Esta startup cultiva algas en los desiertos para secuestrar 30 veces más carbono que las selvas tropicales

Brilliant Planet

Brilliant Planet

La humanidad busca desesperadamente nuevas formas de secuestrar carbono: atrapar este gas contaminante es fundamental para limitar la subida de temperatura por debajo de los 2 grados centígrados y paliar los efectos más desastrosos del cambio climático. 

La propia naturaleza ayuda en esta tarea: la vegetación en general, los bosques y las selvas tropicales son inmensos sumideros de carbono. También las algas marinas, que ahora una startup quiere cultivar en desiertos como armas contra el cambio climático.

La compañía se llama Brilliant Planet y quiere capturar carbono en los grandes desiertos del mundo como el Sahara, poblándolos de estanques verdes con algas. Usando agua de mar y replicando las condiciones de crecimiento perfectas para que las algas proliferen, la empresa ha creado lo que cree que son las condiciones perfectas para la captura de carbono a bajo costo.

Un bote que atrapa tanto CO₂ como 250 árboles: la startup Phykos quiere cultivar algas en granjas robóticas y hundirlas para secuestrar carbono bajo el mar

Presumen de tener una efectividad 30 veces mayor para el secuestro de CO₂ que los bosques tropicales, ya que cuando un árbol se cae o tala, devuelve el 97% del carbono a la atmósfera. "Nosotros podemos secuestrarlo todo", dicen a Fast Company.

Sus planes son ambiciosos: tras 4 años de pruebas en sus instalaciones de investigación de 3 hectáreas en Marruecos y otras dos pruebas piloto en Sudáfrica y Omán, Brilliant Planet construirá una instalación de demostración comercial de 30 hectáreas, mientras continúa con su programa fundamental de I+D con sede en Londres, tal y como recoge TechCrunch. Con ella pretenden secuestrar 

Para ello, invertirán los 12 millones de dólares (11,2 millones de euros) recaudados en la última ronda Serie A. codirigida por Union Square Ventures y Toyota Ventures. Los inversores adicionales y de seguimiento incluyen Future Positive Capital, AiiM Partners, S2G Ventures, Hatch y Pegasus Tech Ventures. 

Según datos de Crunchbase, hasta la fecha Brilliant Planet ha levantado 26,7 millones de dólares (24,7 millones de euros). 

Desierto vacío y agua de mar: recursos infrautilizados para la nueva biomasa que secuestra carbono

Según explica Raffael Jovine, científico jefe y cofundador de Brilliant Planet, la startup consigue crear una nueva Productividad Primaria Neta al combinar desierto vacío con agua de mar para crear nueva biomasa. 

Estos infrautilizados recursos naturales extraen el exceso de dióxido de carbono, secuestrando por unidad de área 30 veces más que las selvas tropicales.

Además, como beneficio extra, el procedimiento desacidifica el agua de mar costera local devolviéndola a niveles preindustriales. Con su primera planta a escala comercial quieren eliminar 40,000 toneladas anuales de CO₂, aproximadamente las emisiones equivalentes al uso de 92.000 barriles de petróleo. 

Hipotéticamente, el sistema podría eliminar 2 gigatoneladas de CO₂ al año.

¿Cómo funciona su sistema? El agua de mar es bombeada desde la costa desértica hasta las instalaciones. 

A medida que fluye por estanques y contenedores, crecen las algas responsables de capturar carbono. Solamente tardan entre 18 y 30 días en crecer. Después, se secan y se entierran bajo la arena, almacenando permanentemente el carbono capturado. 

Brilliant Planet supera a otras empresas que utilizan biorreactores, ya que solamente requiere del proceso natural de la floración de las algas llevado a gran escala. Dado que este es estacional, la empresa desarrolló un proceso para que puedan crecer rápidamente durante todo el año. 

En el presupuesto que manejan, instalar las algas vale menos de 50 dólares por tonelada de CO2 capturado para operar, mientras que la captura directa de aire puede costar 10 veces más. Al enterrar las algas cerca de la superficie las salvaguarda de la liberación de carbono, ya que gracias al ambiente seco y salado, estas no se descomponen. 

Entre otros planes, Brillant Planet podría vender créditos de carbono para las compañías que quieren ser neutras o negativas de carbono. Tras la instalación de demostración de 2023 llegará la planta comercial en 2024. 

El futuro pinta brillante teniendo en consideración hay medio millón de kilómetros cuadrados de tierra desértica costera plana en el mundo, desde África hasta Sudamérica o Australia. La startup reaprovecharía terrenos vacíos, sin uso potencial agrícola o económico, para atrapar estas emisiones contaminantes en sus innovadores tanques de algas. 

Otros artículos interesantes:

¿Sacar agua del desierto? Estos hidropaneles que usan indios navajos o granjas rurales australianas atrapan del aire 5 litros diarios sin electricidad

Esta camiseta de algas negras absorbe dióxido de carbono de la atmósfera, pero cuesta la friolera de 110 dólares

Una científica canadiense averigua que los posos de café usados son la trampa ideal para secuestrar dióxido de carbono

Te recomendamos