Pasar al contenido principal

Por qué aprender a delegar te hará ser un mejor jefe

Jefe delegando
Pexels
  • Una queja común entre los jefes es que sus empleados no hacen lo que se les pide. 
  • Algunos señalan a la actitud de los millennials mientras que otros dicen que la carga de trabajo es abrumadora. 
  • El verdadero problema es que la gente no sabe delegar, según un estudio de negocios de Harvard. 

A medida que la velocidad de los negocios aumenta, los jefes buscan más formas de que su personal actúe.

Una queja común es "mis empleados simplemente no hacen las cosas que les pido que hagan".

Algunos señalan a la actitud de los millennials mientras que otros dicen que la carga de trabajo es abrumadora.

El problema es de los jefes, la mayoría de ellos no saben cómo delegar. Un estudio de negocios de Harvard llamado "¿Por qué no estás delegando?" revela que casi el 50% de las empresas encuestadas están preocupadas por las habilidades de delegación de sus empleados, y la mayoría de ellas no ofrecían formación sobre cómo delegar.

La verdadera preocupación es que muchos líderes no delegan.

¿Por qué? Muchos creen que pueden hacer la tarea más rápido ellos mismos, en lugar de tomarse el tiempo para explicárselo a los demás.

Según Carson Tate en Fast Company, muchas personas se resisten debido a la falta de conocimiento sobre cómo delegar.

Después de haber intentado que alguien haga algo sin éxito, recuerdan el viejo lema de "si quieres que algo se haga bien, tienes que hacerlo tú mismo".

Leer más: 11 consejos fáciles para que tu jefe valore tu trabajo

A primera vista, esto puede ser cierto; sin embargo, si una tarea necesita completarse regularmente, entonces el tiempo se suma rápidamente.

Un buena organización a la hora de delegar te ayudará a hacer que tu personal haga lo que quieres.

Al trabajar con tu empleado de manera directa y crear un plan de una página juntos, puedes cambiar rápidamente esta situación.

Comienza preguntando a los empleados qué pasos creen que deben dar para llevar a cabo la tarea. A medida que comienzan a compartir ideas, apúntalas en papel o en una tablet.

También debes contribuir y guiarlos hacia la mejor solución: resiste la tentación de simplemente contarles las tareas.

Después de identificar los pasos específicos que deben darse, pregúntales en qué orden deben ir y enséñales la mejor secuencia y explica los motivos. Trabajad juntos para identificar los plazos de cada paso para garantizar que los tiempos estén claros.

Cuando empiezas a usar este enfoque, la relación cambia de tu dirección a una colaboración en la que demuestras apoyo y ellos se implican en la tarea que debe completarse.

Para tareas más complejas, pídeles que identifiquen los plazos para las reuniones de comprobación.

Leer más: Cómo lidiar con 5 de los tipos de mal jefe más problemáticos

Jayson DeMers en Inc Magazine llama a esto el enfoque de confianza pero verificación.

Esto te permite asegurarte de que todavía están en el camino adecuada y mostrar interés en que completen la tarea, sin hacerte cargo.

Después de establecer el plan, haz una fotografía en tu móvil y envíales la imagen (o la hoja de papel) para tener como referencia durante la implementación.

Con el tiempo puedes acelerar este proceso de delegar al hacer que el personal planifique su plan de una sola página y lo verifique contigo antes de que empiecen a ejecutarlo.

Una vez que comiences a delegar efectivamente, la relación será más fuerte. Tendrás más tiempo para tus tareas y el personal hará lo que pides porque ellos quieren.

Te puede interesar