Pasar al contenido principal

Así está preparando la NASA los vehículos que viajarán hasta Marte en 2021

  • Según está programado, el rover "Mars 2020" aterrizará en el planeta rojo el 18 de febrero de 2021.
  • Pintar y preparar uno de estos vehículos es un proceso muy diferente al de pintar cualquier coche, requiere prepararlo para las extremas condiciones de Marte.
  • La artesanía y la informática se ponen manos a la obra para sacar un proyecto científico de altísimo nivel. 

Esta es la traducción del vídeo.

Llevar uno de estos vehículos de la NASA al espacio requiere de ingeniería, aerodinámica, mucha ciencia y una mano especial de pintura. Este es el rover Marte 2020. Está programado para aterrizar en el planeta rojo el 18 de febrero de 2021. La NASA pinta todos los rovers de Marte, y el Marte 2020 no es una excepción.

Pero pintar un vehículo para un mundo alienígena no difiere tanto de pintar un coche. Para empezar, todo el proceso se hace a mano. El rover Marte 2020 empezó como un montón de paneles de aluminio con el que tardaron cuatro meses y más de 5.000 horas en ensamblarlo. Tardaron otro tres o cuatro meses en convertir el marco, también conocido como “el chasis”, en un rover completo.

Aquí es donde entra la pintura. El rover es como un aluminio brillante que luego se pinta de blanco para reflejar la luz del sol y ayudar así al rover a evitar el sobrecalentamiento. A diferencia de la pintura que ponemos en los coches, esta pintura es mucho más duradera. Está hecha para soportar las temperaturas extremas de Marte, que pueden variar desde los 70 grados Fahrenheit (20 grados Celsius), en el ecuador, hasta menos 100 grados Fahrenheit (menos 73 grados Celsius). De hecho, todavía se pueden ver restos de pintura blanca en el rover Curiosity de la NASA, que sigue en Marte desde 2012.

Muchas de las áreas del chasis necesitan que las pinten, mientras que otras partes no tienen nada de pintura. Estas áreas suelen contener cajas electrónicas, cableado o instrumentos científicos sensibles. Para protegerlas durante el proceso, estas áreas se enmascaran cuidadosamente con cinta adhesiva. Recalcamos que “con cuidado”. En lugar de simplemente aplicar el trozo de cinta, se mide con precisión y lo corta un ordenador.

Leer más: Trump habría ofrecido a la NASA "todo el dinero que hiciera falta" para llegar a Marte durante su presidencia

Luego, el rover se lija para dejar el aluminio brillante y liso, lo que ayuda a que la pintura se adhiera mejor. En cuanto a la pintura, está específicamente creada para soportar todas las dificultades de llegar hasta Marte. Como el convulso viaje durante el lanzamiento y aterrizaje, así como las tormentas de polvo en Marte. Para que la pintura funcione eficazmente, tiene que tener el grosor adecuado y aplicarse uniformemente. Una vez se aplica la pintura, la NASA tiene que asegurarse de que la superficie del rover no pueda absorber nada como el agua u otros químicos.

Así que los “hornean”.

Esto es lo que ocurre en las grandes cámaras de vacío térmico. El chasis se pone al vacío durante tres días a 230 grados Fahrenheit, 110 grados Celsius. El rover es entonces cubierto con dos bolsas para protegerlo y transportarlo a un cuarto de esclusas de aire. Este cuarto preparará al rover para ir desde el exterior sucio hasta el interior limpio de la planta donde se ensambla. La bolsa exterior se retira y dejan que la bola interior limpia se quede. Una vez retirada la bolsa interior, el ensamblaje final del rover puede comenzar.

Todos los elementos que componen el rover, junto con todos sus instrumentos, irán dentro del chasis, formando la base para el rover. ¿Quién diría que la pintura podría contar como una ciencia en los cohetes? Nos vemos en 2021, Marte.

Y además