Europa ultima la propuesta para una posible emergencia energética si Rusia corta el suministro con medidas como la obligación de compartir el gas, el racionamiento o la intervención del mercado

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Reuters

Europa sigue avanzando en sus decisiones sobre la guerra en Ucrania. En el ámbito energético, los países de la zona euro se han visto afectados por la dependencia del gas de Rusia, al que se ha comprado hasta 44.000 millones de euros en combustibles fósiles desde el comienzo de la guerra.

Una realidad que contradice a las sanciones administrativas que, junto al bloque occidental liderado por Estados Unidos, se han impuesto hacia Vladimir Putin, los oligarcas rusos y, en definitiva, a la economía del país.

En una carrera de fondo sobre un sector tan estratégico como el de la energía, Ursula von der Leyen ya anunció que Europa está inmersa en un proceso de reestructuración, para acabar por completo con las compras de petróleo a Rusia antes de 2022 –con la excepción de Hungría y Eslovaquia.

El plan, del cual ya ha ido informando la propia Comisión Europea, se enmarca en el Plan de Ahorro Energético que, previsiblemente, la Comisión Europea está previsto que se apruebe el 18 de mayo, con un paquete de medidas drásticas sobre la mesa.

3 gráficos para explicar por qué Europa no prohibirá totalmente el petróleo ruso

Así, la misión de la Comisión consiste en seguir adelante con la iniciativa REPowerEU y la Declaración de Versalles, detrás de las cuales se deja clara la intención de no seguir dependiendo de las importaciones de gas ruso.

"Europa debe actuar con rapidez si queremos asegurar nuestro suministro energético para el próximo invierno y aliviar la presión que están ejerciendo en nuestros ciudadanos y en nuestras empresas unas facturas de costes energéticos tan altas", admitió Kadri Simson, comisaria de Energía.

Qué decisiones podría tomar la Comisión Europea

De momento, Rusia ha respondido al avance de Europa en materia energética con el corte del suministro a ciertos países del entorno, como Polonia y Bulgaria, debido a que se negaron a aceptar las modalidades de pago exigidas por Putin.

Una de las propuestas que está considerando aprobar la Comisión el 18 de mayo es la del racionamiento energético, con una posible intervención del mercado a escala europea y nacional.

En este sentido, parece bastante lógico que se creara un equipo de negociación conjunto que hablara con los proveedores de gas y formara nuevas asociaciones energéticas, como ya ha dejado claro la Comisión.

En dicha fecha, además, Europa planteará que los países de la zona compartan su gas con otros afectados directamente por el conflicto bélico y sus relaciones con Rusia.

Aunque el 18 de mayo comienza otra serie de propuestas para hacer frente a la crisis energética, el rumbo de la Comisión se dirige hacia el 1 de noviembre de 2022, cuando la capacidad de almacenamiento de los Estados miembros tendría que alcanzar el 80% de sus necesidades.

Aun así, la Comisión tan solo ha evaluado los pros y los contras de tomar ciertas medidas, ya que supondrían una reestructuración del mercado e, inevitablemente, una regulación del mismo a nivel nacional y europeo.

Otros artículos interesantes:

Si Europa deja de importar gas ruso de un día para otro, no habría suministro suficiente para el próximo invierno, según la CEO de Engie

La alternativa europea al gas ruso pasa por España: qué hace falta para reactivar el gasoducto MidCat y por qué varios expertos no lo ven como una solución a corto plazo

El exasesor económico principal de Putin dice que Rusia probablemente detendría la guerra de Ucrania "en uno o dos meses" si Occidente impusiera un embargo total al petróleo y al gas rusos

Te recomendamos