Los bancos de Wall Street están trabajando duro para ayudar a Elon Musk a comprar Twitter antes del plazo límite del viernes: esto es lo que pueden perder

Elon Musk.
Elon Musk.

Gotham/Getty Images

Los bancos de Wall Street que se comprometieron a ayudar a Elon Musk a financiar su compra de Twitter por valor de 44.000 millones de dólares se enfrentan a la posibilidad de perder 500 millones de dólares en el proceso, según algunas estimaciones. Pero eso no impide que los bancos estén trabajando duro para cerrar el acuerdo antes de la fecha límite del viernes.

Los bancos esperan evitar cuantiosas pérdidas manteniendo los 13.000 millones de dólares que le darán a Musk en sus propios balances en lugar de venderlos a otros inversores, lo que convertiría esta operación en la mayor "colgada" de todos los tiempos, según el WSJ

Pero no hay que compadecerse todavía de los bancos -un grupo que incluye a Morgan Stanley, Bank of America, Barclays, MUFG, BNP Paribas, Mizuho y SocGen-. La realidad es que sabían que este acuerdo, en abril, era arriesgado, pero lo aceptaron de todos modos porque querían atrapar al hombre más rico del mundo como cliente

"El valor real es la relación con Elon Musk", explica a Business Insider Angelo Zino, analista senior del sector en CFRA. "Habrá un montón de gente por ahí luchando por una potencial salida a bolsa de SpaceX en algún momento. Esa será una de las salidas a bolsa más esperadas en los próximos años". 

La mano derecha de Elon Musk: Jared Birchall, un exbanquero de Morgan Stanley y Goldman Sachs con lealtad a prueba de bombas al dueño de Tesla

Musk y Birchall.

Ganadores y perdedores

Los mayores perdedores serán el grupo de bancos que acordaron financiar la adquisición de Musk a través de 6.500 millones de dólares en préstamos a plazo, 3.000 millones de dólares en bonos garantizados, 3.000 millones de dólares en obligaciones de riesgo sin garantía y una línea de crédito renovable de 500 millones de dólares, según datos presentados oficialmente. El grupo está formado por Morgan Stanley, Bank of America, Barclays, MUFG, BNP Paribas, Mizuho y SocGen. 

Los mayores ganadores serán los bancos que han asesorado a Musk y a Twitter en esta operación, que ganarán la friolera de 192 millones de dólares en comisiones, según datos de Refinitiv citados por el Financial Times (la tercera mayor cantidad de este tipo desde 2020).

Los banqueros de Twitter, Goldman Sachs y JPMorgan, se embolsarán la friolera de 133 millones de dólares, según publicó Bloomberg en mayo. Eso deja a los asesores de Musk, Morgan Stanley y Bank of America, con 59 millones de dólares, lo cual no es nada despreciable.  

Pero incluso los perdedores saldrán ganando a largo plazo. Elon Musk, la figura más rica del mundo, posee una fortuna considerable y dirige dos empresas -Tesla y SpaceX- con un valor conjunto de unos 900.000 millones de dólares (sin contar Twitter). Es imposible cuantificar el valor potencial futuro del negocio de Elon Musk, pero basta con decir que representa toda una oportunidad para los bancos privados y de inversión. 

"Todo el mundo desea contar con el negocio de Elon Musk", afirma Stephen Biggar, director de investigación de servicios financieros de Argus Research. "Es posible que tengan que asumir pérdidas en algunos compromisos previos de financiación para conseguir el próximo acuerdo, que podría ser más rentable, como una operación secundaria o que él retire Twitter de la bolsa y para sacarla de nuevo un tiempo después".

De hecho, los bancos sabían al entrar en la operación de Twitter que era una propuesta arriesgada, por lo que algunas empresas dijeron "no" a actuar como financiadores, como ya desveló Business Insider.

Por supuesto, el negocio de Twitter se ha deteriorado aún más desde que se cerró el acuerdo en abril, en parte debido a la batalla con Musk. Pero ya entonces los bancos sabían que la empresa carecía de flujo de caja libre y registró pérdidas de 221 millones de dólares el año pasado. Además, está siendo adquirida por un comprador con una visión no probada de la empresa que corre el riesgo de alejar a los anunciantes y, por tanto, los ingresos futuros.

Elon Musk pierde su superpoder: sus movimientos en Twitter y Tesla muestran que se ha quedado atrás, y eso podría costarle muy caro

Elon Musk

Cómo se amortizará

Julian Klymochko, consejero delegado y director de inversiones del proveedor de inversiones alternativas Accelerate, señala que los bancos que han participado en la financiación de Musk para la compra de Twitter podrían enfocar la operación como una "operación con pérdidas". En otras palabras, mientras que las divisiones de préstamos de los bancos se verán fuertemente afectadas por el cambio de tipos desde abril, otras áreas -como la gestión de activos y el asesoramiento en fusiones y adquisiciones- saldrán ganando al contar con la figura más rica del mundo como cliente, afirma Klymochko. 

"Parece que las diferentes divisiones del banco conseguirán distintas ganancias y pérdidas", añade.

Morgan Stanley ciertamente se ha beneficiado de una larga historia de trabajo con Musk. La firma de corretaje comenzó a extender préstamos al CEO de Tesla en mayo de 2011, según los registros de la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (SEC, equivalente a la CNMV en España), garantizados por sus acciones del fabricante de automóviles eléctricos. 

En diciembre de 2018, Musk pidió 61 millones de dólares en hipotecas sobre cinco propiedades en California, todas con Morgan Stanley, según las escrituras registradas. Su saldo pendiente con Morgan Stanley ascendía a 287 millones de dólares al 4 de diciembre de 2020, según un documento de Tesla presentado ante la SEC.

Su mano derecha, Jared Birchall, trabajó en el brazo de gestión de patrimonio privado de Morgan Stanley antes de dejarlo en 2016 para dirigir la family office de Musk. El hijo mayor de Birchall, Benjamin, incluso hizo prácticas en Morgan Stanley para sus excompañeros Frank Malone y Jon Neuhaus en el verano de 2021. Aunque no se ha revelado quién gestiona la fortuna personal de Musk en Morgan Stanley, Neuhaus, un asesor patrimonial de élite, ha sido citado por Twitter para testificar en la disputa legal con Musk. (Morgan Stanley ha declinado hacer comentarios).

Otros artículos interesantes:

Elon Musk es una combinación de Einstein, Tesla y Rockefeller, según una exdirectiva de SpaceX: pero hasta su madre sabe que nadie quiere ser como él

Elon Musk dice que no es como Warren Buffett, porque él fabrica cosas, y descarta copiar el modelo de Berkshire Hathaway

Por qué el acuerdo de Elon Musk para comprar Twitter no es del todo malo para los bancos de Wall Street

Te recomendamos