El suministro de gas en España no está en peligro por la crisis de Rusia y Ucrania, pero podría jugar un papel clave para garantizar el abastecimiento en el resto de Europa

2 teteras antiguas.

Pixabay

  • El 40% del gas que se utiliza en Europa proviene de Rusia. En el caso de España, sin embargo, sólo supone el 10%, por lo que, teóricamente, el país no se vería afectado si desde Moscú ‘se corta el grifo’.
  • En todos los planes de contingencia que se preparan desde la UE, España jugaría un papel clave debido a su gran capacidad de recepción y regasificación.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Si la tensión entre Rusia y Ucrania (con la basilar participación de varios actores secundarios) sigue en aumento, una de las medidas que se podrían tomar desde Moscú sería la de “cortar el grifo” en la exportación de gas a Europa

En caso de que esto sucediera, la teoría indica que España no sufriría un problema de desabastecimiento, puesto que su dependencia de Rusia es menor que la de otros países de Europa. 

El almacenamiento de gas de la UE es el más bajo desde 2013 y las reservas en España están al 73%

Actualmente, Rusia proporciona alrededor del 40% del gas que consume Europa, porcentaje que es mayor en los países del centro y del este, sin embargo, el gas ruso que llega a España supuso sólo un 10,43% del total en 2020, según los datos de Informe 2020 – El Sistema Gasista Español, elaborado por Enagas (el principal transportista de gas natural y el Gestor Técnico del Sistema Gasista en España).

Del gas usado en este país, el 29,05% llega de Argelia; el 15,87% de Estados Unidos; el 12,09% de Nigeria, y, como ya se ha comentado, el 10,43% de Rusia. Por tanto, la dependencia del gas ruso es mucho menor que la que tienen otros territorios en el Viejo Continente. 

Teresa Ribera asegura que España no tendrá problemas de abastecimiento

La vicepresidenta del Gobierno español y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, afirmó el pasado 21 de enero de 2022 que la tensión miliar con Rusia en la frontera de Ucrania no afectará al abastecimiento de gas natural en España. 

En sus palabras, “España cuenta con una posición sólida en cuanto a la garantía de suministro y, además, la infraestructura de regasificación de la que disponemos permite el rápido acceso a gas natural licuado por barco y por tanto no hay problema de abastecimiento con fuentes muy diferentes", declaró a Efe.

Que haya cierta tranquilidad en el sentido de que no faltará gas, no implica que el país no se pueda ver afectado por la creciente tensión. 

Así vive y gasta su dinero Teresa Ribera, la vicepresidenta que asume que el diésel "tiene los días contados" pero todavía no invierte en coches ecológicos

Es evidente, señaló la ministra, “que nos impacta la evolución que está presentando el precio del gas en un momento en que no solamente hay un incremento muy importante de la demanda por parte de los mercados asiáticos sino, efectivamente, tensiones con el que todavía es el primer exportador de gas natural para la mayoría de países europeos".

La respuesta “obvia” a la crisis de precios, sostuvo, "es acelerar la transición energética y reducir la dependencia del gas natural por la volatilidad del precio y por los proveedores que estamos viendo pueden estar asociados a tensiones en nuestras fronteras".

No obstante, también se refirió a que sería necesario que la Unión Europea planteara un plan de emergencia con "medidas excepcionales que se pueden adoptar en el contexto regulatorio para que esa situación tan complicada respecto al gas no impacte de una manera tan desorbitada también sobre los precios de la electricidad".

España puede ser clave para garantizar el suministro de gas en Europa

No en el aspecto de la regulación, pero sí en el de garantizar el suministro se está trabajando desde Bruselas. 

A esos planes de emergencia se refieren en este artículo de El País, en el que aseguran que España puede jugar un papel realmente notable. En esta posición la sitúa la gran capacidad de recepción y regasificación de combustible, lo que haría que pudiera ser el país que recibiera el gas que llegara por barco de Estados Unidos y Qatar

Los grandes grupos energéticos piden un modelo de negocio como país para convertir a España en un 'hub' del hidrógeno estratégico para Europa

El problema, advierte Gonzalo Escribano, director del Programa Energía y Clima del Real Instituto Elcano, en la noticia referida, es que la interconexión es realmente escasa. 

Relajando tensiones, Escribano descarta el escenario más comprometido y cree que, aunque hubiera una confrontación bélica, Rusia no dejaría de cumplir sus contratos respecto al suministro

Otra de las opciones que se plantean desde Europa es que España se convierta en una suerte de “portaaviones” del gas para el resto de Europa. Lo que convertiría a la Península, indican en El País, en el hub donde se guardaría el combustible. 

Y la tercera posibilidad sería usar las centrales de ciclo combinado para quemar el gas que se importe de Estados Unidos y Qatar y obtener electricidad. Otra vez la carencia de las conexiones es el principal obstáculo, apuntan en la información referenciada. 

Otros artículos interesantes:

Las reservas de gas y petróleo del Ártico se alzan como la nueva disputa entre Rusia y la Unión Europea en plena crisis energética

Así pone en jaque el abaratamiento de las baterías al gas natural en favor de un sistema híbrido entre renovables y almacenamiento energético

Por qué te interesa echar gasolina cuanto antes: las tensiones entre Rusia y Ucrania podrían disparar el precio del petróleo un 76%

Te recomendamos