El conductor de un coche autónomo no debería ser responsable del comportamiento del vehículo, según un informe que podría dar lugar a una ley en Reino Unido

Coche autónomo presentado en Alemania en 2016
Coche autónomo presentado en Alemania en 2016

Reuters/Michael Rehle

  • Una propuesta de regulación en el Reino Unido considera que los conductores no deberían ser considerados responsables del comportamiento del vehículo cuando está activado un sistema de conducción autónomo.
  • Con esta legislación, propuesta por un organismo consultivo y que tendría que pasar por el parlamento británico, cualquier situación provocada por un coche autónomo sería responsabilidad de la compañía que obtiene la autorización para ofrecer este sistema.
  • La Comisión Legal de Inglaterra, Gales y Escocia también ha pedido regular la publicidad de los asistentes a la conducción para evitar que den a entender al usuario que ofrecen una conducción autónoma completa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Quién debe ser considerado responsable legalmente en un accidente provocado por un vehículo autónomo? 

Esta pregunta ha dejado de ser un problema hipotético para convertirse en uno real, en casos como el accidente mortal de un vehículo de Tesla en Estados Unidos, en el que estaba el asistente a la conducción Autopilot activado y por el que su conductor afronta dos cargos de homicidio involuntario.

La Comisión Legal de Inglaterra y Gales, y la Comisión Legal de Escocia, dos órganos consultivos encargados de elaborar propuestas de ley y evaluar la legislación actual en el Reino Unido, han tratado de dar una respuesta para una futura ley, y su conclusión es que los conductores no deben ser considerados responsables en caso de estar activado un sistema de conducción autónoma.

Según los juristas, cuando un vehículo reciba una autorización oficial que acredite que tiene funcionalidades de conducción autónoma, y ese sistema se esté utilizando debería ser la compañía que obtuvo la autorización quien se haga responsable y afronte las sanciones si ocurre algún problema.

El informe propone hacer una distinción clara entre un asistente a la conducción —como puede ser un control de velocidad o control de crucero, o un asistente para mantener el carril— y un sistema autónomo, ya que en ese segundo caso el conductor debería de dejar de ser considerado como tal y pasar a ser un 'usuario a cargo'..

Los días del salvaje oeste de la industria de la conducción autónoma han terminado: un grupo de élite de gigantes ha tomado la delantera, y cualquier aspirante está probablemente condenado

"Un 'usuario a cargo' no podría ser procesado por faltas relacionadas directamente con la conducción. Tendría que tener inmunidad respeto a una serie de faltas, desde conducción temeraria, exceder el límite de velocidad o saltarse un semáforo en rojo. No obstante, mantendrá obligaciones como tener el seguro en vigor, responsabilidad sobre la carga en el maletero o asegurarse de que los niños llevan el cinturón de seguridad", indica este organismo asesor del gobierno británico.

De esta manera, la compañía que consiga la autorización para un vehículo autónomo —que podría ser una empresa de automoción, pero también un prestador de servicios de movilidad, por ejemplo— tendría responsabilidad si el vehículo circula de una forma que pudiera ser considerada criminal o insegura en caso de que lo hiciera así una persona.

Recomiendan regular la publicidad de los asistentes a la conducción, lo que podría afectar al Full Self-Driving de Tesla

Al mismo tiempo, esta entidad consultiva recomienda desplegar nuevas garantías respecto a la publicidad de los asistentes de conducción, que provoque que dejen de ser anunciados como conducción autónoma. Esto es relevante porque utiliza el término en inglés self-driving, que es precisamente el que emplea Tesla en su último asistente, denominado Full Self-Driving.

"Esto debería ayudar a minimizar el riesgo de colisiones provocadas por personas que piensan que no deben prestar atención a la carretera cuando tienen desplegado un asistente a la conducción", señala el organismo en su informe.

Elon Musk asegura que los conductores que han probado su asistente Full Self-Driving no han sufrido un solo accidente en más de un año de pruebas

Este informe ha sido presentado a los parlamentos del Reino Unido y Escocia, cuyos gobiernos tendrán la última palabra para decidir si aplican las recomendaciones de estos juristas, que recomiendan crear una nueva Ley de Vehículos Autónomos (Automated Vehicles Act) que atienda este tipo de usos.

La ministra de Transportes del gobierno británico, Trudy Harrison, ha señalado en un comunicado que tomará "en profunda consideración las recomendaciones" para desarrollar una futura ley para los coches autónomos.

"El Gobierno (británico) está impulsando el desarrollo de estas tecnologías. No obstante, debemos asegurarnos que tenemos las leyes adecuadas, basadas en la seguridad y la responsabilidad, para construir confianza de los ciudadanos", ha señalado la ministra conservadora.

Otros artículos interesantes:

El coche autónomo transformará la industria "mucho más" que el eléctrico, según el CEO de Volkswagen: "El coche cambia mucho con la conducción autónoma"

Alemania quiere ser el primer país que lleve el coche autónomo "de los laboratorios a las calles": aprueba una ley que podría poner vehículos sin conductor en las carreteras en 2022

El coche autónomo comenzará a verse en las carreteras en la segunda mitad de esta década, pero sin mezclarse con el tráfico normal, según el director del Observatorio Nacional del 5G

Te recomendamos