Pulso entre los titanes de la moda y los gigantes tecnológicos ante las nuevas medidas contra las falsificaciones que prepara la Comisión Europea

Un bolso de Chanel
REUTERS/Gonzalo Fuentes
  • La moda mantiene un tenso pulso con los gigantes tecnológicos para ejercer presión ante las nuevas medidas sobre el comercio electrónico que prepara la Comisión Europea.
  • El organismo pretende regular a través de la futura normativa europea sobre servicios digitales la responsabilidad de las plataformas de comercio electrónico en la venta de productos falsificados.
  • A día de hoy, tanto en Europa como en Estados Unidos, la legislación considera que las plataformas de comercio electrónico no son legalmente responsables del contenido que albergan, aunque una vez advertidas sí tienen que eliminar los productos.
  • La crisis del coronavirus no ha hecho sino poner de relieve las estafas en este sector y la Comisión Europea se prepara para endurecer las medidas con un debate sobre los derechos de propiedad intelectual online abierto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los gigantes del sector de la moda, tanto firmas de lujo como Prada como marcas de moda deportiva como Adidas, llevan años luchando contra la venta de productos falsificados por internet. La moda mantiene un tenso pulso con los gigantes tecnológicos para ejercer presión ante las nuevas medidas que prepara la Comisión Europea. A través de la futura normativa europea sobre servicios digitales el organismo pretende regular la responsabilidad de las plataformas de comercio electrónico en la venta de productos falsificados.

Las marcas intentan que los titanes de Silicon Valley, Amazon o Facebook como principales exponentes, verifiquen la autenticidad de sus productos a la hora de vender por internet. Y es que tanto en Europa como en Estados Unidos, la legislación considera que las plataformas de comercio electrónico no son legalmente responsables del contenido que albergan, aunque una vez advertidas sí tienen que eliminar este cuestionable producto.

La legislación en la que trabaja la Unión Europa trata de reforzar la responsabilidad de las plataformas de comercio electrónico sobre los productos que venden, lo que ha provocado tensiones entre grupos de presión tecnológicos estadounidenses y marcas de moda europeas. La crisis del coronavirus no ha hecho sino poner de relieve las estafas en este sector y la Comisión Europea se prepara para endurecer las medidas con un debate sobre los derechos de propiedad intelectual online abierto. 

Leer más: La responsable de Amazon España reconoce que han tenido que eliminar miles de productos por la subida injustificada de precios durante la pandemia del coronavirus

Las tensiones entre los lobbies de las marcas de moda y de las plataformas de venta online crecen en estas negociaciones. Ya en enero, Bernard Arnault, CEO del conglomerado de lujo francés LVMH, criticó duramente a Amazon por aumentar sus cuentas a costa de falsificaciones.

En noviembre de 2019 Nike rompió su relación con Amazon y dejó de vender sus productos a través de la plataforma, poniendo fin a una incursión con la que pretendía evitar la devaluación de sus productos en la plataforma de venta por internet. No parece que la experiencia fuera del todo satisfactoria. 

LEER TAMBIÉN: La pandemia del coronavirus le ha brindado a Amazon la oportunidad perfecta para irrumpir en el mercado de la moda de lujo

LEER TAMBIÉN: Los retailers se preparan para el mundo después del coronavirus: las 'dark stores' y la última milla, claves para recuperar el pulso

LEER TAMBIÉN: Las 3 fases del impacto del coronavirus en el sector de la moda: este gráfico muestra cómo será su lenta recuperación

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Comercio electrónico
  2. Moda
  3. Retail
  4. Amazon
  5. Facebook
  6. nike