Las reservas de gas y petróleo del Ártico se alzan como la nueva disputa entre Rusia y la Unión Europea en plena crisis energética

El presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Reuters

  • Las reservas de hidrocarburos bajo el Ártico, en disputa entre Rusia y la Unión Europea en plena plena crisis energética global.
  • La Comisión opta por prohibir la extracción de gas, carbón y petróleo en el Círculo Polar Ártico para no comprometer la sostenibilidad de la región.
  • Rusia se opone al veto y se muestra partidaria de seguir extrayendo los recursos naturales bajo el suelo marino del océano, según ha recogido CNBC.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El gas se ha erigido como el protagonista principal en la actual crisis energética global. Ahora, vuelve a escena por la disputa surgida entre Rusia y la Unión Europea respecto a las reservas de hidrocarburos bajo el suelo marino del Ártico.

La Unión Europea, en su feroz lucha por descarbonizar la economía y preservar el medioambiente, se ha posicionado esta semana en contra de nuevas prospecciones y extracciones de petróleo, gas y carbón en el Círculo Polar Ártico.

La intención del bloque comunitario es proteger la región, cuyo clima ha sufrido factores externos que lo han debilitado, para evitar que el cambio climático haga más daño a su ya débil sostenibilidad.

En una posición diametralmente opuesta se encuentra Rusia. El mayor tenedor de territorio marino en el océano Ártico se ha mostrado contrario contrario a no aprovechar las enormes reservas naturales de hidrocarburos de la región polar.

El viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, ha mostrado su sorpresa en una entrevista para CNBC sobre la decisión de Bruselas. Novak ha sostenido que las intenciones europeas se deben a "motivaciones políticas" y que no atienden al "estado real de las cosas".

Combustible para aviones neutro en carbono: la gran apuesta de una ONG alemana que ya se ha ganado la confianza de Lufthansa para los vuelos del futuro

Rusia, uno de los mayores exportadores de gas del mundo, lleva unas 2 décadas explorando y extrayendo los recursos naturales del Ártico. Los datos de Gazprom Neft, filial del gigante ruso Gazprom, reflejan que más del 30% de su producción de gas proviene de la región ártica.

Esta disputa aparece en medio de la actual crisis global de la energía. Precisamente el gas está en en centro de la tormenta debido a su encarecimiento histórico por la alta demanda internacional surgida a raíz de la recuperación económica tras la pandemia.

El gas se ha erigido como fuente de energía de complementaria o de reserva durante la transición ecológica de la Unión Europea cuando las fuentes de generación renovables no puedan cubrir la demanda de los países del bloque comunitario.

Una de centena de eurodiputados y países del este han acusado a Rusia de usar el suministro de gas como instrumento de presión para forzar la apertura del gasoducto Nord Stream 2, actualmente parado a la espera de la aprobación de los reguladores alemanes.

Se estima que las reservas de gas y petróleo que aún están sin explotar bajo el fondo marino superan los 2 billones de euros.

La protección del medioambiente frente al crecimiento económico

Un grupo de perros tiran de un trineo con turistas por el río congelado Torne, que se encuentra por encima del círculo polar ártico, al norte de Suecia.
REUTERS/Bob Strong

En su intento por aumentar su importancia en la región, la Comisión ha declarado que "la región ártica es de gran importancia estratégica para la Unión Europea, con respecto al cambio climático , materias primas e influencia geoestratégica".

El encarecimiento de la energía reducirá los ingresos y beneficios de empresas de todo el mundo entre finales de 2021 y el primer trimestre de 2022

El objetivo es "fortalecer" su compromiso con la región mediante "el diálogo y la cooperación" para mantener la imperturbabilidad actual del ecosistema polar, así como "presionar" para que permanezcan bajo tierra "el petróleo, el carbón y el gas".

El ministro ruso de desarrollo para el Lejano Oriente y el Ártico, Alexei Chekunkov, ya dijo el pasado junio que la región supone un "motor de crecimiento económico" para el país. Con la extracción de hidrocarburos y las pesca, la actividad en estas frías aguas representa un 10% del PIB nacional y el 20% de sus exportaciones.

Aproximadamente 2 millones de personas viven en la región ártica de Rusia que, a su vez, posee el 53% de la costa del océano Ártico, según el Arctic Institute. 

En medio del debate se encuentra la sostenibilidad de una región muy afectada por las consecuencias del cambio climático. CNBC recoge un informe del Norwegian Polar Institute que advierte de que "un calentamiento regional significativo conduce a pérdidas continuas del hielo marino, el derretimiento de los glaciares y de la capa de hielo" con consecuencias drásticas para la vida en al región.

Otros artículos interesantes:

La crisis energética de China puede afectar a tu bolsillo más de lo que imaginas: desde el encarecimiento del papel, hasta la posible subida del precio del iPhone

La industria frena máquinas: el aumento extraordinario del precio de la luz y el gas obliga a llevar acabo parones en la producción

El encarecimiento energético eleva la inflación a máximos de la anterior crisis: electricidad, gas y carburantes disparan los precios un 4% en septiembre

Te recomendamos

Y además