La ambiciosa próxima década de Apple, en la que podría redefinir el mundo de la tecnología con unas gafas de realidad virtual, un iPhone plegable e incluso un Apple Car

Productos novedosos de Apple

Apple; Sjoerd van der Wal/Getty Images; Samantha Lee/Insider

  • Apple estaría desarrollando unas gafas de realidad virtual, un coche autónomo y un iPhone plegable.
  • Al parecer, la compañía está experimentando con estas tecnologías a medida que se produce un cambio de liderazgo.
  • El éxito de estos nuevos productos dependerá de si Apple acierta en el momento oportuno y consiga hacer avanzar notablemente la tecnología.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Apple ha superado la pandemia con más éxitos que fracasos: su muy esperado iPhone 5G ha sido un éxito, las críticas han sido favorables por los primeros MacBook con sus propios chips y se ha convertido en la primera empresa estadounidense en valer 2 billones de dólares según su capitalización bursátil. 

Todo esto ha ocurrido a pesar de que las tiendas de la compañía se han visto obligadas a cerrar temporalmente debido al coronavirus.

Sin embargo, no hay tiempo para que la compañía se pare a celebrar sus recientes éxitos. Los inversores y clientes de Apple ya se preguntan ansiosamente qué vendrá después, especialmente porque el mercado de los teléfonos inteligentes, que proporcionan la mayor parte de los ingresos del gigante tecnológico, se ha desacelerado en los últimos años, incluso antes de la pandemia.

La caída global del mercado de teléfonos inteligentes en 2020 no frena a Apple, que sigue siendo la tecnológica estadounidense con mayor productividad por empleado

El CEO, Tim Cook, ha demostrado sus habilidades como innovador desde que tomó el relevo de Steve Jobs hace casi una década, con la exitosa expansión al segmento de los wearables como el Apple Watch y los AirPods. Y, además, Cook ha posicionado a Apple para que sea un protagonista en el creciente mercado de los servicios digitales como el streaming de vídeo y música.  

Ahora es el momento de mirar hacia el futuro para ver cómo serán los próximos 5 a 10 años bajo su liderazgo. Con un grupo de ejecutivos veteranos en puestos clave, Apple se está embarcando en la siguiente fase de su evolución al abordar una categoría de productos cada vez más desafiante, algunos de los cuales están muy lejos de su zona de confort. De momento hay un par de gafas inteligentes y un teléfono plegable en proceso, según varias publicaciones de la prensa. Y, por supuesto, está el coche eléctrico autónomo en el que se dice que Apple está trabajando, lo que marcaría la apuesta comercial más dramática en la historia de la compañía.

Business Insider ha hablado con diversos expertos, entre ellos analistas, un diseñador tecnológico de prestigio y antiguos empleados de Apple, para comprender mejor el futuro de la empresa en este momento crucial. Más importante que la dirección del diseño y la ingeniería, según algunos expertos, es si Apple puede conseguir lo que ha hecho con anteriores éxitos como el iPhone: lanzar estos nuevos productos en el momento perfecto y defender con fuerza su lugar en nuestras vidas. 

Misterio en torno al próximo dispositivo estrella de Apple

Durante años, los rumores han sugerido que Apple está explorando crear gafas de realidad virtual y aumentada. Esos rumores se hicieron aún más fuertes en enero, cuando Mark Gurman, de Bloomberg, publicó que Apple planeaba desarrollar unas gafas de realidad virtual que servirían como antesala de unas gafas de realidad aumentada más sofisticadas.

Según Bloomberg, el dispositivo en desarrollo estaría más orientado a los desarrolladores que al público en general. Esta primera versión de las gafas sería probablemente un incentivo para que los desarrolladores creen nuevas aplicaciones atractivas que muestren el potencial de la tecnología de realidad aumentada y de realidad virtual antes de que la compañía lance un producto portátil más refinado en el futuro. 

Es un paso inusual en el caso de Apple, pero un paso importante que determinará si las gafas de Apple son un éxito o un fracaso. Y se trata de un problema que otros gigantes tecnológicos como Facebook, Microsoft y Sony no han podido superar por completo.

El mercado mundial de dispositivos de realidad aumentada y realidad virtual disminuyó por quinto trimestre consecutivo en el tercer trimestre de 2020, cayendo a 569.000 envíos, según IDC. Pero eso se debió en gran medida a que Sony y Oculus se encontraban en plena transición hacia productos de nueva generación. Aun así, esa cifra palidece en comparación con los envíos de smartphones, que alcanzaron los 354,7 millones de unidades en el mismo periodo de tiempo, según IDC.  

The Information publicó en febrero que las gafas incorporarían numerosos sensores y pantallas de última tecnología, como más de una docena de cámaras para seguir los movimientos de las manos, pantallas 8K y soporte para el seguimiento ocular.

Tim Cook afirma que Apple está trabajando en algo que "superará con creces" al iPhone en términos de importancia, y todo apunta a que pertenecerá al sector de la salud

El salto de Apple a la realidad aumentada y virtual será probablemente similar a su expansión en otros wearables diseñados para la muñeca (Apple Watch) y las orejas (AirPods), dice Neil Cybart, el fundador del reconocido blog que analiza a Apple, Above Avalon, y que anteriormente fue analista de la firma de banca de inversión Keefe, Bruyette & Woods.

"Tradicionalmente, a Apple no le gusta crear sustitutos para los dispositivos existentes", explica Cybart a Business Insider. "En lugar de eso, idean alternativas, y eso significa que se encargan de algunas de las funciones, de algunas de las tareas, que un producto existente de Apple puede realizar".

Esta estrategia le ha dado resultado a Apple hasta ahora. El Apple Watch y los AirPods, dos wearables diseñados esencialmente para asumir algunas de las funciones del iPhone de una manera más portátil, han llevado al gigante tecnológico a convertirse en el líder del mercado mundial de wearables a pesar de haber entrado tarde en el mercado en comparación con sus rivales.

La nueva generación de liderazgo en diseño de Apple

El empuje de Apple hacia nuevas áreas, como la realidad aumentada, se produciría cuando el aclamado estudio de diseño industrial de la compañía está bajo un nuevo liderazgo. 

El icónico diseñador de Apple, Jony Ive, ha pasado casi 30 años en la empresa dando forma a sus productos más formativos, desde el iMac hasta el iPhone, Apple Watch e incluso el campus Apple Park de la compañía. También ha sido el rostro más reconocible detrás de los productos de Apple. Aunque rara vez ha aparecido en el escenario en las principales conferencias, cualquiera que haya seguido los lanzamientos de productos de Apple en los últimos años lo ha escuchado narrar los videos de marketing para nuevos productos.

El ex jefe de diseño de Apple, Jony Ive, y el director ejecutivo de Apple, Tim Cook.El ex jefe de diseño de Apple, Jony Ive, y el director ejecutivo de Apple, Tim Cook.
El ex jefe de diseño de Apple, Jony Ive, y el director ejecutivo de Apple, Tim Cook.

Justin Sullivan/Getty Images

Sin embargo, Ive se fue Apple en 2019 para crear su propia firma de diseño, LoveFrom, que tendrá entre sus clientes al gigante de la manzana. Eso significa que el diseñador más famoso de Apple ya no forma parte de la compañía a título oficial mientras explora nuevas categorías como la realidad virtual, la realidad aumentada y los teléfonos plegables.

Así es como Steve Jobs y Jony Ive se convirtieron en el dúo más influyente de la industria tecnológica mundial

Dos diseñadores de Apple desde hace mucho tiempo supervisan ahora el proceso de diseño de productos en su lugar: Evans Hankey, vicepresidenta de diseño industrial, y Alan Dye, vicepresidente de diseño de interfaz humana, quienes a su vez responden ante Jeff Williams, director de operaciones.

Dye lleva años participando en la dirección de diseño de Apple. Hacia 2015, tras el lanzamiento del Apple Watch, Dye fue elegido para dirigir las operaciones diarias del equipo de diseño de Apple junto a otro veterano del mundo del diseño, Richard Howarth, después de que Ive fuera ascendido a director de diseño, según Bloomberg.

Hankey lleva en Apple más de una década y fue la mano derecha de Ive durante su tiempo en la compañía, según The Wall Street Journal, además de poseer muchas patentes de diseño de productos.

No obstante, Hankey se ha mantenido alejada del centro de atención. Rara vez ha concedido entrevistas a los medios, mientras que Dye ha hablado públicamente sobre productos como el Apple Watch y el software Mac de Apple en numerosas ocasiones en los últimos años. Nunca aparece en el escenario durante las presentaciones de productos de Apple y no aparece tampoco en sus videos de marketing, a diferencia de Dye, que salió en la presentación de la Conferencia Mundial de Desarrolladores de Apple en 2020.

May-Li Khoe, que pasó más de 7 años en Apple antes de irse en 2014, según su página de LinkedIn, dijo en Twitter que Hankey llevaba mucho tiempo ocupándose del trabajo sucio.

"Cuando trabajábamos con el equipo de identificación, noté que Evans hacía el trabajo sucio y todos lo sabían", escribió también en el hilo de Twitter, que se publicó en respuesta a una historia sobre la partida de Ive. "Para ser franca, la encontré bastante inspiradora", añadió.

La sólida visión por la que es conocido el unido equipo de diseño industrial de Apple también proviene de una cultura que probablemente fue establecida por Hankey, según explica a Business Insider un exempleado de Apple familiarizado con el proceso de desarrollo de productos. Otro extrabajador describe a Hankey como una persona muy centrada en su trabajo.

El movimiento de Ive no es el único cambio reciente en el equipo de diseño. En 2019, otros 4 miembros senior, Rico Zorkendorfer, Miklu SilvantoJulian Honig y Daniele De Iuliis, también se fueron.

Pero la salida de Ive, y la salida de otros diseñadores de Apple desde hace mucho tiempo, no suponen un obstáculo para las próximas ambiciones de productos de Apple. Ive dio un paso atrás en las responsabilidades diarias de Apple mucho antes de marcharse oficialmente, según Bloomberg, lo que significa que figuras como Hankey y Dye probablemente hayan estado ejecutando las operaciones de diseño durante años.

Las renuncias recientes también implican que Apple tiene la oportunidad de reclutar más nuevos talentos, tal vez diseñadores que crecieron en la era del iPhone, para ayudar a definir lo que vendrá después, según Cybart.

¿Qué le espera al iPhone?

Apple también ha estado experimentando con otra tecnología emergente que los principales rivales han explorado pero que hasta ahora no han logrado popularizar: los teléfonos inteligentes plegables. Bloomberg publicó en enero que Apple había desarrollado un prototipo de smartphone plegable, un área que su mayor competidor, Samsung, ha destacado como clave para su estrategia de productos móviles.

Pero al igual que la realidad virtual y la realidad aumentada, los teléfonos plegables han tenido una modesta acogida, quizás principalmente debido a sus precios, significativamente más altos en comparación con los de los teléfonos inteligentes normales. La firma de investigación de mercado Gartner estima que los teléfonos plegables representarán menos del 5% de los teléfonos de gama alta para 2023, y Strategy Analytics anticipa que los envíos de teléfonos plegables alcanzarán apenas los 100 millones en 2025.

El Samsung Galaxy Fold.El Samsung Galaxy Fold.
El Samsung Galaxy Fold.

Lisa Eadicicco/Business Insider

Pero eso no significa que los gigantes tecnológicos como Apple deban descartar los móviles plegables por el momento. Después de todo, dispositivos como el Motorola Razr se hicieron indudablemente populares a pesar del hecho de que los teléfonos más antiguos eran más fáciles de guardar, eficientes y duraderos en ese momento, según reflexiona Horace Dediu, fundador y analista de Asymco, que estuvo más de 8 años en Nokia a principios de la década de 2000, a Business Insider.

Aun así, Apple tiene un don para miniaturizar nuevas tecnologías y desarrollar interfaces que funcionan bien en nuevos tipos de dispositivos informáticos, al igual que la rueda de clic del iPod, según Patrick Moorhead, fundador y analista principal de Moor Insights & Strategy. Eso podría darle una ventaja en teléfonos plegables y en el desarrollo de auriculares de realidad aumentada.

Tanto si se trata de un casco de realidad virtual como de un iPhone plegable o un coche diseñado por Apple, el éxito dependerá de dos factores clave. En primer lugar, Apple tendrá que acertar con el momento de entrar en estos mercados cuando estos dispositivos estén empezando a ser adoptados de forma más generalizada, pero antes de que otro rival se lance y se establezca como líder. 

Apple ha hecho esto con éxito con el iPhone, iPod, iPad y Apple Watch, pero ha perdido el tren en lo que respecta a los altavoces inteligentes. Aunque Apple vende el HomePod y el HomePod Mini con Siri, es el Echo de Amazon el que domina ampliamente el mercado y es sinónimo de tecnología doméstica inteligente y asistentes virtuales. 

Tesla y Apple son empresas increíblemente importantes, pero sus avances en la industria de los coches autónomos son patéticos

Samsung también amenazó con eclipsar a Apple en el periodo de 2013 a 2014 cuando el mercado de teléfonos inteligentes comenzó a cambiar hacia dispositivos más grandes y baratos, 2 cualidades que los fabricantes de dispositivos Android adoptaron mucho antes que Apple.

Al mismo tiempo, los rivales también han invertido más en diseño.

Eso es lo que dice Gadi Amit, presidente y diseñador principal de NewDealDesign, una empresa de diseño que cuenta con Fitbit, Google, Postmates Verizon y muchas otras entre las empresas con las que ha trabajado.

"Existen retos para el dominio de Apple en el diseño industrial", afirma Amit a Business Insider. "No se puede descartar el progreso que han hecho Samsung, Google y Microsoft".

Pero más que nada, el éxito de Apple en nuevos territorios como los teléfonos plegables vendrá de la capacidad de la compañía de mantenerse en su mantra de solo lanzar nuevos productos cuando puedan mover la aguja de manera significativa. Y eso viene de cómo funcionan los departamentos de diseño y desarrollo de productos de Apple como un equipo, no de manera independiente.

"Es un sistema, no sólo las personas involucradas, sino la forma en que trabajan juntas lo que realmente hace que las cosas funcionen", dice Dediu, y añade que Ive o "cualquier otra persona fuera de Apple no sería capaz de lograr algo parecido a lo que Apple es capaz de lograr como equipo".

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime.

LEER TAMBIÉN: "Hey, Spotify": la app de música prueba su propio asistente de voz al margen de Google y Apple

LEER TAMBIÉN: 11 fotos que muestran cómo ha cambiado la tienda Apple de Sol tras su renovación

LEER TAMBIÉN: 11 grandes empresas que facturan menos que lo que gana Apple solo con el iPhone

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño