Artritis, lupus o colitis ulcerosa: un nuevo estudio relaciona la contaminación del aire con un mayor riesgo de enfermedades autoinmunes

Contaminación

Reuters

Por todos es sabido a estas alturas que exponerse al aire contaminado no trae nada bueno al organismo. El último estudio que llega para alertar sobre la polución relaciona los altos niveles de contaminación con más riesgo de padecer enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, las enfermedades inflamatorias intestinales o el lupus, que afecta al tejido conectivo. 

El descubrimiento se ha llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Verona. La correlación se suma anteriores evidencias que alertan que la contaminación está vinculada a más papeletas de tener asma y otros problemas respiratorios, cáncer, abortos espontáneos, accidentes cerebrovasculares, depresión, obesidad y pérdida de visión.

De hecho, una revisión global de 2019 alertó de que casi todas las células del cuerpo podían verse negativamente afectadas por una mala calidad del aire. 

La contaminación aumenta el riesgo de padecer una enfermedad autoinmune

Según alerta The Guardian acerca del estudio, exponerse a largo plazo a niveles altos de contaminación se vincula a un peligro más elevado de tener una enfermedad autoinmune

En concreto, el aire sucio está relacionado con un riesgo aproximadamente un 40% mayor de artritis reumatoide, un riesgo un 20% mayor de enfermedad inflamatoria intestinal —como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa— y un 15% más de riesgo de enfermedades del tejido conectivo, como el lupus.

El estudio, publicado en la revista RMD Open, concluyó que la exposición a largo plazo a partículas  finas (conocidas como PM10 y PM2.5) por encima de los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud se asocia con un riesgo 12 % y 13 % mayor, respectivamente, de desarrollar una enfermedad autoinmune.

Para obtener estos hallazgos, se estudió información médica completa de 81 363 hombres y mujeres en una base de datos italiana que monitorea el riesgo de fracturas entre junio de 2016 y noviembre de 2020. Cerca del 12% del segmento recibió un diagnóstico de enfermedad autoinmune en este periodo de tiempo.

El plomo sigue todavía presente en el aire de ciudades de todo el mundo pese a llevar años prohibido y las consecuencias para la salud son terribles

Para conocer la exposición a la contaminación, cada paciente fue vinculado a la estación de monitoreo de calidad del aire más cercana mediante su código postal residencial. Los niveles de concentración de 30 µg/m3 para PM10 y 20 µg/m3 para PM2.5 son los umbrales categorizados como nocivos para la salud humana.

El estudio tiene un carácter observacional, por lo que no puede concluirse que la contaminación cause específicamente las enfermedades autoinmunes. Es evidente que existe un vínculo que debe ser estudiado, sumado al impacto del tabaquismo pasivo. 

También cabe tener en consideración el sesgo de la muestra, compuesta en su mayoría por mujeres mayores con riesgo de fracturas. Sin embargo, más estudios relacionan el aire contaminado con anomalías del sistema inmunitario. De hecho, las toxinas del tabaco, algunas de ellas iguales a las de las emisiones de combustibles fósiles, es un factor que predispone a la artritis reumatoide

Otros artículos interesantes:

Los altos niveles de contaminación de las ciudades españolas cuestan demasiadas vidas: un aire más limpio evitaría la muerte de casi 18.000 personas, según un estudio

Ni el hielo más remoto se libra: los nanoplásticos ya han llegado a ambas regiones polares del planeta

El CSIC encuentra compuestos químicos plastificantes en sardinas, anchoas y merluzas del Mar Mediterráneo

Te recomendamos