El PSOE volverá a chocar en el Congreso con sus socios por el rechazo al impuesto sobre grandes fortunas que propone Unidas Podemos

María Jesús Montero, ministra de Hacienda
María Jesús Montero, ministra de Hacienda

REUTERS/Juan Medina

El melón de la reforma fiscal regresa al Congreso este martes, con una proposición de ley que presentó en abril el grupo de Unidas Podemos y que se tomará en consideración en el Pleno que comienza esta tarde. El Grupo Parlamentario Socialista, socio mayoritario del Gobierno, ya ha avanzado que rechazará la iniciativa de los morados.

Lo que Unidas Podemos planteó en abril fue un nuevo impuesto a las grandes fortunas que solo afectaría a aquellas que fuesen superiores a los 10 millones de euros. Concretamente, la Proposición de Ley sobre la titularidad, tenencia, disponibilidad, disfrute o uso de bienes o derechos por personas con grandes fortunas esbozaba un nuevo mecanismo de recaudación estatal.

Es distinto a una proposición no de ley que el mismo grupo planteó a comienzos de este año, y que ya fue rechazada por el PSOE junto a los votos negativos de otras formaciones, como PP y Vox. En aquella proposición no de ley (una iniciativa no vinculante que se limita a instar al Gobierno a legislar sobre algo) se planteó un nuevo impuesto en sustitución al impuesto sobre el Patrimonio.

España registró sumó 100 nuevos ultrarricos en el año anterior a la pandemia: 701 personas tenían más de 30 millones de euros en 2019 y solo 1 de cada 3 pagó el impuesto de patrimonio

En la proposición de ley que se debate esta tarde en la Cámara Baja, los morados plantean que este tipo sea de competencia estatal precisamente para evitar que las autonomías puedan bonificarlo —lo que ya sucede en varios territorios con el impuesto sobre el Patrimonio— y además no será un impuesto que sustituya al del Patrimonio: lo complementaría.

La propuesta llegó ligada al debate que ha suscitado el plan del Gobierno para hacer frente a las consecuencias económicas que ha ocasionado el estallido de la guerra en Ucrania. La iniciativa propone tipos de entre el 3,6% y el 5% a esas grandes fortunas, que podrán ser inferiores si ya pagan el impuesto sobre Patrimonio.

El tipo del 3,6% se aplicaría a aquellas fortunas que oscilen los 10 y 30 millones de euros, mientras que el 5% sería para aquellas que superen los 150 millones.

Con todo, es prácticamente imposible que prospere la iniciativa de Unidas Podemos. Este mismo lunes, fuentes del Grupo Parlamentario Socialista confirmaban a la agencia Europa Press que el sentido de su voto será finalmente negativo. Lo hacía apenas unas horas después de que Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, adujera en rueda de prensa desconocer el sentido del voto.

El PSOE dirá que no

El Ministerio de Hacienda recepcionó en marzo de este año las conclusiones de un extenso informe elaborado por un grupo de expertos para la reforma fiscal. Sobre ese mismo documento ampara su proposición de ley Unidas Podemos. También fue la base sobre la que los morados presentaron su proposición no de ley a principios de año.

Entonces, cuando dicha PNL fue rechazada por el PSOE junto con formaciones como PP y Vox, el socio mayoritario del Ejecutivo defendió que ese tipo de iniciativas debían ser lideradas precisamente por el Ministerio de Hacienda.

Aunque Europa Press no recoge en este teletipo los argumentos que esgrime en esta ocasión el Grupo Parlamentario Socialista, algunos medios destacan que para el PSOE es primordial esperar a que se corrija la inflación antes que abordar esta reforma fiscal. Prefieren abrir el melón más adelante.

La negativa llegó de forma oficiosa a las redacciones este lunes, apenas unas horas después de que la propia Lastra reconociese en rueda de prensa que, al no haber hablado con el portavoz de su grupo, desconocía el sentido del voto que adoptaría la formación.

Ni la proposición de ley, ni la PNL de la reforma fiscal de este año, ni la ley para crear una empresa pública de energía. Ya son varias las negativas que la principal fuerza en el Gobierno de coalición ha dado a su principal socio.

Las 1.000 mayores fortunas del mundo ya han recuperado todo lo perdido por el coronavirus: su riqueza conjunta aumentó en 3,2 billones de euros el año pasado, según Oxfam

Justo este lunes Ione Belarra, secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, incidía en que en estos momentos "el Gobierno no se puede permitir medias tintas". "Tenemos que ser valientes y poner de nuestra parte para que las familias no paguen las consecuencias de esta crisis", abundaba.

"Tenemos que protegerlas y hacer una reforma fiscal ambiciosa para que los que más tienen paguen de una vez lo que les corresponde en este país. No tenemos otra opción para ponernos, una vez más, del lado de la gente".

Fuentes del grupo parlamentario que lleva la proposición al Pleno de esta tarde incidían en que esta es "una propuesta sensata" en el ámbito de la "justicia fiscal". Entienden que los grandes desembolsos de dinero público que protagoniza el Estado requieren aumentar sus ingresos, lo que debe recaer sobre las espaldas "de los que más han aumentado su beneficio durante la crisis de la pandemia".

También en la de "los que más tienen". Según el análisis estadístico del Impuesto del Patrimonio de 2018 —últimos datos disponibles—, los declarantes que pagaron este tipo con una fortuna superior a 10 millones de euros fueron 3.286 personas, aunque sobre ese mismo año Hacienda también desveló que solo 1 de cada 3 grandes fortunas pagaban ese impuesto.

Otros artículos interesantes:

Estos son los hijos más jóvenes de grandes multimillonarios como Jeff Bezos, Zuckerberg o Amancio Ortega que van a heredar pronto grandes fortunas de sus padres

10 famosos que a pesar de tener grandes fortunas llevan una vida sencilla

Cuánto tardarían los 11 españoles más ricos en dejar de ser multimillonarios con un impuesto del 3,5% a las grandes fortunas como propone Podemos

Te recomendamos