Elon Musk asegura que los conductores que han probado su asistente Full Self-Driving no han sufrido un solo accidente en más de un año de pruebas

Elon Musk
Elon Musk
Reuters
  • El último servicio de asistente a la conducción de Tesla, Full Self-Driving, ha sido muy  criticado por dar a entender que se trata de un sistema de conducción autónoma.
  • Sin embargo, Musk ha confirmado que en más de un año de pruebas no ha habido "ni un solo accidente" con esta tecnología, que sustituirá a Autopilot.
  • Desde septiembre, Tesla está permitiendo a conductores con buena puntuación de seguridad utilizar este servicio que permite a los vehículos aparcar solos, cambiar de carril y reconocer señales de stop y semáforos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tesla saca pecho. Desde que la compañía californiana lanzó en octubre de 2020 las primeras versiones de prueba de su último asistente a la conducción, denominado Full Self-Driving (FSD) no se ha producido un solo accidente de vehículos con este sistema, según confirmó su fundador, Elon Musk.

El multimillonario confirmó el dato a través de su medio favorito, la red social Twitter, en respuesta al empresario e inversor Ross Gerber, accionista de Tesla. Este aseguró que no había habido "ni un solo accidente en las pruebas con FSD". "Correcto", respondió Musk.

Full Self-Driving es el último asistente a la conducción de Tesla, que pretende sustituir a Autopilot y con el que la compañía aspira alcanzar la conducción autónoma, aunque FSD pide al conductor al que se activa la fase de pruebas que se comprometa a "mantener las manos en el volante durante todo el tiempo" y que siempre "mantenga el control y la responsabilidad sobre el vehículo".

El Autopilot de Tesla: de bendición a maldición para Elon Musk

A diferencia de su predecesor, que permitía frenar, acelerar y girar automáticamente, la tecnología de FSD permite a los vehículos aparcar solos, cambiar de carril y reconocer señales de stop y semáforos. No obstante, y pese a su nombre —que en inglés significa, literalmente, 'conducción autónoma completa'—, no es un sistema de conducción autónoma total.

De hecho, la autoridad de seguridad vial estadounidense, la National Highway Traffic Safety Administration, advirtió en los primeros meses desde su lanzamiento que "ningún vehículo a la venta actualmente es capaz de circular de forma autónoma".

La advertencia de la DGT estadounidense tiene sentido, porque estudios como uno del prestigioso MIT revela que los conductores de vehículos Tesla prestan menos atención a la carretera cuando activan el asistente de conducción Autopilot. Entre 2016 y 2018, el asistente estuvo relacionado con dos accidentes fatales y la agencia de seguridad vial de EEUU está investigando 23 accidentes de vehículos de Tesla.

Elon Musk anuncia una subida de 2.000 dólares en el precio del software de conducción autónoma de Tesla

Después de casi un año de pruebas, Tesla comenzó en septiembre de 2021 a ofrecer la beta de Full Self-Driving a conductores de Tesla con una puntuación de seguridad máxima, de 100 puntos sobre 100. En octubre retrasó el lanzamiento de la beta por "dudas de última hora" que reconoció el propio Musk y unas semanas después tuvo que dar marcha atrás con la última versión, la 10.3, por los problemas detectados.

Musk ha tratado de impulsar el uso de Full Self-Driving regalando suscripciones y facilitando un servicio de pago mensual en lugar de un pago único por el servicio. Los resultados parecen ser positivos, porque el ejecutivo ha decidido subir su precio en Estados Unidos de forma significativa: de 10.000 a 12.000 dólares anuales, de 8.800 a 10.600 euros.

Otros artículos interesantes:

Tesla retrasa el lanzamiento de la beta de su asistente a la conducción Full Self-Driving por "dudas de última hora", según Elon Musk

Un estudio del MIT revela que los conductores que usan el sistema Autopilot de Tesla prestan menos atención a la carretera

Elon Musk anuncia una subida de 2.000 dólares en el precio del software de conducción autónoma de Tesla

Te recomendamos