El tipo de almohada que necesitas, según tu postura para dormir

Dormir

Getty Images

Tener una buena almohada es crucial para dormir bien.

Puede que tu cama esté repleta de cojines de todo tipo de formas y colores, y que no te importe quitarlos y ponerlos cada día, con tal de que tu dormitorio quede impactante en tu cuenta de Instagram.

Pero a la hora de la verdad te basta con uno. Eso sí, para que sea adecuada, tu almohada debe mantener una posición confortable mientras duermes, evitando que te despiertes molido al día siguiente.

Matthew O'Rourke, fisioterapeuta del Spaulding Rehabilitation Hospital (EEUU) explica a Harvard que esta es demasiado blanda o demasiado dura puede provocar dolor de cuello.

Si duermes de lado con una almohada suave esta "no te ofrecerá suficiente apoyo debajo del cuello". Mientras que si duermes boca abajo, una demasiado firme empujará la cabeza hacia atrás aún más, asegura.

Independientemente de la postura, los expertos aconsejan elegir una almohada que mantenga el cuello alineado con el pecho y la espalda baja. Debes asegurarte de mantenerla limpia y cambiarla cada año.

Pero en función de cómo duermas es posible que te convenga un tipo u otro. O incluso servirte de una extra, "para ayudar a mantener la columna vertebral en la posición adecuada".

Si duermes de lado elige una almohada gruesa

Dormir con manta.
Tetiana Soares

Getty Images

Para que la columna mantenga una "línea horizontal recta y natural", las personas que duermen de lado necesitan una almohada firme capaz de sostener el cuello al nivel de los hombros, afirman desde Spine Health. 

"Las almohadas rectangulares con paneles de refuerzo a los lados pueden ayudar, ya que son más altas que las estándar", aconseja O'Rourke.

Si duermes de lado considera también colocar una almohada pequeña entre las piernas, señala el centro médico de la Universidad de Rochester.

Con ello podrás alinear más fácilmente la columna y el cuello, reduciendo además la tensión en las caderas y la espalda baja.

Si duermes boca arriba opta por un modelo suave y de menor altura

Dormir boca arriba

Getty Images

Si duermes boca arriba necesitarás una almohada suave. Un modelo más duro hará que tu cabeza se incline hacia adelante, "ejerciendo presión sobre el cuello y las vías respiratorias".

En esta posición una almohada debe soportar la curvatura natural de la columna cervical, con un soporte adecuado debajo de la cabeza, el cuello y los hombros, por lo que la altura de esta debería ser más baja que, si por ejemplo, duermes de lado.

Si tiendes a tener dolores de espalda, desde el Rochester Health Center recomiendan probar a colocar una almohada debajo de la zona posterior de las rodillas para una alineación más adecuada de la columna.

Boca abajo la almohada debe ser plana o dormir sin ella

hombre durmiendo beneficios dormir sin ropa

Getty Images

De todas las postura, dormir boca abajo, es la peor, pues puede provocar varios problemas de salud tanto a corto como a largo plazo. 

En esta posición se tiende a generar la mayor tensión en el cuerpo y estás poniendo en riesgo tu cuello, espalda, caderas, cabeza, pulmones y corazón. 

Al estar acostado boca abajo, la columna vertebral pierde su curva natural y puede experimentar un esfuerzo añadido, por lo que se recomienda una almohada plana o incluso no utilizar ninguna para evitar que el cuello se estire

Como refuerzo puede ser conveniente colocar otra almohada relativamente plana debajo del abdomen, lo que hará que la zona lumbar mantenga su alineación natural.

Otros artículos interesantes:

Ikea tiene la solución que tanto han ansiado las personas que duermen de lado y por menos de 40 euros

Estas son las 9 cosas para dormir bien que no deberías tener en tu dormitorio

11 consecuencias para tu salud a las que te expones al no dormir las 8 horas diarias que necesita tu cuerpo

Te recomendamos

Y además