España versus 'big tech': Genially, la startup que compite contra los gigantes de EEUU integrándose con Google y Microsoft

Juan Rubio, cofundador y CEO de Genially.
Juan Rubio, cofundador y CEO de Genially.

Con la pandemia de COVID-19, los profesores se encontraron ante un dilema: ¿cómo adaptar su plan de estudios a formato digital en tiempo récord y –más difícil todavía– conseguir que los alumnos no se aburran? La respuesta fue en muchas casos utilizar herramientas interactivas más allá del simple Power Point.

Este es precisamente uno de los casos de uso que más popular han hecho a Genially, una herramienta de creación de contenidos interactivos que no requiere conocimientos previos creada por la startup cordobesa del mismo nombre, que se creó en el año 2015 y que ya ha llegado a competir con grandes servicios de Estados Unidos como Canva y Prezi.

"Creamos Genially con la misión de hacer de la comunicación visual interactiva un nuevo estándar para la comunicación. Nos dimos cuenta de que crear este tipo de contenidos era caro y en ocasiones, lento si no tenías conocimientos de programación o de diseño", comenta Juan Rubio, CEO y cofundador de Genially, a Business Insider España.

El público de la compañía se divide principalmente en 3 ámbitos: por un lado educadores, a quienes proporciona la posibilidad de crear sus propios planes de formación de maneras interactivas; por otro, creadores de contenido, que utilizan el servicio español para diferenciar sus contenidos del resto de influencers; y por último, empresas que buscan soluciones sin tener que programar, lo que se conoce como no code.

Esta apuesta les ha servido para lograr grandes resultados en los últimos años, con unas "expectativas anuales que tienden a duplicar datos de ejercicios anteriores", como celebra su CEO, al mismo tiempo que no se atreve a lanzar pronósticos para los próximos 3 a 5 años debido a la inestabilidad geopolítica y económica. 

En 2020, coincidiendo con la pandemia, registró sus mejores resultados, como destacaba el propio Rubio en una entrevista con este medio. En 2020, días antes del confinamiento en España, levantó una ronda de financiación de 4,4 millones de euros, y en septiembre del año pasado anunció otra aún mayor, de 17 millones.

Desde su origen en Córdaba, Genially ha seguido creciendo en todo el mundo hasta llegar a tener hoy una plantilla de 180 trabajadores, y la empresa tiene planes para crecer de forma estable en los próximos años, según Rubio.

La industria de la educación también es la industria de la atención: así evitan las startups 'edtech' españolas que sus alumnos se distraigan

No obstante, ante un sector de la tecnología ampliamente dominado por las grandes empresas de tecnología, a todas las empresas les acaba asaltando la misma duda: ¿seguir compitiendo o negociar una venta?

No piensan en una venta pero tampoco la descartan tajantemente

En el caso de Genially, reconocen que "siempre hay conversaciones con este tipo de corporaciones" por parte de las empresas del sector tecnológico, como explica su CEO, de los pocos que reconocen estas negociaciones públicamente.

La postura de la empresa de cara a una venta es, a priori, negativa. "[Una posible compra por parte de una big tech] no es algo que nos preocupe o en lo que pensemos demasiado a nivel de estrategia", asegura Rubio.

Pero la puerta no está cerrada del todo a esta posibilidad, y deja caer que podría llegar a ocurrir algún día, aunque de momento Genially prefiere centrarse en hacer bien las cosas.

"Si [una potencial venta] ocurre en algún momento, lo vemos como una consecuencia de que hemos conseguido ser relevantes en el contexto actual más que como un fin en sí mismo", defiende.

Apuestan por integrarse con los gigantes tecnológicos como Google y Microsoft, a quienes ven complementarios

No optar por una venta implica optar por competir con las grandes empresas de Estados Unidos, pero Genially prefiere optar por un enfoque diferente: no verlos como rivales sino llegar a alianzas e integraciones con ellos en los que ambos salgan beneficiados.

De hecho, la startup de origen cordobés ya ha trabajado con gigantes como Google, Microsoft y Amazon Web Services (AWS) para ofrecer integraciones de su herramienta y extender su uso.

 

"El error es precisamente considerar a las grandes empresas como competencia directa, pues en muchos casos la oferta de productos y servicios es complementaria y se pueden generar sinergias con ellas. Nosotros trabajamos con Google, Microsoft, AWS y otras para aportar soluciones lo más completas posibles", comenta el CEO de Genially.

Los beneficios de ser más pequeños: el ejemplo de la agilidad en la pandemia

Cuando llegó la pandemia de COVID-19, se puso de manifiesto uno de los principales beneficios de trabajar para una startup: había que hacer muchos cambios muy rápido, y las empresas más pequeñas tenían cierta ventaja respecto a las grandes corporaciones.

"Con la pandemia lanzamos nuevas funcionalidades para adaptarnos a las necesidades de nuestra comunidad en menos de 2 semanas", destaca Rubio, frente al tiempo de reacción más largo de algunos de los gigantes.

Esto es algo que también tienen muy claro los inversores, que ya no ven a las grandes tecnológicas como compañías tan ágiles como lo hacían antaño.

"En el pasado pensábamos en la capacidad de los Google y Microsoft de cambiar tan rápido, pero ahora ya son un poco más lentos, se están volviendo elefantes grandes y fuertes", comenta Miguel Arias, partner en el grupo de inversores K Fund especializado en ventures.

Sin embargo, el CEO prefiere no asociar la agilidad con las dimensiones de la empresa sino con la capacidad de entender las nuevas formas de trabajar que demanda el contexto.

"[La innovación] no tiene tanto que ver el tamaño sino más bien con la capacidad de adaptarse a los nuevos tiempos. El mercado ahora necesita mucha más rapidez a la hora de servir los productos y servicios, por eso muchas empresas pequeñas, startups y scaleups se están convirtiendo en líderes en su sector", apostilla.

Otros artículos interesantes:

Smart Business Meeting XXIII: expertos y docentes reclaman una educación más práctica y dinámica ante los nuevos entornos laborales, digitales y cambiantes

Go Student, la startup 'edtech' europea, recauda 300 millones de euros en una ronda de financiación

La 'edtech' es la nueva moda: así es como muchas empresas tecnológicas como Samsung o Google están entrando y consolidándose en el mundo de la educación

Te recomendamos