Alemania quiere ser el primer país que lleve el coche autónomo "de los laboratorios a las calles": aprueba una ley que podría poner vehículos sin conductor en las carreteras en 2022

Coche autónomo presentado en Alemania en 2016

Reuters/Michael Rehle

  • Alemania ha aprobado una ley que autoriza el uso de vehículos con conducción autónoma en las calles.
  • El gobierno alemán pretende que en 2022 ya comiencen a utilizarse vehículos autónomos en rutas de transporte público o logística.
  • Volkswagen ya ha anunciado pruebas en Múnich con su furgoneta autónoma ID.Buzz, y una filial de Intel probó con éxito su sistema autónomo en la misma ciudad en diciembre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Alemania quiere ser "el primer país del mundo que lleve los vehículos autónomos de los laboratorios de investigación a las calles". La frase es del ministro de Transportes alemán, Andreas Scheuer, después de que el Bundestag, la cámara baja del país, aprobara el último proyecto de ley sobre conducción autónoma, el pistoletazo de salida a la llegada de los vehículos sin conductor a las calles del país, que podría ser en 2022.

La aprobación del texto, que tiene que ser refrendado por la cámara alta (Bundesrat), pone en marcha un marco legal para el uso de conducción autónoma, especialmente para los vehículos autónomos de nivel 4, el cuarto de los cinco niveles establecidos por la Sociedad de Ingenieros Automovilísticos (SAE, por sus siglas en inglés), que suponen que el conductor no tiene que tomar el control del vehículo, siempre y cuando se den una serie de condiciones, sin las cuales el sistema no funcionaría (solo el vehículo de nivel 5 puede funcionar en cualquier tipo de condiciones).

Claves para entender cómo funcionan los 5 niveles de conducción autónoma

El objetivo de esta norma es que la conducción autónoma vaya más allá de los circuitos de prueba y comience a utilizarse en las vías públicas, en determinadas áreas específicas. Por ejemplo, el transporte público colectivo de pasajeros, el reparto o las rutas de empresa, las tareas logísticas o incluso los desplazamientos de pacientes médicos o ancianos.

Para ello, el texto crea una figura, denominada "supervisor técnico", una persona física que pueda desactivar o activar las maniobras de conducción autónoma del vehículo, incluso desde el exterior. También establece condiciones para conseguir una licencia de explotación de vehículos con funciones de conducción autónoma, que otorgará una agencia federal.

Los planes del gobierno alemán es que en 2022 comiencen a ponerse en las carreteras algunos transportes públicos autónomos, como autobuses con una ruta prefijada. También podrían utilizarse en áreas como el reparto y la logística, o permitirse el uso de funciones de conducción autónoma en vehículos utilitarios en determinadas acciones, como el aparcamiento.

La industria automovilística alemana se ha mostrado convencida de que "los consumidores, la industria y Alemania se beneficiará enormemente de esta ley", según la presidenta de la asociación alemana de fabricantes (VDA), Hildegard Müller, en declaraciones recogidas por DW.

Algunos fabricantes, como Volkswagen, comenzarán a probarla este verano

Imagen de la furgoneta autónoma de Volkswagen ID.Buzz
Imagen de la furgoneta autónoma de Volkswagen ID.Buzz

Volkswagen

Aun sin contar con la ley, algunos fabricantes alemanes como Volkswagen ya habían anunciado las primeras pruebas en ciudad de modelos autónomos, como la furgoneta eléctrica autónoma ID. Buzz, en la que colabora con la startup estadounidense de conducción autónoma Argo AI, que comenzará a hacer pruebas en la calle en Múnich este verano, después de haber hecho tests en un aeropuerto cercano a la capital bávara.

Esta furgoneta, inspirada en uno de los modelos históricos de la marca, la Volkswagen Kombi, un modelo icónico de los años 50 y 60 saldrá como vehículo eléctrico en Europa en 2022, pero al mismo tiempo la compañía pretende convertirla en uno de los puntales de su ofensiva en conducción autónoma con un sistema de nivel 4 para transporte público.

Volkswagen comenzará a probar este verano en Múnich su furgoneta con conducción autónoma ID. Buzz, con la que quiere dar servicios de transporte autónomo en 2025

La idea del fabricante alemán es explotarla en su empresa de transporte compartido Moia, que ya funciona en Hannover y Hamburgo. Esta última ciudad será la primera en tener un servicio de transporte público autónomo, según el director de Moia. Volkswagen invirtió hace un año 2.300 millones de euros en Argo AI, de la que también es inversor el fabricante estadounidense Ford, que metió 1.000 millones en 2017.

Hace un año Mobileye, una compañía filial de Intel especializada en conducción autónoma, recibió autorización para probar sus sistemas fuera de circuitos cerrados en Alemania. En diciembre, la compañía presentó un vídeo que mostraba cómo uno de sus vehículos circulaba de forma autónoma por todo tipo de carreteras en los alrededores de Múnich: desde autopistas a carreteras urbanas de doble sentido o rurales.

LEER TAMBIÉN: Volkswagen comenzará a probar este verano en Múnich su furgoneta con conducción autónoma ID. Buzz, con la que quiere dar servicios de transporte autónomo en 2025

LEER TAMBIÉN: Las grandes oportunidades de inversión que se esconden tras la revolución del coche autónomo, más allá de los vehículos: qué empresas y sectores pueden generar más rentabilidad

LEER TAMBIÉN: Ni un dron, ni un patinete eléctrico, tu compra online te la entregará este coche autónomo

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”