La crisis de semiconductores reduce un 30% las ventas de Volkswagen en el tercer trimestre, que se han visto especialmente afectadas por el mercado chino

Fábrica del Volkswagen ID3, uno de los modelos eléctricos de la marca, en Dresde (Alemania)
Fábrica del Volkswagen ID3, uno de los modelos eléctricos de la marca, en Dresde (Alemania)

Reuters/Matthias Rietschel

  • Volkswagen ha registrado una caída de las ventas del 29,9% en el tercer trimestre y un retroceso de la producción del 35,1%, aunque sus resultados del conjunto del año siguen siendo positivos.
  • La escasez de chips ha impedido a la compañía alemana, segundo fabricante mundial, satisfacer su principal mercado, China, donde ha visto caer sus entregas un 4,1% desde enero.
  • Seat ha perdido 290 millones de euros en lo que llevamos de año, aunque entre enero y septiembre mejora sus datos de ventas, entregas y facturación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La crisis de semiconductores ha impactado con fuerza en los resultados del tercer trimestre de Volkswagen, el segundo fabricante mundial de vehículos, que ha vendido, entregado y producido entre una cuarta parte y un tercio menos de lo que hizo entre julio y septiembre de 2020.

El grupo alemán ha admitido que la crisis de chips "ha impactado particularmente en el comportamiento del negocio", provocando una caída del 29,9% en las ventas (1,8 millones de vehículos) y un retroceso de la producción del 35,1% (1,58 millones de vehículos).

Esto ha generado un golpe del 4,1% a la facturación del trimestre, que se queda en 56.931 millones de euros y en el resultado operativo, que retrocede un 18,5% hasta los 2.595 millones de euros.

"Debido a la escasez de semiconductores, el alto nivel de demanda de los consumidores de China no pudo ser satisfecho", ha indicado la compañía, que en lo que llevamos de año ha entregado 2.547.322 vehículos en el gigante asiático, un 4,1% menos que en el mismo periodo de 2020, en el que es con mucho su principal mercado. 

Volkswagen pretende fabricar en España su nueva familia de eléctricos compactos, lo que aseguraría el trabajo a sus fábricas en el país

El siguiente es el conjunto de Europa occidental, donde ha entregado desde enero 2.198.964 vehículos, un 8,7% más, impulsado por el crecimiento de mercados como Francia (188.072 unidades, un 25,5% más, e Italia, 203.789, un 20,3% de incremento).

Pese al retroceso del tercer trimestre, la compañía alemana mantiene unos resultados positivos en el conjunto del año, soportados por la primera mitad del ejercicio. Su facturación de enero a septiembre es de 186.599 millones, un 20%, el resultado operativo de 13.953 millones, ocho veces más que el mismo periodo de 2020 y el beneficio neto atribuido a la sociedad dominante de 10.865 millones, ocho veces más.

Estos son los principales resultados del tercer trimestre presentados por Volkswagen:

  • Ventas de vehículos: 1.805.000 unidades, un 29,9% menos que en el tercer trimestre de 2020. En el conjunto del año son 6.466.000 vehículos, un 2,5% más. 
  • Producción de vehículos: 1.586.000 unidades, un 35,1% menos. Desde enero son 6.107.000 unidades, un 0,1% menos.
  • Facturación: 56.931 millones de euros, un 4,1% menos interanual. En el conjunto del año crece un 20% hasta los 186.599 millones de euros.
  • Resultado operativo: 2.595 millones de euros, un 18,5% menos. En el conjunto del año es de 13.953 millones, ocho veces más.
  • Beneficios después de impuestos: 2.903 millones de euros, un 5,6% más que en el 3Q de 2020. En todo 2021 es de 11.357 millones, unas 6 veces más.
  • Beneficio neto atribuido: 10.865 millones entre enero y septiembre, ocho veces más que en 2020.

"Los resultados del tercer trimestre nos muestran de nuevo que tenemos que avanzar en la mejora de la productividad en el sector del volumen. Estamos decididos a mantener nuestra posición fuerte contra los competidores establecidos y los nuevos e implementar nuestra transformación hacia la movilidad neutralmente climática y digital con nuestra nueva estrategia", ha señalado el consejero delegado de Volkswagen, Herbert Diess, en un comunicado.

Esa nueva estrategia, bautizada como New Auto, pretende mejorar las economías de escala del grupo e incluye la apuesta por la electromovilidad de la compañía alemana, con inversiones de 73.000 millones de euros en vehículos eléctricos y tecnología, el diseño de baterías unificado y la puesta en marcha de 6 gigafactorías antes de 2030.

De los 1,97 millones de vehículos que ha entregado Volkswagen este trimestre, 122.100 son eléctricos puros, lo que supone el doble del trimestre anterior. En el conjunto del año, Volkswagen ha entregado 293.100 eléctricos puros (un 138% más) y 246.000 híbridos enchufables, un 133% más que en el mismo periodo de 2020.

Seat pierde 290 millones de euros en lo que llevamos de 2021

Los resultados presentados por Volkswagen confirman que Seat, la enseña española del fabricante alemán, ha perdido 290 millones de euros entre enero y septiembre, debido a "eventos desfavorables", entre los cuales la compañía germana no ha identificado las causas concretas.

Seat ya reportó una caída de ventas del 18,1% en septiembre, aunque en el conjunto de los nueve primeros meses del año mantiene un dato positivo, de 384.000 vehículos frente a los 319.000 del mismo periodo de 2020, un 20% más —aunque este dato incluye el Audi A1 que Seat fabrica para Audi—, y sus entregas crecieron un 23,5% hasta los 391.298 unidades en los primeros 9 meses del año.

Seat solo fabricará coches eléctricos bajo la marca Cupra

En consecuencia, también ha mejorado su facturación en la misma proporción hasta los 7.259 millones de euros, respecto a los 6.043 millones de enero a septiembre de 2020. Volkswagen destacó en su informe de avance del año la "alta demanda" del Seat Arona, los vehículos de la familia León y del Cupra Formentor, uno de los vehículos de la marca deportiva del grupo.

Volkswagen mantiene sus previsiones para el cierre del año

La situación de la cadena de suministro de semiconductores, que se ha "intensificado" a partir de la segunda mitad del año, ha provocado que Volkswagen haya advertido que las condiciones del mercado seguirán siendo "desafiantes".

No obstante, la compañía ha admitido en su informe de este trimestre que el crecimiento del mercado "será suficiente para superar los niveles prepandemia", por lo que ha indicado que mantiene su previsión de retorno operativo por ventas, de entre el 6% y el 7,5%. 

Esto supone mantener la previsión en línea con lo ocurrido en el conjunto del año, que es del 7,5%, aunque este tercer trimestre haya empeorado mucho este indicador, ya que apenas ha sido del 4,6%.

Otros artículos interesantes:

Volkswagen pide participar en el PERTE del vehículo eléctrico para instalar en España su tercera fábrica de baterías

Volkswagen pretende fabricar en España su nueva familia de eléctricos compactos, lo que aseguraría el trabajo a sus fábricas en el país

Seat vende 35.600 vehículos en septiembre, un hundimiento del 18% que atribuye a la crisis de microchips

Te recomendamos