Récord de CO₂ pese a la pandemia: los niveles de dióxido de carbono alcanzan su nivel más alto en 4 millones de años

Contaminación

Reuters

  • Los niveles de dióxido de carbono de la Tierra se disparan a su punto más alto en 4 millones de años, incluso pese a la pandemia de coronavirus. 
  • En la actualidad el ser humano añade 40.000 millones de toneladas métricas de contaminación de CO₂ a la atmósfera cada año. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Triste récord de CO₂ registrado esta primavera: nunca ha habido niveles tan altos de dióxido de carbono en los 4 últimos millones de años en nuestro planeta, tal y como ha registrado la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

Se trata del nivel más alto de dióxido de carbono en la historia de la humanidad, una cifra alcanzada pese a la pandemia de coronavirus. "No hubo una señal discernible en los datos de la perturbación económica mundial causada por la pandemia de coronavirus", señala el organismo. 


Trayectoria ascendente del dióxido de carbono en la atmósfera medida en el Observatorio de referencia atmosférica de Mauna Loa por la NOAA y el Instituto Scripps de Oceanografía.
Trayectoria ascendente del dióxido de carbono en la atmósfera medida en el Observatorio de referencia atmosférica de Mauna Loa por la NOAA y el Instituto Scripps de Oceanografía.

Laboratorio de Monitoreo Global de NOAA

En la actualidad el ser humano arroja a la atmósfera cada año cerca de 40.000 millones de toneladas métricas de contaminación por dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero. Sus mediciones promediaron 419 partes por millón en Mauna Loa (Hawái) este pasado mes de mayo.

Eso es 1,82 partes por millón más que en mayo de 2020 y un 50% más que los niveles preindustriales estables de 280 partes por millón.

"Si queremos evitar un cambio climático catastrófico, la máxima prioridad debe ser reducir la contaminación por CO₂ a cero lo antes posible", alerta Pieter Tans, científico senior del Laboratorio de Monitoreo Global de la NOAA, según recoge USA Today. 

Aisha, de 11 años, transporta carbón para cocinar y calentar desde una fábrica de ladrillos en Jalalabad, el 17 de diciembre de 2013.
Aisha, de 11 años, transporta carbón para cocinar y calentar desde una fábrica de ladrillos en Jalalabad, el 17 de diciembre de 2013.
Reuters

Durante la era industrial, la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado en aproximadamente un 40%, según el Programa de Investigación de Cambio Global de EEUU. 

El cambio climático es mucho más que una subida de las temperaturas, ya que hace el clima más extremo, los desastres naturales más comunes y violentos, incrementa la incidencia de sequías, incendios, tormentas o inundaciones, aumenta la cantidad de polen y acidifica los océanos, los cuales se están calentando como si tirásemos 5 bombas de Hiroshima por segundo, según un estudio publicado en la revista Advances

Durante la era industrial, la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado en aproximadamente un 40%, según el Programa de Investigación de Cambio Global de EE. UU. 

Pero el récord abarca un segmento de tiempo difícil de imaginar para la mente humana: el CO₂ solo estuvo más alto en el Plioceno, una era acontecida entre 4,1 y 4,5 millones de años atrás, según Axios. Por aquel entonces, todo el Ártico estaba ocupado por inmensos bosques y la temperatura promedio del planeta era 13 grados centígrados más alta. 

Antes de la Revolución Industrial, los altibajos naturales en el dióxido de carbono procedían de volcanes y animales o plantas en descomposición, pero en el último siglo y medio han sido las actividades humanas las causantes del desajuste. A día de hoy este gas es responsable del 63% de las emisiones de efecto invernadero.

La contaminación por dióxido de carbono se genera por las emisiones de combustibles fósiles a base de carbono como el petróleo, el gas y el carbón empleado para transporte y la generación eléctrica, la fabricación de cemento, la deforestación, la agricultura y muchas otras prácticas, según la NOAA.

"Todavía tenemos un largo camino por recorrer para detener el aumento a medida que año más CO₂ se acumula en la atmósfera. En última instancia, necesitamos recortes que sean mucho mayores y sostenidos por más tiempo que los cierres relacionados con COVID de 2020", apunta Ralph Keeling del Instituto Scripps de Oceanografía, que supervisa la estación de medición de CO₂ de Mauna Loa. 

Los perversos efectos de la contaminación, documentados por la ciencia

Los estudios en torno a las temibles y palpables consecuencias de la contaminación en la salud humana y en el medio ambiente no han dejado de proliferar en los últimos años. 

Se han encontrado lazos entre la polución y la pérdida de visión, la reducción de la fertilidad y de la esperanza de vida, las enfermedades respiratorias, los accidentes cardiovasculares, los problemas mentales, el estado de ánimo, el insomnio, la obesidad, el autismo y el cáncer. La contaminación también aumenta las muertes por coronavirus.

En la actualidad se calcula que el 95% de la población mundial respira aire contaminado, según un nuevo informe de State of Global Air

LEER TAMBIÉN: El cambio climático es culpable de una de cada tres muertes relacionadas con el calor que se han producido en los últimos 30 años

LEER TAMBIÉN: La contaminación del aire causa la muerte prematura de medio millón de bebés al año

LEER TAMBIÉN: El mercado de segunda mano ahorra al medioambiente 1,2 millones de toneladas de CO2, el equivalente a eliminar el tráfico de Madrid durante 7 meses

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”