El pasaporte de vacunación no sería una medida fiable, según Margarita del Val

Margarita del Val
CSIC
  • La viróloga recuerda que no hay evidencias científicas de que la vacuna contra el coronavirus frene la transmisión de la enfermedad, además de proteger a los que la reciban.
  • Quedan muchas incógnitas por despejar para el funcionamiento del pasaporte de vacunación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con el avance de las campañas de inmunización, las principales potencias del mundo ya sueñan con reactivar cuanto antes los viajes internacionales para garantizar la vuelta del turismo en 2021. La creación de los pasaportes de vacunación se ha convertido en una de las grandes esperanzas del sector, sin embargo la comunidad científica se muestra cautelosa.

La reputada viróloga Margarita del Val ha sido una de las que han frenado la euforia. La investigadora del CSIC ha advertido de que las actuales vacunas del coronavirus permiten proteger a los ciudadanos que han recibido las inyecciones, pero que no hay evidencias que demuestren que ya no pueden transmitir la enfermedad a otros individuos.

“Se van a convertir en personas asintomáticas, pero potencialmente contagiosas”, ha señalado la experta en epidemiología durante el debate El reto de la vacunación global, organizado por la Fundación Alternativas.

La UE teme que Google o Apple se adelanten con los pasaportes de vacunación si no se dan prisa

Ante esta situación, Val ha rechazado que por el momento se pongan en marcha estos pasaportes de vacunación para facilitar el desarrollo de viajes internacionales, para permitir el acceso a espectáculos culturales o la entrada a bares y restaurantes.

Sabemos que para la persona vacunada frente a la Covid-19 hay un beneficio nítido, clarísimo y rotundo en la prevención de los síntomas graves, pero no sabemos si la inyección es eficaz en hacer segura a esa persona de cara a los demás”, ha sentenciado.

Las vacunas esterilizadas son la gran esperanza contra la pandemia

Para conseguir alcanzar este punto en el que se puedan levantar las principales medidas de protección, incluida la de viajar o llevar mascarillas, sería necesario lanzar al mercado un nuevo tipo de vacuna de carácter esterilizante, que no solo proteja sino que también garantice que se frene la transmisión de la Covid-19.

Reino Unido ya estudia el uso del pasaporte de vacunación

El primer ministro británico Boris Johnson
El primer ministro británico Boris Johnson
Reuters

A pesar de todas las dudas científicas que supone la implantación del pasaporte de vacunación, algunos países ya piensan en utilizarlo para poder reactivar su economía, conforma avanzan en las campañas de inmunización. El debate ya se ha instalado entre las principales potencias del mundo.

Reino Unido está estudiando utilizar una aplicación móvil para consultar el historial médico de los ciudadanos y permitirles acceder a un bar, un teatro o incluso un spa. La herramienta determinaría si el cliente ya se ha vacunado o si ha dado positivo recientemente en una prueba PCR, aunque la propuesta todavía está en fase de estudio. Es una de las nuevas estrategias que rodean a la fase de vuelta a la normalidad del Gobierno de Boris Johnson, tras el éxito de implantación de las vacunas.

El debate ya se ha instalado también en el seno de la Unión Europea. Algunos países más dependientes del turismo como España, Italia o Grecia lo ven como una esperanza para reactivar al sector, mientras que otros estados miembro como Francia ya han mostrado en público sus discrepancias. Polonia ya ha puesto en marcha un código QR para los vacunados.

 

 Artículo original de Economía Digital

 

 

Otros artículos interesantes:

Bruselas quiere sentar las bases de un pasaporte para los vacunados contra el COVID-19: divergencias entre los países europeos

La UE teme que Google o Apple se adelanten con los pasaportes de vacunación si no se dan prisa

CommonPass, así funciona el pasaporte sanitario internacional que va a empezar a probarse esta semana para reactivar los vuelos en tiempos de coronavirus