Pasar al contenido principal

Así es la primera suite flotante de España: duerme en una habitación sostenible en medio del mar con tecnología conectada

Glamping Punta de Mar
Mano de Santo
  • Punta de Mar ha creado una habitación acuática para ofrecer una experiencia de glamping y una inmersión total en el medio. 
  • Los responsables de la iniciativa aseguran que es totalmente respetuoso con el medio ambiente. 
  • Es una iniciativa que pretende abrir nuevos caminos en el sector en el que se prevé que el turismo experiencial "representará en siete años el 58% de la oferta turística global”.
  • Hay un prototipo en el Real Club Náutico de Dénia y se empezará a comercializar en distintos resorts y hoteles en 2019. 

Experiencial, innovadora y sostenible, la primera suite flotante Punta de Mar, que ofrece una habitación de hotel acuática, es también una propuesta diferente de integración con el entorno natural. Utilizando la tecnología y desde el máximo respeto al medio ambiente, propone una opción exclusiva de glamping y, a la vez, una conexión única con el medio a través de la inmersión 360º.

El módulo, diseñado y desarrollado por el equipo de arquitectura valenciano Mano de Santo y el hub de innovación KMZero, cuenta ya con un prototipo instalado en el Real Club Náutico de Dénia y está comercializando sus plataformas flotantes, que comenzarán a instalarse en diferentes resorts y hoteles durante 2019.

Leer más: La inteligencia artificial sacude al turismo corporativo

Cómo hacer glamping de lujo y natural

Así, al estilo de las idílicas cabañas sobre el agua (palafitos) en los resorts de Bora Bora, este proyecto español pretende llevar el lujo y el glamour al agua, pero “sin generar ningún tipo de huella en el entorno”, señala la CEO de Punta de Mar, Marta Ibáñez.

La integración en el entorno es su gran baza, ya que la suite “está ideada para disfrutar de la experiencia de convivir con el mar desde una nueva perspectiva”, asegura Francesc de Paula, del equipo de arquitectura de Mano de Santo.

Tanto es así que la plataforma, catalogada como embarcación de tipo D, puede ser remolcada por mar o impulsada con sus propios motores, o bien transportada por tierra, lo que brinda la posibilidad de ubicarla en distintos parajes naturales en los que vivir experiencias únicas y exclusivas.

Y es que el turismo experiencial, aseguran sus promotores, “representará en siete años el 58% de la oferta turística global”.

Leer más: Estos son los 10 países que más dinero ganan con el turismo

Control de la experiencia

Desconexión, relax y bienestar se unen al confort de este espacio de cuidado diseño minimalista, funcional y respetuoso con el medio ambiente que cuenta con una superficie de 74 metros cuadrados en dos plantas.

Habitación glamping Punta de Mar
Mano de Santo

En la primera se aloja un camarote con baño y una terraza privada mientras que en la segunda se abre una cubierta chill out que es un auténtico oasis para la relajación y el confort.

La innovación toma forma también en la tecnología aplicada a la suite. A través de una tablet y una app se pueden controlar todos los aspectos domóticos de la habitación, de la iluminación al sonido, pasando por la climatización e, incluso, el aroma en la estancia.

Tecnología puntera

“En el desarrollo del proyecto hemos contado con la colaboración de multinacionales líderes en su campo como Würth, Technal, Simon, Guardian Glass y Gira, con quienes hemos desarrollado las soluciones más punteras e innovadoras”, explica de Paula.

En este sentido, gracias a la tecnología de Gira, el control de las funciones de este alojamiento flotante -como la gestión de la iluminación o el sonido- es automatizado, y puede realizarse tanto desde la propia plataforma como en remoto, desde el hotel o la marina que los albergue.

Punta del Mar terraza glamping
Mano de Santo

El cerramiento, 100% de vidrio y fabricado por Guardian Glass, no tiene tonalidad, “lo que consigue que, desde el interior de Punta de Mar, la percepción del entorno sea mucho más real y que en las paredes interiores se refleje el exterior consiguiendo así un efecto de inmersión en el entorno”, añade de Paula.

Además, este cerramiento de vidrio permite un aislamiento tanto térmico como acústico muy elevado, lo que garantiza el confort. Además, la carpintería de aluminio reducida a la mínima expresión y el sistema de iluminación biodinámica que reproduce la luz natural contribuyen a potenciar la conexión con el exterior.

Leer más: Así es como el 'glamping' está conquistando el mercado premium

La suite más ‘verde’ del hotel

Comprometidos con la sostenibilidad, en la fabricación de este módulo, ideado para integrarse al máximo con el entorno, se emplean materiales de bajo impacto ambiental, está equipado con baterías de litio y cuenta con sistemas de acumulación de depósito de agua potable y aguas residuales.

Ya en fase de comercialización, la suite se ofrece a hoteles “que quieran brindar una experiencia diferente a sus clientes y diferenciar su oferta”, señala la CEO de Punta de Mar.

Punta de Mar: glamping verde
Mano de Santo

Para contar con estas suites, que pueden personalizarse al gusto del cliente aunque dentro de su estilo minimalista, los establecimientos deben tener marinas o playas privadas. “Se trata de un complemento perfecto a sus servicios de restauración, relax o actividades”, añade Ibáñez, “puesto que es una experiencia única”.

Con esta original propuesta la start up estima facturar un millón de euros durante 2019 y alcanzar los 5 millones en los próximos tres años. 

 

 Artículo original de Cerodosbé.

Y además