Pasar al contenido principal

En qué consisten los préstamos ecológicos y qué los diferencia de los tradicionales

Ecologistas en Acción, en la manifestación contra la suspensión de Madrid Central.
Ecologistas en Acción, en la manifestación contra la suspensión de Madrid Central. REUTERS/Juan Medina
  • Todo lo que tiene que ver con el ecologismo está de actualidad y ha llegado para mantenerse en el largo plazo.
  • En este sentido, a la hora de hacer una contratación de un crédito personal, podrías encontrar esta variedad ecológica y quedarte relativamente extrañado. 
  • Sin embargo, no tienes por qué preocuparte y por eso vamos a explicar en qué consisten y qué diferencias tienen con las financiaciones tradicionales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es posible que te suene muy extraño el concepto de los préstamos ecológicos

La realidad es que todo lo que tiene que ver con el ecologismo está de actualidad y ha llegado para mantenerse en el largo plazo. En este sentido, a la hora de hacer una contratación de un crédito personal, podrías encontrar esta variedad ecológica y quedarte relativamente extrañado. 

Sin embargo, no tienes por qué preocuparte y por eso vamos a explicar en qué consisten y qué diferencias tienen con las financiaciones tradicionales

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

¿Qué son los préstamos ecológicos?

En primer lugar, cabe destacar que los préstamos ecológicos empiezan a ganar terreno en el sector financiero. Pese a que tienen características similares con los productos de crédito al consumo, lo cierto es que tienen alguna particularidad que los diferencia y que hace que los particulares puedan sentirse más atraídos.

Su nombre no es fruto de la casualidad, puesto que son créditos que están ideados para la financiación de proyectos ecológicos. Ese es su fin principal. 

¿Cuándo podemos elegir este tipo de préstamos? Se pueden utilizar para distintas finalidades. Por ejemplo, puedes comprar un coche eléctrico, híbrido, una moto con esas mismas características, o hacer obras en tu vivienda con el objetivo de mejorar su eficiencia energética y un largo etcétera. 

Dicho de otro modo, todo lo que tiene relación con proyectos ecológicos, para reducir el consumo de energía y contribuir al respeto del planeta y al cuidado del entorno que nos rodea, haciendo la aportación de tu granito de arena para realizar un consumo más eficiente y sostenible. 

Así las cosas, cuando quieras hacer reformas en tu domicilio pensando en mejorar la eficiencia energética o comprar un coche que te permita ahorrar a largo plazo y reducir las emisiones, tendrás más posibilidades para conseguir este tipo de financiación, que tiene unas condiciones más atractivas. 

Leer más: Los motivos por los que no consigues ahorrar dinero

Las cantidades que se prestan

En lo que se refiere a números, los créditos ecológicos suelen oscilar entre los 15.000 y 60.000 euros. Se trata de cifras relevantes, dado que están pensadas para el desembolso en casos como los anteriores, que abarcan diferentes finalidades.

Asimismo, los plazos de amortización pueden variar dependiendo del banco que esté detrás. Habitualmente, se mueven entre los 6 y 10 años. También puede que existan o no algunas comisiones. Ante el supuesto de que tenga comisión de apertura, no deberá exceder el 1%.

La diferencia con los préstamos tradicionales

Pese a que todo te pueda resultar muy parecido, el hecho de que haya esta tipología de créditos no resulta para nada casual. La gran diferencia entre los préstamos ecológicos y las financiaciones al consumo es que el interés es más bajo.

Generalmente, el interés no asciende hasta el 5%. Se trata de un porcentaje bajo teniendo en cuenta que el tipo medio en los préstamos al consumo se encuentra alrededor del 8,50% tal y como muestran los datos del Banco de España
 

Y además