectan de nuevo en los próximos años", añade.

Sin embargo, el profesor Arne Akbar, inmunólogo de la UCL, dice a The Guardian que las células T, que se producen para combatir los resfriados comunes, podrían ayudar a complementar la protección producida por los anticuerpos, lo que significa que la inmunidad podría durar más tiempo del que sugiere el estudio.

Leer más: 7 datos cruciales que debes conocer sobre la propagación asintomática

Los hallazgos sugieren que una vacuna no será suficiente


STEVE PARSONS/POOL/AFP via Getty Images

Katie Doores del King's College London, la autora principal del estudio del Reino Unido, dice que los hallazgos podrían ser una señal de que cualquier vacuna futura para el coronavirus tendría que ser administrada regularmente para que las personas mantengan la inmunidad.

"Las personas están produciendo una respuesta razonable de anticuerpos contra el virus, pero está disminuyendo en un corto período de tiempo y dependiendo de lo alto que sea su pico, eso determina cuánto tiempo permanecen los anticuerpos", señala.

"La infección tiende a dar el mejor escenario para una respuesta de anticuerpos, así que si la infección está dando niveles de anticuerpos que disminuyen en dos o tres meses, la vacuna hará potencialmente lo mismo", exploca. "Las personas pueden necesitar un refuerzo y una inyección podría no ser suficiente".

Leer más:  3 pruebas de detección para saber si has pasado el COVID-19 y ninguna de ellas asegura que seas inmune ante el coronavirus

En una entrevista con Sky News publicada por The Guardian, el profesor Robin Shattock del Imperial College de Londres explica que aunque la reinfección sería probablemente "menos severa" debido a que las personas conservan la "memoria inmunológica", el riesgo de que transmitan el virus significaba que probablemente tendrían que recibir refuerzos de la vacuna de forma regular.

"En última instancia, esto puede requerir el uso de vacunas de refuerzo anuales, en particular para los más vulnerables. Esto podría hacerse junto con las inmunizaciones anuales contra la gripe", reflexiona.

El gobierno de Boris Johnson ha negado haber intentado en un principio seguir una estrategia de inmunidad colectiva antes de que se le advirtiera de que provocaría la muerte de cientos de miles de personas.

El mes pasado, un ministro de salud italiano aseguró que Johnson reveló su intención de buscar la inmunidad de rebaño en una llamada telefónica con el primer ministro italiano Giuseppe Conte el 13 de marzo, poco más de una semana antes de que Reino Unido entrara en confinamiento. 

El mismo día, Patrick Vallance, el asesor científico del gobierno británico, dijo que creía que Reino Unido sería capaz de lograr la inmunidad de la manada.

Y además