Los trabajadores de oficina están enfrentándose a su particular 'uberización' por culpa de la IA

| Traducido por: 
Protesta taxi contra Uber.

REUTERS/Albert Gea

  • Mientras que los taxistas de Madrid y Londres siempre han tenido que pasar un examen para comprobar que se sabían absolutamente todas las calles de su ciudad, los conductores de Uber lo tenían a golpe de teléfono. 
  • Ahora, la inteligencia artificial amenaza con hacer lo mismo en trabajos más de oficina, como el de los desarrolladores web, los contables o los redactores. 

Si alguna vez te has subido a un taxi de Londres o de Madrid, es probable que te hayas dado cuenta de lo bien informado que está el conductor sobre las calles de la ciudad. Mencione una dirección y es probable que sepan exactamente de dónde está hablando y la mejor manera de llegar allí, en unos momentos. 

Esto se debe a que, durante décadas, los taxistas de ambas ciudades, antes de poder obtener una licencia, debían pasar un examen donde tenían que saberse todas las calles de la urbe.

En el caso de Madrid, además de examinarse sobre cuestiones propias del lenguaje castellano o sobre la Ordenanza Reguladora del Taxi, también deben realizar unas pruebas sobre itinerarios, planos o centros de interés. Aprobar estos procesos hará que puedas obtener la Cartilla del Taxi.

Por su parte, en el caso de Londres, todos los taxistas tienen que aprobar un examen llamado Knowledge (Conocimiento), que exige memorizar kilómetros y kilómetros de Londres. Aprobar el examen puede llevar entre 3 y 4 años de estudio, según Transport for London.

"Conduzco 15 horas al día para ganar 1.400 euros brutos al mes": así es el día a día de las personas que te llevan a casa en Cabify y Uber

Hace ahora una década, Uber llegó a Londres y Madrid. El conocimiento ya no era necesario para desplazarse. Con un teléfono móvil pegado al parabrisas, cualquier conductor podía recorrer las callejuelas de la ciudad.

"De repente, conocer el nombre de cada calle de Londres dejó de ser una valiosa pericia, de modo que cualquiera con carné de conducir podía conducir un taxi", afirma el profesor Carl Benedikt Frey, director de Futuro del Trabajo en la Oxford Martin School. "El resultado fue más competencia para los taxistas titulares, que vieron caer sus ingresos en torno a un 10%".

Podríamos estar a punto de ver cómo la IA tiene un impacto similar en una gran cantidad de empleos de oficina.

La IA reducirá la barrera de entrada a muchos empleos técnicos

Un estudio reciente de Erik Brynjolfsson, Lindsey R. Raymond y Danielle Li midió el impacto de un asistente conversacional basado en IA en casi 5.200 agentes de atención al cliente de una empresa de software del Fortune 500. Descubrieron que la herramienta ayudó a aumentar la productividad en un 14%, pero lo más importante es que fueron los trabajadores principiantes los que más se beneficiaron. 

"A diferencia de los estudios sobre anteriores oleadas de informatización, descubrimos que los trabajadores menos experimentados y menos cualificados obtienen beneficios desproporcionados", según su artículo académico. "Argumentamos que esto ocurre porque los sistemas de ML funcionan capturando y difundiendo los patrones de comportamiento que caracterizan a los agentes más productivos".

En otras palabras, las lecciones aprendidas durante meses o años de experiencia se incorporan a una herramienta de IA. A medida que los trabajadores principiantes acceden a estas herramientas, son capaces de reducir la brecha en el rendimiento con colegas más experimentados, al igual que un conductor de Uber de repente es capaz de competir con un conductor de taxi y sus conocimientos.

No es solo el trabajo de atención al cliente donde esta dinámica podría arraigar. Pensemos también en traductores, diseñadores web, abogados, contables, redactores publicitarios y profesionales de recursos humanos. 

Las habilidades desarrolladas a través de títulos avanzados o años de experiencia en un papel específico, o en una empresa específica, pronto podrían integrarse en una herramienta de IA generativa, bajando el listón de entrada.

El auge de las herramientas de IA podría ayudar a millones de nuevos desarrolladores de software

Por ejemplo, Satya Nadella, CEO de Microsoft, declaró recientemente a Time que las herramientas de IA podrían reducir las barreras de entrada para los desarrolladores de software. Refiriéndose a la herramienta de codificación GitHub Copilot de Microsoft, señaló que "Por poner un ejemplo concreto, los desarrolladores que utilizan GitHub Copilot son un 50% más productivos, mantienen más el ritmo". 

"Tenemos alrededor de 100 millones de desarrolladores profesionales, creemos que el mundo probablemente puede llegar a mil millones de desarrolladores profesionales. Eso supondrá un aumento masivo del total de desarrolladores, porque las barreras para ser desarrollador de software van a caer. Esto no significa que los grandes desarrolladores de software no sigan siéndolo, sino que aumentará la posibilidad de que más gente entre en este campo".

Es una buena noticia para muchos aspirantes a desarrolladores de software, pero también es una mala noticia para muchos de los que ya existen. Lo que antes era un trabajo muy bien pagado que requería una formación específica podría convertirse en un trabajo algo menos bien pagado que requiera menos formación.

 

Merece la pena señalar que la llegada de Uber a la escena no acabó con los taxis londinenses por completo, sino que provocó una reducción de los ingresos de esos conductores, según la investigación de Frey, y puede haber contribuido a una reducción del número total de taxis con licencia en Londres. La pandemia tuvo un impacto mucho más significativo en el número de conductores.

"Algunos de estos trabajos, como los preparadores de impuestos y los diseñadores web, podrían ser automatizados", explica Frey, refiriéndose a los tipos de trabajos que podrían verse afectados por el aumento de las herramientas de IA en el lugar de trabajo. 

"Pero en su mayor parte, las personas en estos trabajos simplemente se enfrentarán a una mayor competencia, similar a los taxistas cuando proliferó Uber".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.