Cómo pasé de trabajar en cruceros a tomar más de 20 al año como pasajero y ganarme la vida haciéndolo

Kelsey Vlamis,
J. Alexander dirige el canal de YouTube 'The Shiplife', donde cuenta con más de 195.000 suscriptores.
J. Alexander dirige el canal de YouTube 'The Shiplife', donde cuenta con más de 195.000 suscriptores.J. Alexander, The Shiplife on YouTube
  • J. Alexander, de The Shiplife, trabajaba en cruceros cuando abrió su cuenta de YouTube.
  • Ahora hace unos 20 cruceros al año y trabaja en su canal a tiempo completo.
  • "Mi trabajo son literalmente mis vacaciones", afirma, y añade que "lo más difícil es encontrar el equilibrio".

Este es un artículo basado en una conversación con J. Alexander, antiguo miembro de la tripulación de un crucero convertido en YouTuber que dirige el canal The Shiplife, que cuenta con más de 195.000 suscriptores. El artículo ha sido editado para una mejor extensión y claridad.

Nunca esperé que pasara nada de esto. Provengo del sur de Chicago y no fui a la universidad. De niño siempre quise viajar, pero mis padres nunca tuvieron dinero para hacerlo. Pero en el instituto me hice bailarín profesional de break dance.

Acabé trabajando para los Harlem Globetrotters durante 6 años, primero como bailarín y luego como director de giras internacionales. Fue entonces cuando supe que viajar era lo que quería hacer.

Me di cuenta de que trabajar para una gran empresa corporativa no era lo mío, así que lo dejé. Después trabajé como conductor de Uber e intenté abrirme camino en el mundo del espectáculo. Un conocido mío que trabajaba para Norwegian Cruise Line me comentó que estaban buscando un bailarín de hip hop afroamericano.

Lo siguiente que supe fue que estaba en una habitación con un grupo de artistas de Broadway actuando en un crucero. Tener un podcast estaba en auge por aquel entonces, así que un día me llevé mi iPhone 6 a la habitación, lo senté sobre unos libros y empecé a hablar de cómo es el primer día de trabajo en cruceros.

De tripulante de crucero a YouTuber de cruceros

Pensé que tendría unas 100 visitas en YouTube. A la mañana siguiente me desperté y tenía casi 30.000 visitas. Así que seguí adelante. Hice un recorrido por mi habitación, el bar de la tripulación, los camarotes más grandes y los camarotes de oficiales. Desglosé cuánto dinero se puede ganar. Y el canal siguió creciendo y creciendo.

Al principio, seguía trabajando para Uber entre contratos de cruceros, pero estaba ganando un buen dinero extra con Google AdSense en mis vídeos de YouTube. En 2020, cuando la pandemia estaba empezando, oí rumores de los cruceros de que había cientos de personas a bordo con COVID-19 y que estaban hablando de enviar a todo el mundo a casa.

Lo siguiente que supe fue que mi canal explotó.

5 consejos para viajar en crucero en solitario

En 2021, cuando la industria de los cruceros estaba volviendo, empecé a saltar en cada barco que podía como invitado. Me gastaba casi todo el dinero pagando cruceros para hacer contenidos. Con el tiempo, conseguí un patrocinador, que paga casi la mitad de mis cruceros a cambio de un comentario. Ya no trabajo para ninguna compañía de cruceros y pude dedicarme a tiempo completo a mi canal de YouTube desde 2022.

El año pasado hice 22 cruceros. Este año probablemente serán unos 30.

Vivir de vacaciones

Me subo a cada crucero nuevo que sale de una línea importante, y lo intercalo con líneas de cruceros más baratas o interesantes, como una línea alemana o británica.

J. Alexander trabajaba en el mundo del espectáculo cuando empezó a publicar vídeos sobre cómo era trabajar en un crucero.
J. Alexander trabajaba en el mundo del espectáculo cuando empezó a publicar vídeos sobre cómo era trabajar en un crucero.J. Alexander, The Shiplife on YouTube

Si estoy en un barco en el que ya he estado, estoy mucho más relajado. Pero si voy a un crucero nuevo, puede ser estresante, porque hago reseñas y vídeos muy detallados. Intento investigar todo lo que puedo antes, y cuando subo a bordo tengo que examinar cada uno de los elementos del barco. Pero me apasiona y me interesa, así que en realidad no lo considero mucho trabajo.

Ahora gano mucho dinero viviendo lo que yo llamo un "estilo de vida millonario". No gano una barbaridad de dinero –es mucho dinero, eso sí, más del que jamás hubiera pensado que ganaría con cualquier trabajo–, pero tengo tiempo. Puedo ir a donde quiera, cuando quiera, y tengo el tiempo y la disponibilidad para hacerlo, lo que es una locura para mí.

 

Para mí, mi trabajo es literalmente ir de vacaciones. Tomo copas, como, conozco gente. Intento entrevistar al menos a 100 personas en cada crucero. Lo más difícil es encontrar un equilibrio. No tengo ningún problema en salir de fiesta, pero tengo que saber cuándo marcharme y trabajar.

Ninguna compañía de cruceros me ha regalado un viaje, así que puedo ser objetivo con mis vídeos. Hablo de lo bueno, lo malo y lo feo, pase lo que pase. No me da miedo ir a un crucero y decir: "El entretenimiento no es tan bueno". Pero haber sido miembro de la tripulación me hace ser realista cuando estoy en el barco.

Siempre animo a la gente a viajar y a hacer cruceros

Ahora, cuando voy a los barcos, mucha gente me conoce por mis vídeos. Si se trata de un miembro de la tripulación, me aseguran que es gracias a mis vídeos por lo se plantearon solicitar el puesto. Si es un pasajero, me comenta que gracias a mis vídeos se decidió a reservar un crucero.

Eso me alegra el corazón. Fuera de los cruceros, me encanta viajar. Creo que el mundo sería un lugar mejor si todo el mundo viajara. Ahora he estado en 78 países. Viajo a todos esos lugares y veo cosas increíbles. Ha cambiado toda mi perspectiva sobre cómo veo las cosas.

Siempre le comento a la gente: "Mira, únete a un crucero. Es una forma de viajar agradable, segura y sin complicaciones. Puedes probar un par de sitios diferentes y, si te gustan, volar de vuelta y conocer de verdad la zona en la que has pasado 3 horas".

Etiquetas: