Pasar al contenido principal

Los expertos estiman que el oro "nuevo" podría acabarse en tan solo 20 años: estas son las razones por las que cada vez será más caro

  • El oro es un metal precioso relativamente raro, y ya se han extraído 190.000 toneladas de él en la Tierra.
  • Su apariencia única y amarillenta brillante lo distingue de otros útiles metales preciosos. Es ampliamente utilizado, porque no se corroe ni se oxida, y es un material perfecto para conducir la electricidad.
  • Si las actuales tasas mundiales de explotación minera continúan con este ritmo, podríamos quedarnos sin oro nuevo en sólo 20 años. 
  • Descubre más historias de Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: El oro es la brillante encarnación de la riqueza. No solo se utiliza para fabricar productos caros, sino que también se utiliza para añadir un toque extra a los artículos de lujo, desde smartphones hasta supe deportivo, e incluso filetes de res. Pero otros metales que son mas raros que el oro son mucho más baratos. Entonces, ¿por qué el oro es tan caro?

Los científicos creen que el oro llegó a la Tierra después de que la colisión de dos estrellas de neutrones en el espacio forjara átomos de oro juntos en los meteoritos que se estrellaron contra la Tierra hace unos 3.900 millones de años. Durante millones de años, el núcleo caliente y burbujeante de la Tierra forzó la formación de pepitas de oro en la superficie. Se han encontrado vetas de oro en cuevas paleolíticas que se calcula que datan de hace unos 40.000 años, lo que constituye el primer caso conocido de contacto humano con el material. ¿Pero qué es exactamente el oro?

El oro es un metal relativamente raro con mucha versatilidad. Es altamente maleable, lo que significa que puede deformarse o cambiar su aspecto sin fracturar el material. Pero lo que lo distingue de otros metales preciosos es su aspecto amarillento brillante totalmente único. Estas propiedades le dan al oro muchos usos prácticos y superficiales en la Tierra.

Alistair Hewitt: Si eres una novia, el oro es la encarnación perfecta del amor y la emoción. Si eres un inversor, el oro es una excelente herramienta de diversificación de la cartera. A la gente le gusta saber que tienen un elemento de riqueza que pueden sentir. Normalmente, tiene un buen aspecto, tiene un diseño maravilloso y eso le agrega un grado de emoción a la inversión. Y si eres un fabricante o si eres alguien que fabrica smartphones o tabletas, el oro es un elemento con el símbolo Au, y el número atómico 79, considerado el más nombre de todos los metales nobles. Es un material perfecto para conducir la electricidad. Y no se corroe, no se oxida. Así que es genial tenerlo en tu producto.

Narrador: Durante muchos siglos, civilizaciones de todo el mundo se han enamorado de este hermoso metal, como los antiguos egipcios. No sólo lo usaban como moneda, sino que también se enterraban en oro, creyendo que era la carne de los dioses. De hecho, el faraón Tutankamón fue enterrado en tres ataúdes envueltos en oro, el más profundo de los cuales estaba hecho de láminas de pan de oro puro, que ahora valdría más de un millón de dólares. 

Leer más: El oro puede ser una alternativa de ahorro para la jubilación, si tienes 40.000 euros para comprar un lingote

En 1792, el Congreso de Estados Unidos, aprobó la Ley de la Moneda, que estableció un precio fijo de oro a dólares estadounidenses. Durante el siguiente siglo, la minería de oro capturó la imaginación de la gente, durante la gran fiebre del oro de Estados Unidos. La primera fue en 1799, después de que Conrad Reed, de 12 años, descubriera una enorme pepita de oro de 17 libras en la granja de su familia en Carolina del Norte. Cincuenta años después, en 1849, decenas de miles de buscadores, conocidos como los 49ers, corrieron hasta San Francisco en busca de riquezas, dando nombre a la franquicia futbolística San Francisco 49ers.

Esta fiebre del oro anunció el comienzo de la minería moderna del oro. A pesar de que los humanos han extraído el oro durante milenios, la complejidad de este proceso no ha cambiado. 

Hewitt: La minería es tan desafiante y difícil como lo ha sido antes. Lo que ha cambiado, probablemente, es la intensidad de la mano de obra en algunas minas, ya que la gente ha utilizado cada vez más la tecnología. Pero algunos delos desafíos no están necesariamente relacionados con la producción minera. Podrían estar más relacionados con los entornos en los que se está operando. Y están las licencias que la gente necesita para trabajarlo, ya sea una licencia formal de un gobierno o una licencia social de alguna comunidad local. Quiero decir, estos son todavía desafíos que las compañías mineras necesitan operar y trabajar a su manera. Y eso contribuye a la complejidad de la producción minera actual, probablemente tanto como se hiciera hace muchos, muchos años.

Narrador: Identificar las minas de oro es una tarea de enormes proporciones. Los geólogos, químicos e ingenieros pueden tardar hasta 10 años en examinar un terreno potencial. E incluso, entonces, la probabilidad de que una mina se convierta en una mina de oro productiva es inferior al 0,1%. Solo el 10% de estos sitios contienen suficiente oro como para justificar un mayor desarrollo.

Pero en la superficie, el oro está por todas partes. En nuestros dedos, alrededor de nuestros cuellos, e incluso en nuestras bocas. El oro se utiliza en medicina, en arquitectura y en casi todos los componentes electrónicos. Incluso lanzamos oro otra vez al universo del que una vez vino, no solo como un componente en el que confiar para montar los circuitos de las naves espaciales, sino también en el revestimiento del interior de los trajes de los astronautas para protegerlos del agresivo calor del sol y de la luz ultravioleta. Con todo esto en mente, podría sorprenderte cuán poco oro hay realmente aquí en la Tierra. Si se fundiera todo el stock de oro sobre la superficie del mundo, alrededor de 190.000 toneladas de oro, se formaría un cubo de 72 pies. Sin embargo, si esto se dividiera a partes iguales entre cada persona en la Tierra, cada uno de nosotros tendría, aproximadamente, una onza de oro puro de 24 quilates. Entonces, ¿cómo se divide toda esta cantidad en las diferentes industrias?

Hewitt: Si echamos un vistazo a las 190.000 toneladas de oro que hay en la superficie, la mayor parte se encuentra en las joyas. Alrededor del 50% de la cantidad está en la joyería. El siguiente nivel inferior, que es el de la inversión privada. Por lo tanto, podría tratarse de personas que posean lingotes o monedas o, de hecho, de personas que posea una parte en un fondo cotizando en bolsa. Y luego están los bancos centrales. Los bancos centrales representan alrededor del 17% de ese stock de oro, es decir, un volumen muy significativo. Y luego el elemento final, alrededor del 13%-14% estaría en la tecnología o la odontología.

Narrador: ¿Es el futuro del oro tan brillante como su superficie? Los nuevos yacimientos de oro son cada vez más difíciles de localizar y tratar. Los geólogos han estimado que solo quedan 55 toneladas enterradas en la corteza terrestre. Lo que significa que, si las tasas actuales de la minería mundial se mantienen, podríamos quedarnos sin oro “nuevo” en tan solo 20 años. Por lo tanto, a medida que la minería del oro continúa disminuyendo y los costes asociados con la minería aumentan para hacer frente al desafío de la extracción, el oro podría volverse aún más caro.

Y además