Google factura un 17% más pero gana menos en lo que va de 2022: los primeros resultados de la compañía tras su 'split' de acciones

Sundar Pichai, CEO de Google.
Sundar Pichai, CEO de Google.

Getty

Alphabet, la matriz de Google, acaba de presentar los resultados financieros correspondientes a su segundo trimestre del año fiscal. Son los primeros después del split de acciones que la compañía anunció a principios de año y materializó este mismo mes de julio. No han colmado las expectativas de los analistas del mercado, pero sí han dado algunas buenas noticias.

El gigante del buscador ha cimentado su crecimiento en facturación en sus segmentos de Búsquedas y Cloud, logrando así en el trimestre unos ingresos de 69.685 millones de dólares (unos 68.860 millones de euros) en el segundo cuarto del año, lo que representa un aumento en facturación del 12,6% con respecto al mismo período del año anterior.

De esos 69.685 millones de dólares de facturación, el mayor grueso siguen siendo sus ingresos por sus negocios publicitarios (más de 56.200 millones de dólares, un crecimiento del 11,6%). De esta manera, Alphabet ha ganado 16.002 millones de dólares (15.800 millones en euros). Sin embargo, ese beneficio neto retrocede un 13,6% con respecto a los números que obtuvo en el mismo período de 2021.

En lo que va de año (de enero a finales de junio de 2022), Google ha facturado un 17,5% más (ingresos de 137.696 millones) pro gana menos (su beneficio neto es ahora de 32.438 millones, un 11% menos que lo cosechado en el mismo semestre del año pasado).

Estas son las cifras claves de los resultados financieros de Alphabet (aquí puedes ver los resultados del trimestre inmediatamente anterior):

  • Ingresos 2T 2022: 69.685 millones (+12,6%)
  • Ingresos publicitarios 2T 2022: 56.288 millones (+11,6%)
  • Beneficio neto 2T 2022: 16.002 millones (-13,6%)
  • Beneficio por acción 2T 2022 (tras el split): 1.21 dólares
  • Ingresos primer semestre 2022: 137.696 millones (+17,5%)
  • Beneficios primer semestre 2022: 32.438 millones (-11%)

Ruth Porat, la directora financiera de la multinacional, ha reconocido en una llamada con los accionistas que el crecimiento "más modesto" en términos interanuales de segmentos como YouTube simplemente reflejan el buen comportamiento que ese negocio tuvo en el mismo período de 2021, cuando el mundo superaba poco a poco la crisis provocada por la pandemia.

De hecho, el propio Sundar Pichai, CEO de la compañía, ha destacado que YouTube Shorts, el formato con el que el gigante del intercambio de vídeos quiere combatir a amenazantes rivales como TikTok, ya lo consumen 1.500 millones de usuarios registrados cada mes, y ha esbozado un prometedor futuro para el comercio electrónico en dicha plataforma.

Las grandes tecnológicas se preparan para una posible recesión y hacen saltar las alarmas en otros sectores

No solo en YouTube. Pichai también ha explicado, por ejemplo, que han detectado miles de búsquedas relacionadas con compras en Google Imágenes, por lo que ha avanzado una futura funcionalidad mediante la cual los vendedores podrán subir imágenes en 3D de sus productos para que las mismas aparezcan directamente en sus resultados de búsqueda.

Los beneficios por acción de 1,21 dólares en el segundo cuarto no han colmado las expectativas de los analistas, que esperaban al menos un beneficio de 1,27 dólares y una facturación ligeramente mayor.

La propia Porat, al inicio de su intervención, ha enfatizado la solidez de los resultados que ha aportado la división de Busquedas y el momentum que vive el segmento Cloud. El primero ha logrado una facturación de 40.689 millones de dólares (crece un 13,51%) y el segundo 6.276 millones, con una evolución disparada de hasta el 35,61%.

La incertidumbre económica ha obligado a varias multinacionales tecnológicas, entre ellas a la propia Google, a reducir el ritmo de contratación que mantenían hasta ahora.

Otros artículos interesantes:

Elon Musk niega haber tenido una aventura con la esposa del cofundador de Google y viejo amigo Sergey Brin: "Ni siquiera he tenido sexo en años"

Un ingeniero de Google pensó que había encontrado una IA con capacidad de sentir, pero le ha costado el puesto de trabajo

Google demanda a Tinder: la acusa de mala fe y amenaza con expulsarla de la Play Store por su sistema de pagos interno

Te recomendamos