Pasar al contenido principal

Dejé de mandar mensajes de texto durante una semana y fue mucho más difícil de lo que imaginé al principio

  • Dejé de mandar mensajes de texto durante una semana y fue mucho más difícil de lo que me imaginé al principio.
  • No usé Facebook Messenger, directos de Instagram, WhatsApp, Google hangouts o mensajes de Twitter.
  • Quería ver qué pasaría si sustiuía los mensajes de texto por llamadas telefónicas.

Alyssa Pagano: durante el pasado fin de semana envié unos 128 mensajes de texto y recibí 153. Usamos mucho los mensajes para hacer planes o para consultas rápidas. Y de alguna manera, parece que en realidad nos consumen más tiempo, y eso es un gran paso atrás en la comunicación. Sabes, me quedo parada en mitad de la cocina, escribo, y espero las respuestas, cuando podría haber hecho una llamada telefónica rápida y dejarlo todo claro en una sola conversación.

Otro problema que tengo con los mensajes de texto es que siento es que provocan problemas de comunicación. Cuando le envías mensajes de texto a alguien, el receptor no siempre puede oír tu tono de voz. O si lo haces demasiado rápido, es posible que no puntúes correctamente y que se pueda malinterpretar el significado.

Así que he decidido que voy a intentar dejar de enviar mensajes de texto durante toda una semana, Tampoco voy a usar Facebook Messenger, mensajes directos de Instagram, WhatsApp o algún otro tipo de sistema de mensajería. Voy a usar Slack en mi ordenador por que lo necesito para trabajar, pero no lo voy a usar en mi teléfono, Así que, cada vez que alguien me mande un mensaje, lo llamaré si necesito responder. El objetivo es eliminar esas rápidas conversaciones que se producen a través de las plataformas de mensajería y las sustituiré por conversaciones reales, lo que ni siquiera suena como si fuera demasiado difícil, pero ya he recibido un mensaje de texto mientras hacía esta entrevista.

Este es mi tercer día sin enviar mensajes de texto, y creo que ya he hablado con seis de mis amigos por teléfono.

¿Estás en el trabajo?

El buzón de voz está lleno

¿Puedo llamarte más tarde?

Um

De acuerdo, adiós.

¡Ya puedo volver a escribir mensajes! Ha pasado una semana entera, y me ha resultado realmente difícil y bastante incómodo. He acabado pasando mucho tiempo al teléfono, lo que fue agradable en algunas ocasiones, pero también un poco molesto.

Leer más: Con este truco podrás aprender a encriptar mensajes como lo hacía Julio Verne. 

Hay una expectativa que es difícil de ignorar. Cuando alguien te envía un mensaje de texto, espera a que le respondas dentro de un razonable tiempo, y yo no podía hacerlo. Así que acabé teniendo una lista en el teléfono de las personas que me enviaban mensajes de texto y, al final del día, los llamaba.

Recuérdame que llame a Adam a las 7 p.m.

Teléfono: Vale, te lo recordaré.

Pagano: Y entonces, como decía, eso significó que una parte de mi tarde acabo siendo yo haciendo un montón de llamadas telefónicas solo para respondes a los mensajes de texto de la gente.

Teléfono: La llamada ha sido desviada a un sistema automático de mensajes de voz.

Pagano: Hola Eliza, soy Alyssa. Solo llamo para responderte a tu mensaje de texto. De hecho, a mi también me apetece mucho pasar el fin de semana contigo. Una persona con la que nunca había hablado por teléfono en mi vida. Nunca hemos tenido una conversación telefónica, así que es algo nuevo.

Persona al teléfono: Eso da un poco de miedo.

Pagano: Sí, sí, sí.

Algunos de mis amigos respondieron de manera muy diferente. Como, los amigos que veo habitualmente y con los que me comunico todo el tiempo acabaron molestándose un poco, porque eso les incomodaba y tenían que esperar más tiempo a que yo respondiera una pregunta. Pero entonces, los amigos a los que no suelo ver mucho o con los que no hablo mucho, se sintieron bastante emocionados. Realmente les gustó. Terminé poniéndome al día con algunas personas que tal vez sólo me hacían una pregunta, y acabé teniendo una agradable charla con ellos.

Creo que los mensajes de texto pueden ser más adecuadas para ciertas cosas, pero llamar a las personas es agradable a veces. Y, a veces, hace que los planes se concreten más rápido. Así que, esta semana sin enviar mensajes de texto me ha hecho distinguir entre cuándo usar los mensajes y cuándo usar el teléfono. Creo que enviar mensajes de texto funciona mejor para algunas cosas, y las llamadas funcionan mejor para otras. Pero no quiero que los mensajes de texto sean la primera opción.

Teléfono: Dos, cero, no está disponible. El buzón está lleno y no puede aceptar ningún mensaje en este momento, adiós.

Pagano: Adiós.

Te puede interesar