2 problemas de próstata que pueden estar detrás de tus ganas constantes de orinar

hombre orinando baño
  • Si eres hombre la próstata podría ser la responsable de tus ganas constantes de orinar.
  • Si tienes que despertarte en mitad de la noche para ir al baño o sueles mear más de 8 veces al día, es conveniente que lo consultes con un médico. 

La necesidad frecuente de orinar que interrumpe tu vida e interfiere en las actividades diarias merece una consulta médica. Pues puede ser signo de afecciones subyacentes como diabetes, apnea del sueño o infección urinaria.

Lo normal es no levantarse en mitad de la noche para ir al baño. Sin embargo puede que a medida que envejeces tu sueño y tu vejiga se vuelvan más "ligeros", por lo que empieces a  salir de la cama para orinar. Una molestia que se conoce como nicturia. Las ganas de hacer pis también van en función de la cantidad de líquido que bebas, pero si lo habitual es que tengas que pasar por el inodoro más de 8 veces al día, deberías consultarlo.

En el caso de ser hombre detrás de ello podría haber problemas de próstata. Lo normal es que sean benignos, pero mejor atajarlos para evitar el riesgo de este cáncer, un tumor frecuente y silencioso.

Problemas de próstata que aumentan las ganas de orinar

La próstata es una glándula masculina del tamaño aproximado de una nuez que produce líquido que forma parte del semen. Se encuentra justo debajo de la vejiga por lo que su alteración puede afectar a los hábitos urinarios.

Si la próstata está muy agrandada, empuja contra la vejiga y la uretra, el tubo por el que sale la orina del cuerpo. Esto puede generar la necesidad de orinar más frecuente y fuerte que antes, especialmente por la noche. También causar otros problemas como retraso del pis al salir, un chorro más débil o sensación de que la vejiga no se vacía tras orinar.

El término médico es "hiperplasia prostática benigna" (HPB). La palabra "benigno" significa que no es cáncer, aclara la Biblioteca Estadounidense de Medicina. Este crecimiento lento de la próstata es una parte normal del envejecimiento, común a partir de los 50, pero en algunos hombres se inflama demasiado, sin que las causas sean aún claras para los médicos.

La HPB aumenta además el riesgo de padecer prostatitis. Se trata de una inflamación de la próstata debido a una infección bacteriana. Las bacterias responsables de infecciones urinarias pueden provocarla, también algunas enfermedades de transmisión sexual.

Entre los trastornos miccionales que conlleva está mayor necesidad de orinar tanto diurna como nocturna, lo que va acompañado de dolor. En ocasiones conlleva síntomas sexuales incluyendo disminución del deseo, problemas de erección, eyaculación dolorosa. Es además frecuente, junto con los trastornos miccionales, la presencia de dolor perineal que puede irradiarse hacia el pubis, región lumbosacra, escroto, pene y cara interna de muslos, explica la Clínica Universidad de Navarra.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.