Renault se alía con Geely en una apuesta por los coches de híbridos y de combustión

Trabajadores en una de las fábricas de Renault en Francia.
Trabajadores en una de las fábricas de Renault en Francia.

REUTERS/Philippe Wojazer

  • Renault quiere diversificar el mercado con una nueva filial en la que ambas empresas se tendrán una participación en la nueva compañía del 50%.
  • ¿Tienen en cuenta los planes de la Unión Europea de cero emisiones en nuevos vehículos a partir de 2035?

Frente al aumento de los coches eléctricos, Renault sorprende y hace una apuesta por el motor de combustión.

Así lo ratificó ayer tras anunciar que el Grupo Renault y la empresa china Geely han firmado un acuerdo no vinculante para crear una compañía centrada en el desarrollo, la producción y el suministro de "sistemas híbridos y de combustión altamente eficientes".

Desde Renault, aseguran que tanto la compañía francesa como la china tendrán una participación del 50% en esta nueva empresa, que constará de 17 instalaciones de motorización y 5 centros de investigación y desarrollo.

El director financiero de Renault, Thierry Pieton, explicó a CNBC algunos de los motivos de la asociación prevista con Geely: "En nuestra opinión, y según todos los estudios que tenemos, no hay ningún escenario en el que los motores de combustión interna e híbridos representen menos del 40% del mercado con un horizonte de 2040. Así que en realidad es... un mercado que va a seguir creciendo".

Tal alianza se produce después de que Renault esté preparando la creación de otra empresa de vehículos eléctricos llamada Ampere.

 

Ampere, que tendría sede en Francia, "desarrollará, fabricará y venderá turismos totalmente eléctricos". El plan sería considerar una oferta pública inicial en Euronext Paris, que tendría lugar en la segunda mitad de 2023 como muy pronto, sujeto a las condiciones del mercado.

En sus declaraciones, Pieton señaló la necesidad de contar con distintos tipos de vehículos. "Es muy importante tener, al mismo tiempo, el desarrollo de nuestro negocio de vehículos eléctricos por un lado -con Ampere- y construir una fuente sostenible de gasolina e híbridos".

De ahí nace esta asociación, que espera ser "un éxito absoluto" en el aspecto comercial y financiero. Así crean "un proveedor líder mundial con unos 19.000 empleados en todo el mundo, que cubren 130 países".

El analista de GlobalData, David Leggett, también afirmó a CNBC que los fabricantes de vehículos podrían seguir obteniendo beneficios de la venta de coches de gasolina: "Los márgenes son generalmente más altos que en los vehículos eléctricos, cuya fabricación es relativamente costosa".

Eso sí, esta diferencia será menor a medida que los volúmenes de los vehículos eléctricos aumenten  y los costes bajen, pero queda rentabilidad para rato. "Los fabricantes deben ser flexibles en su oferta de motores según las necesidades del mercado", apunta el experto.

Así, mientras otras firmas buscan alejarse de los combustibles fósiles, Renault hace una clara apuesta por ellos.

¿El futuro es eléctrico?

Y es de extrañar mirando las políticas de cara a los próximos años. Por ejemplo, Reino Unido quiere acabar con la venta de coches nuevos diésel y de gasolina para 2030, exigiendo que, a partir de 2035, todos los vehículos nuevos tengan cero emisiones en el tubo de escape.

La Unión Europea va en la misma línea. En Estados Unidos, California va a prohibir la venta de nuevos vehículos de gasolina a partir de 2035.

¿Qué pasará realmente? Aún está por ver, pero está claro que esa transición será más larga de lo que a priori pudiera parecer.

Otros artículos interesantes:

YOYO 2023, el coche 100% eléctrico que se fabrica en solo 3 días con impresoras 3D

Alemania ha acabado con la locura de las ayudas a los coches híbridos enchufables, y España podría ser la siguiente

Renault abre la puerta del accionariado de su filial 'Horse' a Geely y Aramco para convertirse en la líder mundial de los motores 'verdes'

Te recomendamos