Pasar al contenido principal

Telefónica muestra su apoyo a Huawei diciendo que la crisis en torno al 5G debería tratarse con "mucho rigor" y que solo hay que prestar atención a los hechos probados

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. Telefónica
  • El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha pedido que la crisis en torno a Huawei se trate con "mucho rigor" y se base solo en hechos probados, después de que Estados Unidos haya acusado a la compañía tecnológica de realizar espionaje para el Gobierno de China.
  • El directivo ha vuelto a apelar al comunicado lanzado hace unos días por la GSMA, la asociación de la industria móvil, y, en concreto, de sus miembros europeos, en el que se remarcaba la importancia de la seguridad y la integridad de las telecomunicaciones.
  • Por otro lado, Álvarez-Pallete ha vuelto a reclamar que se apliquen las mismas reglas y las mismas obligaciones a quienes prestan los mismos servicios, por lo que ha remarcado que si la economía analógica tributa, la economía digital también tiene que tributar.

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha pedido que la crisis en torno a Huawei se trate con "mucho rigor" y basada en hechos probados, después de que Estados Unidos haya acusado a la compañía tecnológica de realizar espionaje para el Gobierno de China y haya pedido a Europa y sus compañía que no cuenten con la empresa para el despliegue del 5G

En una entrevista en la Cadena Ser, Álvarez-Pallete ha remarcado que hay "mucho ruido" en torno a este tema y esto es "malo", al mismo tiempo que ha incidido en que en Telefónica les gustan "las decisiones basadas en hechos" y más en un tema tan serio como es la integridad de las telecomunicaciones.

Leer más: Europa muestra signos de resistencia a la presión de Trump para bloquear a Huawei en la guerra del 5G

El presidente ejecutivo de Telefónica ha vuelto a apelar al comunicado lanzado hace unos días por la GSMA, la asociación de la industria móvil, y, en concreto, de sus miembros europeos, en el que se remarcaba la importancia de la seguridad y la integridad de las telecomunicaciones y se aseguraba que no se ha encontrado "ningún hecho raro" en unas redes que las operadoras están permanentemente analizando.

Asimismo, ha destacado que el documento señala que el despliegue de la nueva tecnología móvil 5G es "esencial" y que cualquier interrupción en alguno de los suministradores puede causar un retraso en el mismo. A este respecto, ha agregado que en España todavía ningún operador se ha decidido por el suministrador de la tecnología para su despliegue de 5G.

Fiscalidad digital

Por otro lado, Álvarez-Pallete ha vuelto a reclamar que se apliquen las mismas reglas y las mismas obligaciones a quienes prestan los mismos servicios, por lo que ha remarcado que si la economía analógica tributa, la economía digital también tiene que tributar.

En este sentido, ha señalado que lo que se puede discutir es la forma de hacerlo, pero ha incidido en que la fiscalidad actual está pensada para un mundo físico, y lo que existe hoy en día cada vez más es un mundo digital. "El servidor lo puede poner uno hoy en día donde quiera, pero el elemento tributable es el individuo, el que genera los datos", ha agregado.

Asimismo, ha señalado que, dado que los datos pertenecen a las personas, en el futuro estas recibirán rendimientos del capital, rendimientos del trabajo y rendimientos de los datos, ya que llegará un momento en que la grandes tecnológicas tendrán que empezar a "intercambiar valor con las personas" y empresas como Telefónica tributarán por ello.

"Sólidos resultados"

Preguntado por si las incertidumbres geopolíticas a nivel global afectan a la compañía, Álvarez-Pallete ha señalado que lo hacen, al igual que otros factores como el entorno tecnológico o el entorno macroeconómico, pero ha asegurado que la compañía tiene "muy buena salud" y se ha mostrado muy ilusionado con su futuro tras un 2018 que ha supuesto un "punto de inflexión".

En este sentido, ha remarcado que los resultados financieros del pasado ejercicio han sido "sólidos", ya que Telefónica ha crecido en ingresos, beneficio de explotación y beneficio neto, al mismo tiempo que ha bajado la deuda en 12.000 millones de euros en tres años, lo que demuestra que su salud financiera "está muy bien" y que la empresa está creciendo.

Y además