Estas son las plataformas de 'streaming' preferidas de directores, productores y guionistas: Apple TV+ amenaza el trono de HBO Max

Elaine Low
| Traducido por: 
Plataformas de streaming

Ollie Upton/HBO; Netflix; Disney Plus; Apple TV; Prime Video; Rachel Mendelson/Insider

  • Varios expertos en televisión (directores, productores y guionistas) han clasificado las plataformas de streaming basándose en sus preferencias para vender su contenido.
  • Aunque HBO Max sigue siendo líder, Apple TV+ está a punto de convertirse en la más elogiada, gracias a su elevado presupuesto y a la libertad que dan a los creadores.

Tras años de elevado gasto en contenido para no quedarse atrás en la guerra del streaming, las plataformas se enfrentan a un panorama complicado por varios factores: una recesión inminente, despidos en la industria y un malestar entre los expertos a medida que las grandes empresas del sector descartan proyectos de cine y televisión que antes parecían seguros. 

Netflix abrió la veda de la preocupación en la primera mitad del año con sus malos resultados y la pérdida de más de un millón de suscriptores. Pero hay otras cuestiones, entre ellas los continuos problemas de la fusión de Warner Bros. Discovery (WBD), los despidos o la cancelación de la película Batgirl (de 90 millones de euros de presupuesto), así como de algunas series de HBO Max. 

Y, sin embargo, es esta última plataforma la que ha revolucionado la clasificación anual de Business Insider, que refleja dónde les gustaría más a los guionistas y a sus representantes vender sus próximas series. 

Mientras que HBO y HBO Max reinaron el año pasado, la confusión y el tumulto impulsado por la empresa matriz WBD han abierto la puerta a un nuevo posible campeón para ascender al trono de hierro de la industria: Apple TV+. 

Business Insider ha hablado con 14 expertos de Hollywood (directores, productores y guionistas) sobre qué plataforma prefieren para vender una serie de televisión.

Aunque algo más de la mitad seguía situando a HBO Max en el puesto número 1, el resto se decantó por la selección de contenidos de Apple y sus amplios presupuestos. Finalmente, Apple TV+ se ha colocado en un segundo lugar, pisando los talones a HBO Max.

"Creo que el año pasado puse a HBO Max en primer lugar, pero ni siquiera sé si está en la lista ahora mismo. Hasta que no sepan lo que están haciendo, y hasta que no tenga claro que la serie es un proyecto ganador, prefiero no aparecer allí", comenta un veterano director.

En otro cambio respecto a la clasificación de Business Insider de 2021, la lista de este año incluye a Peacock, de NBC Universal, y a Paramount Global, de Paramount+, que no compraban suficientes series como para tener un impacto significativo el año pasado

Aunque se sitúan al final de la clasificación, están avanzando tanto en audiencia como en novedades creativas que no han pasado desapercibidas para los expertos.

En términos más generales, el entorno de compra en 2022 ha sido bastante mediocre. Los showrunners aseguran haber tenido menos reuniones, los productores afirman que los estudios están reduciendo la oferta a los vendedores externos y, en general, afirman que se han desechado más proyectos.

No obstante, la esperanza se mantiene a medida que se acerca 2023 y los servicios de streaming siguen buscando nuevos proyectos. 

Sobre la base de las entrevistas de Business Insider con una amplia variedad de expertos del sector (que han pedido no ser identificados), estas son las plataformas más demandadas de la industria del entretenimiento, clasificadas desde "el lugar favorito para hacer negocios" hasta "sólo como último recurso y si pagan muy bien". 

HBO Max 

Succession, White Lotus, La casa del dragón. HBO sigue siendo la crème de la crème de las plataformas para vender una serie de televisión. Los expertos de Hollywood alaban al equipo de programación original del gigante del streaming, dirigido por el veterano ejecutivo de HBO Casey Bloys, que también supervisa las series originales de la plataforma de streaming HBO Max.

Puede que Netflix tenga un ejército de guionistas a su disposición, pero varios expertos del sector critican su proceso frente a la eficiencia y el cuidado que aporta el equipo de HBO

"HBO siempre ha sido mi lugar favorito para hacer negocios", cuenta un representante de guionistas de televisión. "Es el único sitio donde puedes conseguir una oferta para tu cliente, volver a negociar y, de repente, tienes un acuerdo y está cerrado, y ellos se van a escribir", describe.

En contraste con el voluminoso catálogo de Netflix, en el que los proyectos compiten entre sí, los creadores se sienten seguros de que cada proyecto de HBO que se convierta en serie tendrá una promoción de primer nivel detrás. 

"No he oído la palabra algoritmo ni una sola vez. Se trata de una cuestión de calidad", afirma un director que trabaja actualmente con HBO. 

Pero muchos de los que han hablado con Business Insider expresan su nerviosismo por el posible impacto que la nueva dirección de Warner Bros. Discovery (WBD) tendrá en HBO Max. Tras la adquisición de WarnerMedia por parte de Discovery, su CEO, David Zaslav, ha colocado a muchos ejecutivos de Discovery en la cúpula de la empresa y ha recortado las filas de Warners. 

Aunque Zaslav ha asegurado que está invirtiendo en HBO, la joya de la corona de la compañía, ni siquiera esta joya se ha librado de los recortes. Este año se ha despedido a unas 70 personas en HBO y HBO Max, y sus equipos de desarrollo de comedias se han fusionado. 

HBO Max, que es conocida por una programación más amplia y femenina que la del buque insignia de HBO, ha encontrado éxitos en las series originales Hacks, The Flight Attendanty La vida sexual de las universitarias

Aunque WBD no desglosa las cifras específicas de las plataformas, indicó recientemente que HBO Max, HBO y Discovery+ suman 94,9 millones de suscriptores, lo que garantiza que cualquier serie en HBO Max tenga la oportunidad de obtener una gran volumen de espectadores.

No obstante, se han retirado muchos títulos del servicio, incluidos originales de HBO y HBO Max, como Pequeña Ellen, Campamento mágico y Mi cena con Hervé, despertando la indignación de muchos. También están las series que aún están en desarrollo y que han sido eliminadas.

"Han creado mucha mala voluntad hacia los creativos al cancelar cosas a mitad de camino", comenta un segundo showrunner

Además, la cadena no parece interesada en comprar en este momento, según varios expertos.  

"Ahora mismo es casi imposible vender a HBO Max, ya que compraron muchas cosas durante el COVID", indica otra persona.

También existe la impresión entre los expertos del sector de que HBO Max se centra en extraer todo lo posible de su biblioteca de IP (DC, Warner Bros, Cartoon Network y otras marcas) para hacer nuevas series de televisión. Esto implica menos espacio para conceptos originales de creadores externos.

"HBO Max, bajo la dirección de Casey, parece que va a ser un juego de marca total. Todo va a girar en torno a DC y otras cosas que les pertenecen y a los spin-offs y demás", opina un ejecutivo de un estudio indie.

Al parecer, la preocupación por la dilución de la marca no va a desaparecer pronto, ya que el plan de Zaslav es lanzar una fusión de HBO Max y Discovery+ en la primavera de 2023, lo que significa que los contenidos de HBO, DC, CNN y Warner Bros. convivirán con HGTV, Food Network y Magnolia Network, de Chip y Joanna Gaines.

Apple TV+ 

En la clasificación de 2021 de Business Insider, el equipo de Apple TV+ fue valorado por su voluntad de gastar y ofrecer libertad creativa. Esos puntos fuertes (y el hecho de ser la primera plataforma de streaming en ganar un Oscar a la mejor película, con CODA) lo han hecho aún más deseable para los creadores. 

Apple TV+ sigue siendo conocido por dar luz verde a los proyectos solo si cuentan con talentos de primera categoría y está más dispuesto que cualquier otro lugar a invertir grandes cantidades de dinero en la producción y el marketing

Ejemplos de esto son Severance, producida por Ben Stiller; The Morning Show, protagonizada por Jennifer Aniston y Reese Witherspoon; y Ted Lasso, el éxito de Jason Sudeikis.

"Parece que compran menos e invierten más en cada proyecto, lo que es una buena estrategia", opina otro director.

A pesar de provenir de Silicon Valley y de seguir rehuyendo de ciertas convenciones de la industria, Apple TV+ ha desarrollado una buena reputación entre los creadores.

En un panorama de integración vertical en el que, por ejemplo, los estudios de Disney alimentan en gran medida la programación de sus plataformas vinculadas Hulu y Disney+, los estudios y productoras independientes saben que tienen más posibilidades de trabajar con Apple TV+. 

El jefe de desarrollo de la compañía, Matt Cherniss, responde ante los codirectores de Apple Worldwide Video, Zack Van Amburg y Jamie Erlicht, un dúo conocido por ser muy práctico en el proceso de toma de decisiones. 

"Si Apple TV+ escucha una propuesta de un estudio externo y al equipo ejecutivo le apasiona, se inclinará por ella y la comprará, mientras que otros valorarían mucho más detalladamente los costes", cuenta un agente de televisión.

Sin embargo, según comenta otro experto, parece que tanto esta plataforma como Amazon, que han aprobado presupuestos de hasta 15 a 17 millones de euros por episodio, o de entre 5 y 8 millones en series de menor coste, van a empezar a mirar todos los costes con lupa debido a la incertidumbre por la situación económica.

"Están haciendo series muy buenas y creo que siguen gastando dinero. Parece que es el único lugar que se basa un poco menos en el miedo", argumenta otro director en contraposición con el anterior, destacando el atractivo de la exclusividad de Apple, dada su escasa cartera en desarrollo.

Netflix 

Pese a que Netflix haya reportado un aumento de 2,4 millones de suscriptores durante el tercer trimestre tras la sangría de la primera mitad del año, la incertidumbre está sembrada. Sus vaivenes han causado tal perturbación que han afectado a las compras en toda la industria, según indican a Business Insider algunas fuentes.

El precio de sus acciones se ha hundido más de un 63% desde su máximo histórico del pasado noviembre. El "efecto Netflix", según uno de los expertos, es muy real, y ha provocado que todas las plataformas moderen sus gastos.

"Es un error. Tienen que ser más responsables en su gasto, pero están corrigiendo en exceso", indica esta misma fuente.

Pero Netflix, que sigue contando con 223 millones de suscriptores de pago en todo el mundo, no ha echado el freno del todo. "Están comprando todavía un volumen mayor que incluso HBO", dice un trabajador de la industria.

A pesar de la reputación de Netflix como el Walmart de las plataformas de streaming (ofreciendo algo para todo el mundo con su histórico gran apetito y su elevado presupuesto), ningún veterano del sector lo ha puesto en el número 1 de la lista.

Netflix sigue siendo un lugar en el que los creadores quieren estar, pero ha intensificado mucho su supervisión, centrándose más en los gastos y creando un ambiente más difícil.

La empresa despidió a cientos de empleados en primavera, incluidos muchos ejecutivos que participaban en las decisiones sobre contenidos. Varios de ellos han dicho a Business Insider que su cultura, antes ágil, ha cambiado drásticamente y la toma de decisiones es más lenta y compleja.

"Hay más miedo en el aire. El miedo puede ser emocionante, si te permiten emocionarte. Pero no veo a los ejecutivos capacitados para emocionarse en medio de los problemas económicos que estamos viviendo ahora", dice uno de los directores.

Otra fuente también critica la capacidad de la empresa de Los Gatos (California, EEUU) para gestionar las relaciones con los talentos en Hollywood debido probablemente a la experiencia de sus responsables. Aunque Bela Bajaria, jefe de televisión global de Netflix, ha sido responsable en Universal TV de NBCU, esa falta de experiencia señalada se refiere a otros responsables de menor rango.

A pesar de todo, la compañía sigue contando con los éxitos de Shonda Rhimes (Los Bridgerton) y Ryan Murphy (Dahmer). Y como la estrategia de Netflix ha pasado de los dramas de prestigio como House of Cards a series como la comedia Emily in Paris, uno de los puntos fuertes de la plataforma de todo para todos es que ofrece a los creadores varios puntos de entrada para vender una serie. 

Hulu

Hulu, que en su día fue propiedad de un conjunto de empresas, está ahora totalmente bajo el paraguas operativo de Disney, para desgracia de algunos de los llamados Hulugans, así como de los ejecutivos de Comcast (que todavía posee una participación del 33%, aunque la matriz NBCU ha afirmado que le gustaría ser propietaria absoluta de Hulu). 

Hulu, que se presenta como la contrapartida más adulta a Disney+, fue la primera plataforma en ganar un Emmy a una serie (por El cuento de la criada en 2017) y su catálogo de series originales no ha hecho más que reforzarse en los últimos años con la comedia Solo asesinatos en el edificio, TheDropout, Dopesick y Pam & Tommy, que han cosechado elogios de la crítica.

El equipo ejecutivo de series originales de Hulu, liderado por Jordan Helman, ha recibido los aplausos de aquellos que han hablado con Business Insider. Helman está a las órdenes de Craig Erwich (director de Hulu, ABC Entertainment y de las series originales de la marca Disney), quien a su vez responde ante la presidenta de Disney General Entertainment, Dana Walden.

La plataforma, según un showrunner, tiene una buena reputación en cuanto a la calidad de su contenido.

Los expertos también alaban a FX Networks, propiedad de Disney (sus series se emiten en Hulu) y la capacidad creativa de John Landgraf, conocido como el alcalde de la televisión

Al igual que HBO, FX destaca por su forma de hacer negocios heredada de Hollywood (incluyendo el encargo de episodios piloto frente al encargo de una serie basada en una propuesta), seleccionando y comercializando cuidadosamente su contenido. 

"Creativamente, FX es uno de los mejores lugares en los que estar", dice un conocedor del sector. No obstante, es difícil abrirse paso allí, ya que la cadena es reacia a trabajar con estudios que no sean de Disney.

Disney+, por su parte, puede ser el servicio de streaming insignia de Disney, pero las franquicias de Marvel y Star Wars eclipsan todo lo demás, dejando la impresión de que no está particularmente abierto a los vendedores externos.

Amazon 

La precuela de El Señor de los Anillos, Los Anillos del Poder, es la serie más grande, más llamativa y más cara de Amazon Studios hasta la fecha. Según algunas estimaciones, el presupuesto ha sido de casi 1.000 millones de eurospara la primera temporada de la serie, incluido el acuerdo inicial de derechos. 

Sin embargo, los expertos afirman que Amazon sigue interesada en las series de género y de acción, y que está dispuesta a invertir mucho dinero en ellas. 

Pero es "realmente difícil" vender tu contenido siendo productor externo, según el ejecutivo del estudio indie, ya que Amazon Studios se ha centrado en acuerdos con escritores y productores que incluyen a Donald Glover, Amy-Sherman Palladino y Plan B Entertainment, de Brad Pitt.

Con el éxito de series de acción como Jack Ryan, Jack Reacher y La lista terminal, el estudio, dirigido por la exejecutiva de NBCU Jen Salke y el jefe de televisión Vernon Sanders, busca más series de "acción al estilo de los 90".

"Van a dar grandes saltos e invertirán también en proyectos de presupuesto más bajo para explorar otros géneros. Están comprando cosas", indica una de las fuentes.

Peacock y Paramount+ 

Aunque Peacock, propiedad de NBCUniversal, y Paramount+, propiedad de Paramount Global, han experimentado un crecimiento en el último año (hasta alcanzar los 15 millones y 43,3 millones de suscriptores, respectivamente), ninguno de los 2 servicios ha entrado en el top 3 de ningún experto. 

"¿Vendería algo a Paramount o a Peacock?", se pregunta un showrunner. "Solo como último recurso y si me pagasen mucho", responde. 

Peacock ha luchado por aumentar los suscriptores y los espectadores, y ha optado por enviar a Netflix la próxima temporada de la comedia Girls5Eva, producida por Universal TV y aclamada por la crítica, en lugar de mantener la original.

Peacock es ahora mismo "una emisora más para la gente. Nadie sabe a qué ir allí, la verdad", sentencia el ejecutivo del estudio indie

Pero sus defensores instan a la industria a dar al servicio más tiempo, a la luz de la nueva estructura de la plataforma: Kelly Campbell, veterana de Hulu, asumió la presidencia de Peacock a finales de 2021, y Shannon Willett y Brian Henderson se incorporaron desde Netflix y Hulu, respectivamente, en primavera. 

Cuenta con proyectos de grandes creadores, como el director de Puñales por la espalda y Star Wars: Los últimos Jedi, Rian Johnson, y el creador de Perdidos, Damon Lindelof. 

Mientras, Paramount+ ha desarrollado una reputación de defender principalmente las series derivadas de Star Trek y de construir un universo cinematográfico de Yellowstone, y la próxima reestructuración de Paramount Global y los recortes de costes que se avecinan no han dado a los creadores sensación de seguridad para desarrollar sus proyectos.

"Nos gustaría que gastaran más dinero. Cuando resuelvan su estructura, será mejor", afirma otro de los expertos.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.