Pasar al contenido principal

Los analistas ven que el precio del petróleo puede dispararse si acaba estallando el conflicto con Irán

Grupo de trabajadores industriales en una refinería
Getty Images
  • El petróleo está en el punto de mira a medida que se avecina la perspectiva de una confrontación entre Estados Unidos e Irán. 
  • Los expertos analizan hasta dónde puede llegar el precio del barril de crudo, algo que puede tener un fuerte impacto en la economía. 
  • Más de un millón de barriles de petróleo diarios se han evaporado del mercado debido a las sanciones de Estados Unidos a Irán impuestas el año pasado.
  • Brennock, analista de petróleo de PVM Oil Associates, apunta a un precio de entre 80 y 90 euros por barril como el precio más probable al que llegará el crudo. 

El petróleo está en el punto de mira a medida que se avecina la perspectiva de una confrontación entre Estados Unidos e Irán. Al menos, así es como lo están viendo los expertos y los asesores del gobierno iraní.

Yahya Rahim Safavi, uno de los principales asesores militares del ayatolá Ali Khamenei, líder del país asiático, advirtió que "la primera bala disparada en el Golfo Pérsico elevará los precios del petróleo por encima de los 100 dólares.

Más de un millón de barriles de petróleo diarios se han evaporado del mercado debido a las sanciones de Estados Unidos, impuestas después de que la administración de Donald Trump se retirara del acuerdo nuclear con Irán de 2015 el año pasado, con el objetivo de reducir a cero las exportaciones del tercer mayor productor de la OPEP.

Esto ha contribuido a la paralización de la economía iraní. Este castigo se mantendrá a menos que Irán "actúe como un país normal" y cese su apoyo a los proxies terroristas en la región y paralice las pruebas de misiles balísticos, según ha afirmado EE.UU. 

Irán ha respondido a las sanciones amenazando con abandonar sus obligaciones con relación al acuerdo nuclear, que había prometido un alivio económico a cambio de los límites de su desarrollo nuclear, y regresar a niveles más elevados sobre el enriquecimiento de uranio.

El recorrido del crudo

Los analistas están empezando a observar con bastante prudencia la situación y analizar si el precio del petróleo, podría, subir hasta los 100 dólares en el supuesto de que la situación se ponga excesivamente tensa.

Según Brennock, analista de petróleo de PVM Oil Associates los 100 dólares por barril sería una cota “excesivamente ambiciosa”.

Desde su punto de vista el mercado petrolero más o menos “se ha quedado estancado por la desaparición de otros 500.000 barriles diarios de crudo iraní desde que Washington puso fin a sus exenciones de las sanciones en mayo.

Dicho esto, cualquier conflicto directo entre Estados Unidos e Irán reduciría “aún más los envíos de del país de la OPEP e incluso podría interrumpir las exportaciones de otros productores del Golfo Pérsico”, tal y como alerta Brennock. 

Leer más: Estos son los movimientos que se esperan para las principales divisas en los próximos meses, según este gran banco privado suizo

Aun así, espera que el petróleo tenga dificultades para volver a los precios de tres dígitos, en gran parte gracias a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y predice un rango de “80 a 90 dólares por barril como el objetivo más probable”.

Y en medio de los temores de que los conflictos generen precios más altos en el oro negro, vale la pena recordar que el Brent en realidad ha caído drásticamente en los últimos tiempos, a pesar de las crecientes tensiones en Medio Oriente y las interrupciones en los suministros de Venezuela y Libia. 

Objetivos petroleros en Iraq y el estrecho de Ormuz

Una ingeniera en una refinería trabajando con su ordenador.
Getty Images

Otros creen que el mercado podría ajustarse seriamente, lo que podría dar lugar a un aumento de precios potencialmente dramático, pero dudan de si tendrá una duración muy larga.

Michael Rubin, un experto en Oriente Medio del American Enterprise Institute, sostiene que el petróleo ya se ha ido por encima de 100 dólares otras veces en la historia y, en caso de conflicto, “el precio real podría moverse mucho más arriba.

Mucho depende, añade, de si otros países pueden “compensar el déficit de Irán”. En caso de que el conflicto cierre la importante arteria de transporte marítimo que es el Estrecho de Hormuz, los envíos vitales de petróleo de Arabia Saudita e Irak, los productores de crudo, respectivamente, tendrían dificultades “para entrar al mercado”.

Dependerá mucho de lo que realmente ocurra en una guerra hipotética: una tensión que se vea limitada "probablemente sacará del mercado a casi todo el petróleo iraní y hará que el barril suba 10 dólares su precio", apunta Robin Mills, CEO de Qamar Energy. Un conflicto más duradero sería “mucho más serio”.

En este supuesto, si Irán toma represalias en Iraq y detiene gran cantidad de las exportaciones petroleras iraquíes, los precios “podrían subir a 100 dólares”, en opinión de Mills.

Y además