La realme Pad Mini es para ti si buscas diseño y autonomía a precio redondo

REALME PAD MINI

Tras consagrarse por completo como una de las compañías más importantes en España y en todo el mundo en lo que se refiere a smartphones, realme lleva ya un tiempo expandiéndose hacia otros segmentos

Es algo que se ve en el realme Book, un portátil primera generación muy interesante, su primer robot aspirador, que funciona de manera muy solvente, o su primera tablet, la realme Pad que analicé a finales del año pasado y que me dejó muy buenas sensaciones

El Realme 9 4G es un dispositivo muy competente que te va a conquistar por su diseño y autonomía a un precio muy interesante

Ahora, la compañía china ha expandido portfolio en este último apartado y ha dado a conocer la realme Pad Mini, que he tenido el gusto de probar durante las últimas 2 semanas, más o menos. 

A grandes rasgos te vas a encontrar con una tablet con un reclamo fundamental: un precio por debajo de los 200 euros, concretamente de 179 euros. Y mucho ojo que tiene un buen puñado de cosas que convencen.

Diseño premium con un acabado que no deja huellas y que además es ligero, cómodo y encaja como un guante. 

REALME PAD MINI

Es uno de los puntos más trabajados de esta realme Pad Mini. Está construida en un cuerpo de aluminio con bordes biselados que le dan un acabado realmente premium al conjunto

Además, tiene un peso francamente liviano, de 382 gramos, que es un gusto manejar, y que encaja en una sola mano, algo que lo hace todavía más cómoda. ¿Lo mejor? No deja huella alguna y además tiene un agarre fabuloso

En cuanto a la botonera, está emplazada en la zona superior derecha con el clásico de subir y bajar el volumen y un botón para desbloquear el panel que funcionan muy bien. 

Aquí un apunte bastante curioso que igual puede que me pase solamente a mí, pero debido al tamaño de la pantalla constantemente estaba buscando ese botón en la parte superior y no en un lateral, por lo que se me ha hecho algo extraño desbloquear el dispositivo en unos primeros compases. 

En la parte inferior se encuentra una salida de audio y el puerto USB-C para cargar el dispositivo; en la superior la conexión mini-jack para auriculares que agradezco mucho y otra salida de audio. Por último, en el lateral izquierdo está la ranura para microSD ampliable hasta 1TB. 

Recalcar que la cámara trasera está bastante bien integrada en el diseño y consigue que la tablet no tiemble nada cuando se coloca sobre una superficie plana, así que buen punto a favor. 

El diseño es una de las cosas que más me ha gustado, ya que en ningún momento da la sensación de estar ante un producto de 200 euros, sino muy por encima

Pantalla algo justa muy enfocada al entretenimiento, gracias a la potencia de su sonido.

REALME PAD MINI

Y mientras el diseño está por encima, aquí es donde noto algún que otro recorte

Cuenta con un panel LCD de 8,7 pulgadas con resolución de 1.348x800 píxeles y se nota que falta algo definición en los textos, así como un brillo máximo que se queda por debajo de la media. En exteriores te aconsejo que busques algún sitio que no tenga mucha iluminación directa al panel, ya que te tocará forzar la vista. 

Por suerte, en contenido en vídeo la cosa mejora. Tiene una calidad de imagen notable que se defiende de manera correcta y que gracias a lo bien aprovechado que está el panel, te va a ofrecer una sensación muy inmersiva. 

Donde realmente se encuentra el punto diferenciador es en un sonido muy trabajado: 2 altavoces estéreo que dejan una sensación envolvente muy interesante y que suenan con potencia y bastante nitidez para su tamaño. 

Potencia escasa y sin alardes, aunque viendo el foco principal que busca realme en este dispositivo, lo veo perfecto.

REALME PAD MINI

Es una tablet muy comedida, pensada especialmente para el entretenimiento focalizado en vídeos o como lector de libros electrónicos, y en este sentido veo perfecto el procesador que guarda en su interior: un Unisoc T616 que da justo lo que promete

No hay ralentizaciones salvo casos puntuales, la apertura de aplicaciones es más que correcta y no vas a tener problema alguno en jugar a títulos poco exigentes. 

Si buscas multipantalla o aplicaciones exigentes, lo mejor es que apuestes por el modelo original, que va un poco más sobrado, o que directamente vayas a otras marcas. 

Sistema operativo que se queda a medias al trasladar la experiencia móvil al formato tablet.

REALME PAD MINI

Es una pena que viendo lo bien trabajado que está realme UI, su sistema operativo basado en Android, aquí simplemente se haga una especie de copia-pega de la versión móvil y que además se quede en Android 11 en vez de meter Android 12. 

Con esto no quiero decir que no me haya gustado, al fin y al cabo el sistema operativo es muy bueno, sino que no tiene elementos propios de tablet para aprovechar el tamaño de la pantalla o elementos distintivos que cambien la manera de interactuar con el dispositivo.

Te vas a olvidar de la batería y además tiene una carga rápida interesante.

REALME PAD MINI

En cuanto a autonomía, es uno de los puntos que más me ha gustado. Monta una batería de 6400 mAh que te puede aguantar hasta 3 días a pleno rendimiento. La he podido usar de entre 4-5 horas al día, para que te hagas una idea. 

Su carga rápida de 18W no llega al nivel de los móviles, pero puede lograr el 0 al 100 en unas 2 horas y media aproximadamente. Un dato muy loable en un producto de estas características. 

Apartado fotográfico para salir del paso que veo prescindible, pero que cumple. 

REALME PAD MINI

Creo que hoy en día no veo tan necesario una cámara trasera en una tablet y más tan centrada en el entretenimiento. Sí que veo interesante la selfie, simplemente por si se tiene alguna llamada, pero la principal es un detalle que se podrían ahorrar y mejorar algún que otro punto. 

La composición de la cámara de la realme Pad Mini es la siguiente: 

  • Principal: 8 MP (f2.0)
  • Secundaria: 5 MP (f2.2)

Como te he comentado, la cámara está pensada para salir del paso y no busca profundizar en ningún campo concreto. 

Es más, prescinde de cualquier tipo de modo y se centra en ofrecer lo básico sin ir más allá. Cuenta con modo manual, filtros propios, modo panorámico, pero deja de lado el retrato, modo noche y muchos más elementos. 

Aquí unos ejemplos para que veas hasta donde llega la cámara de la realme Pad Mini: 

REALME PAD MINI


REALME PAD MINI
REALME PAD MINI
REALME PAD MINI
REALME PAD MINI

La realme Pad Mini es una tablet que te va a encantar si buscas autonomía y diseño premium a precio redondo. 

REALME PAD MINI

La realme Pad Mini es una tablet que sabe a la perfección a quién va dirigida. 

Tiene un tamaño fantástico que te cabe en una sola mano y un diseño premium muy por encima de la media, al que suma una autonomía sensacional que te va a permitir pasarte días sin visitar al enchufe. 

Es cierto que en el resto de apartados el trabajo no es tan bueno, pero la pantalla se defiende muy bien para ver cualquier contenido, gracias, sobre todo, a la potencia de su sonido y tiene un precio realmente atractivo: 179 euros

Si no quieres gastarte mucho dinero, pero quieres tablet con excelente diseño, asombrosa autonomía y una pantalla que no te va a dejar tirado, es una opción muy a tener en cuenta

Otros artículos interesantes:

Si buscas auriculares True Wireless económicos y muy completos, los realme Buds Q2s son una de las mejores opciones que tienes actualmente

Así es por dentro el realme 9 Pro+ Free Fire: la edición ‘gamer’ de uno de los móviles de gama media más interesantes del año

Realme GT 2 vs Realme GT 2 Pro: 2 móviles que apuntan a estar entre lo mejor del año, pero con diferencias obvias en pantalla y cámara, ¿cuál es mejor?

Te recomendamos