Qué riesgos tiene la operación de cataratas, según la ciencia

Oftalmología

Getty

  • Las intervenciones quirúrgicas tienen ciertos riesgos asociados que debes tener en cuenta antes de pasar por ellas.
  • La operación de cataratas puede tener efectos secundarios como el desprendimiento de retina o la inflamación de la córnea.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cualquier intervención quirúrgica trae consigo ciertos riesgos y efectos secundarios. La operación de cataratas no se libra de ello.

Aunque la investigación y los avances en la técnica han conseguido reducir las complicaciones a lo largo del tiempo, no hay que olvidar que es necesario considerar los riesgos asociados a estar intervención.

Tras una cirugía de cataratas, los efectos secundarios son generalmente temporales y se dan tras la intervención en forma de picores, legañas, dolor del ojo, moratones o visión borrosa, como apunta la Clínica ISV.

Según señalan, la aparición de estos efectos dependerá de la respuesta del paciente al lente intraocular y de los protocolos de higiene y seguridad del centro en el que se haya desarrollado la operación.

¿Qué riesgos tiene la operación de cataratas?

Pese a que el riesgo de presentar complicaciones en la operación de cataratas es inferior al 1%, cabe recordar que el riesgo existe, por lo que es importante estar informado antes de someterse a la operación.

Además de los efectos leves ya mencionados, otras complicaciones son el riesgo de infección, pérdida de sangre excesiva, presión alta en el ojo, problemas con el cristalino, desprendimiento de retina, inflamación de la córnea, párpados caídos, córnea nublada y ceguera.

Una señal del desprendimiento retinal es un aumento repentino de destellos o cuerpos flotantes (moscas volantes) en el ojo. Los cuerpos flotantes son pequeñas “telas de araña” o manchitas que parecen flotar en su campo visual. Este desprendimiento es una emergencia médica, por lo que, de ocurrir, debes acudir al hospital.

Cuál es la causa de las luces que ves cuando cierras los ojos, según la ciencia

Aunque todo depende de cada caso, la complicación más común es la opacificación de la cápsula posterior (OCP), provocada por las células de la lente que quedan en la zona tras la intervención. Esta es una respuesta de la cicatrización de la herida que provoca la extracción del cristalino. Como señala el National Eye Institute, antes de la cirugía, el médico puede pedir que temporalmente dejes de tomar ciertos medicamentos que aumentan el riesgo de una hemorragia durante la operación.

Además, recuerdan que tras la operación es fundamental mantener limpio el ojo, lavarse las manos antes de tocarlo y utilizar los medicamentos recetados para ayudar a minimizar el riesgo de una infección que podría resultar en pérdida de la visión.

Otros artículos interesantes:

Así ha sido la primera operación de un robot en una cirugía en la columna vertebral

Así se conectan la cirugía plástica, la depresión y la cultura selfie

Una compañía biotecnológica está recogiendo piel humana procedente de cirugías estéticas y la mantiene viva para someterla a todo tipo de experimentos