Así rastrea el imperio de vigilancia de Amazon "cada detalle" de tu vida

Ilustración Amazon vigilancia

Amazon; Ring; IStock; Vicky Leta / Business Insider

Las recientes compras multimillonarias de One Medical e iRobot por parte de Amazon han despertado la preocupación de políticos, defensores de la competencia y expertos en privacidad, pero el enorme modelo de negocio de la empresa —y su reputación de vigilar tanto a los consumidores como a la competencia— hace que la compañía sea casi imparable. 

Es "como la mítica Hidra, a la que le cortas una cabeza y le crecen otras dos en su lugar", explica un experto en privacidad de datos a Business Insider

En cada paso del camino, desde sus inicios como alternativa a las librerías físicas hasta hacerse con más de la mitad del mercado minorista online, Amazon se ha apoyado en la vigilancia para dominar a la competencia, según Evan Greer, director del grupo de defensa sin ánimo de lucro Fight for the Future.

"La gente tiende a pensar en Amazon como un mercado online, pero en realidad, Amazon es una empresa de vigilancia", afirma Greer a Business Insider. "Cada aspecto de sus beneficios se deriva de su capacidad para almacenar y aprovechar los datos".

La vigilancia de Amazon sobre sus empleados está bien documentada, desde su métrica de "tiempo fuera de la tarea" que mide la productividad hasta la supervisión de sus conductores de reparto con cámaras de IA. Unas normas tan estrictas que los empleados afirman tener miedo de tomar descansos para ir al baño, para no retrasarse, según han denunciado tanto conductores como trabajadores de los almacenes.

Vigilando a la competencia... y a ti

Los datos de los consumidores son especialmente valiosos —un artículo de Forbes de 2019 señalaba que son los más valiosos para las empresas— y Amazon hace un amplio uso de ellos. 

Cada clic en su web, tanto si decides comprar un artículo como si no, recopila datos sobre el comportamiento del consumidor y le dice al gigante tecnológico si compruebas las reseñas o comparas precios antes de completar la compra y con qué anuncios interactúas, además de detalles como tu información de pago y tu dirección.

"Amazon dispone de todos estos datos", explica Greer a The Guardian. "Rastrean lo que la gente busca, en qué hace clic y en qué no. Cada vez que buscas algo y no haces clic, le estás diciendo a Amazon que existe un agujero".

Por qué es tan frustrante buscar cualquier cosa en internet

Los datos a los que Amazon tiene acceso no se limitan a su web de venta al por menor. El gigante tecnológico también puede recopilar información sobre las películas y la televisión que ves en su plataforma de vídeo Prime, los libros que lees o escuchas gracias a que posee GoodReads y Audible, los podcasts que escuchas a través de Wondery, los videojuegos a los que juegas con Twitch, tu historial de navegación online a través de los sistemas de wifi Eero, e incluso, en Estados Unidos, a los alimentos que compran los clientes a través de las tiendas Whole Foods y Amazon Fresh. 

De las 10 principales industrias de Estados Unidos por PIB (información, fabricación de bienes no duraderos, comercio minorista, comercio mayorista, fabricación de bienes duraderos, atención sanitaria, finanzas y seguros, administración estatal y local, servicios profesionales y empresariales, y sector inmobiliario), según ha publicado The Guardian, Amazon está presente en todas ellas excepto en el sector inmobiliario.

"Todo esto se debe a que Amazon está tratando de canalizar lo mejor posible la información sobre la vida de sus clientes, sobre sus hábitos de gasto, sobre sus hábitos alimenticios, sus hábitos de sueño, sus hábitos de compra", señala a Business Insider Ron Knox, investigador principal y escritor del Instituto para la Autosuficiencia Local, una organización sin ánimo de lucro antimonopolio que ofrece asistencia tecnológica a los negocios colectivos.

"Están rastreando todos estos datos para poder vendernos mejor las cosas. Eso es lo que quiere hacer Amazon, en eso se basa su monopolio".

El impacto del capitalismo de la vigilancia 

Las empresas y servicios que posee Amazon llevan mucho tiempo suscitando preocupaciones sobre la privacidad de los datos. Por ejemplo, la videocámara Ring para puertas (adquirida por Amazon por 1.000 millones de dólares en 2018), que graba la actividad fuera de los hogares de los consumidores, colabora con miles de departamentos de policía en Estados Unidos. La compañía ha compartido grabaciones con las fuerzas del orden sin órdenes judiciales en algunos casos, según ha publicado Politico.

El siempre atento Echo, que actúa como un asistente personal para el hogar y responde a los comandos de voz, supuestamente recopila datos sin el consentimiento de los usuarios para segmentar los anuncios. Sus grabaciones pueden utilizarse en los tribunales

28 años después, el 'día 2' llega por fin a Amazon

Las recientes compras de One Medical e iRobot, que crea las aspiradoras robóticas Roomba, hacen que Amazon disponga de información sobre el estado de salud de los consumidores y pronto tendrá la capacidad de mapear el interior de sus hogares. Estas compras —que suman 5.600 millones de dólares en adquisiciones con tres semanas de diferencia— amplían la capacidad de Amazon en la vida cotidiana de los consumidores.

"Va mucho más allá de lo que solemos pensar cuando hablamos de un capitalismo de vigilancia, de anuncios y algoritmos que dan miedo, entre otras cosas", afirma Greer a Business Insider. "Sabemos que venden dispositivos que graban audio y vídeo en nuestras casas y oficinas y escuelas y hospitales y clínicas de aborto y consultas de terapeutas. Así que es difícil exagerar el grado de vigilancia que ejerce Amazon en casi todas sus actividades".

Amazon ha declinado la petición de Business Insider de hacer una entrevista o de responder a preguntas sobre la privacidad de los datos. 

"Son unos asesinos absolutos"

"Amazon es una especie de hidra mítica, a la que le cortas una cabeza y en su lugar crecen otras dos", explica Greer, al ser preguntado por lo que se podría hacer para frenar el crecimiento desmesurado de la empresa. 

La empresa utiliza los datos de los minoristas de su centro de distribución y de sus competidores para aumentar su valor, que ronda los 1,4 billones de dólares.

"Son asesinos", asegura a Business Insider Jason Boyce, fundador de Avenue 7 Media, una agencia que ayuda a los vendedores a desenvolverse en el marketplace de Amazon. "Son unos asesinos absolutos, no tienen conciencia a la hora de entrar y comerse toda la cuota de mercado posible".

Con su enorme infraestructura de almacenes y su capacidad para fabricar productos de marca, Amazon ha desarrollado una estrategia para rebajar los precios de las pequeñas empresas —creando imitaciones de la marca Amazon de los artículos más vendidos que ofrecen pequeños minoristas a un precio más bajo—, lo que ha provocado un temor generalizado a la "muerte por Amazon".

"La forma en que Amazon se empeña en copiar y matar a su propia competencia, cuando básicamente aprovecha la vigilancia de su empresa para superar a los pequeños negocios, hace que sea imposible competir con los productos que comercializa en sus propias plataformas", explica Greer a Business Insider. 

 

La batalla legal contra Amazon

Además de los problemas de recopilación de datos, existen preocupaciones antimonopolio, ya que la compra de cuota de mercado por parte de Amazon debilita la protección de la privacidad de los consumidores. 

Aunque la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos no ha calificado a Amazon de monopolio, posee el 56,7% de la cuota de mercado de las compras realizadas online y utiliza sus fusiones y adquisiciones masivas para mantener el dominio del mercado. Cuando una empresa tiene un verdadero monopolio carece de competidores y tiene la capacidad de subir los precios ilimitadamente, sin dar a los consumidores ninguna alternativa y frenando la innovación para que no se introduzcan nuevos productos en el mercado.

"Creo que a la gente le cuesta entender la magnitud del poder del monopolio y su abuso, y que el perjuicio de la recopilación de datos por parte de Amazon no se limita a la suma de los perjuicios individuales de la vigilancia de las videocámaras Ring", dice Greer. 

"Es la forma en que todas esas piezas, en cierto modo, se fusionan en una empresa que se está convirtiendo en algo imparable y amenaza con engullir casi todas las estructuras tradicionales de las que dependemos: desde el alojamiento web hasta los hospitales y toda la industria médica, pasando por los libros y la industria del automóvil". 

"Arañas de agua" y "swaggies": este es el significado de 15 expresiones secretas que solo conocen los trabajadores de Amazon

La creación de un negocio omnipresente formaba parte del plan original que el fundador Jeff Bezos planteó al crear la plataforma en 1994. Los primeros empleados de Amazon aparecen citados en un informe de Forrester de 2012 diciendo que los "objetivos de fondo de Bezos no eran construir una librería online o un minorista online, sino más bien una "empresa instrumental" que se convertiría en un elemento imprescindible para el comercio."

Dos proyectos de ley antimonopolio en el ámbito de la tecnología en EEUU —el S. 2992 y el S. 2710, que proponen normas que prohibirían a las plataformas digitales dominantes como Amazon discriminar a los competidores, restringir las prácticas comerciales de autorreferencia y garantizar que los consumidores tengan acceso a ecosistemas de aplicaciones competitivos—, se están abriendo paso en el Congreso estadounidense, en parte como respuesta a la creciente cuota de mercado de Amazon. 

"[Los proyectos de ley] no van a acabar con todos los daños y abusos de Amazon, pero son un tipo de cabeza que se puede cortar y quemar con una antorcha para que no vuelva a crecer", afirma Greer. "Y luego hay otras que tenemos que abordar a través de una fuerte ley federal de privacidad de datos que tome medidas contra muchos de los diferentes aspectos de los dispositivos de invasión de la privacidad de Amazon y sus asociaciones de vigilancia con la policía y mucho más. Necesitamos ver acciones a nivel local y estatal".

Otros artículos interesantes:

Estos son los 13 empleados de Amazon que tienen más poder tras el nombramiento de Andy Jassy como CEO

Como CEO de Amazon, Jeff Bezos se obsesionó con la "inevitable" muerte de la compañía

Sí, hay vendedores de Amazon que han conseguido convertirse en millonarios tras vender su negocio

Te recomendamos