Tu ropa interior recién lavada sigue teniendo hasta 10.000 bacterias por prenda: así puedes acabar con su presencia

Ropa tendida

Getty Images

  • La ropa interior recién levada todavía tiene hasta 10.000 bacterias vivas e incluso el equivalente a una décima parte de un gramo de heces, según un estudio de microbiología. 
  • Los expertos recalcan que lavar tus bragas o calzoncillos no es suficiente para acabar con la presencia de patógenos, pero hay algunos trucos para reducir su presencia de forma eficaz. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si tienes misofobia (miedo a la suciedad) o pánico a los gérmenes (verminofobia) quizás no deberías seguir leyendo. En tal caso, tenemos malas noticias para ti: tu ropa interior está llena de bacterias, incluso perfumada y recién salida de la lavadora.

Pese a que solo son apreciables a través de la lupa de un microscopio, los gérmenes están por todas partes: en especial, ocupan un lugar destacado en tu baño y en tu cocina, poblando estropajos, bayetas, tablas de cortar o la tapa de tu inodoro. También están presentes en las pantallas de los dispositivos que manoseas a diario, como tu teléfono móvil

La ropa interior recién lavada, incluso con un vigoroso ciclo de lavado con detergente y suavizante, todavía contiene hasta 10.000 bacterias vivas, según el Good Housekeeping Institute

Es más, un estudio publicado en el Journal of Infection y dirigido por el microbiólogo Charles Gerba lo plasma en datos más precisos y escatológicos: la ropa interior promedio limpia puede tener hasta una décima parte de un gramo de heces. Aunque gran parte de ellas son inocuas, entre ellas se incluyen peligrosos patógenos como la bacteria E.coli, cuyo peor tipo puede causar diarrea hemorrágica, según Medline Plus.

Cómo reducir la cantidad de bacterias en tu ropa interior

Calzoncillos tendidos.
creacart

Getty Images

  • Lavar la ropa en agua caliente: Con la ropa interior que usa con regularidad, puede reducir la acumulación de gérmenes. Para ello, debe estar a más de 60 grados centígrados. Si es blanca, puedes añadir un poco de lejía al lavado y si prefieres un desinfectante natural, opta por el vinagre. 
  • Dejar que tus prendas se sequen al aire libre y al sol, ya que la luz solar y el calor acaban con los gérmenes. Investigadores de la Universidad de Oregón averiguaron que la luz solar a través de las ventanas es capaz de matar las bacterias que viven en el polvo.
  • No te olvides de limpiar la lavadora: La limpieza de este electrodoméstico es la gran olvidada. Es importante limpiar los cajones con un paño húmedo después de cada uso para que el detergente no se acumule, y cada par de meses lavarlo a fondo con agua caliente y jabón. 
  • Realiza periódicamente lavados de agua caliente con vinagre y la lavadora vacía, fregando también a conciencia la goma del tambor, donde pueden acumularse restos, agua sucia y por ende, bacterias a tutiplén, así como moho y humedad. 
  • Ventila la lavadora dejando tanto la puerta como el cajón del detergente entreabierto, lo que favorece que el aire circule y evita el crecimiento de bacterias.
  • Hay alternativas curiosas como como la ropa interior creada por una compañía de Minnesota (Estados Unidos) y elaborada con Hercfiber, un tejido que destruye las bacterias de ropa, evitando la necesidad de lavarla durante días o semanas y acabando con los malos olores.
  • Si prefieres inclinarte por las prendas de siempre recuerda: lavado caliente, lavadora limpia y ropa tendida al sol. 

Otros artículos interesantes:

Desde quemar calorías hasta mejorar la calidad del sueño: 5 razones por las que deberías dormir desnudo

Una modelo de lencería revoluciona TikTok con un vídeo en el que muestra una 'calculadora' que te ayuda a encontrar tu talla perfecta de sujetador

Tu móvil tiene más gérmenes y bacterias que el asiento de un inodoro: cómo limpiarlo y desinfectarlo sin dañar su pantalla