Soy abogada de delatores que se han enfrentado a poderosas empresas y a casos con más 200 millones en juego: esto es lo que necesitas saber sobre este tipo de procesos

Poppy Alexander, socia del bufete Constantine Cannon.
Poppy Alexander, socia del bufete Constantine Cannon.

Constantine Cannon

(Este artículo en primera persona está basado en una conversación con Poppy Alexander, socia del bufete de abogados Constantine Cannon en San Francisco (EEUU), que se ha editado por motivos de extensión y claridad)

Fui una de esas niñas raras que te dicen que quieren ser abogadas a los 14 años. Siempre quise trabajar en favor del interés público, ese era mi objetivo.

Pasé la mayor parte de mi tiempo en la facultad de Derecho en una oficina que se dedicaba a defender los derechos humanos. 

Los 32 trabajos más peligrosos para tu salud

Me abrió los ojos sobre las muchas herramientas que tenemos los abogados para hacer que las empresas rindan cuentas y para asegurar que las personas son tratadas justamentes. Ese es el poder de la ley y por eso hago lo que hago.

El trabajo de los abogados como yo gira en torno a la Ley de Reclamaciones Falsas, que fue una ley aprobada por el presidente Lincoln durante la Guerra Civil de EEUU para detener la especulación.

La idea de la ley es sencilla: cualquiera que sepa de una empresa que está engañando al Gobierno puede presentar una demanda y recibir una parte del dinero que se recupere. Eso me fascinó y, cuando se abrió una oportunidad para trabajar en ello en mi actual bufete, Constantine Cannon, la aproveché.

Entrevistas laborales terribles, extrañas y muy decepcionantes que han sufrido varios candidatos

Los denunciantes actúan en estos casos como linternas que indican al Gobierno dónde buscar.

Esto parte del hecho de que hay demasiada información en el mundo en general así que, para proteger a los inversores, a los contribuyentes y a la sociedad en general, necesitamos delatores y necesitamos mecanismos para que estos puedan hablar con el Gobierno. Y ahí entro yo.

Un caso de 200 millones de euros

Un caso resuelto recientemente es un gran ejemplo de lo que hacemos los abogados en este tipo de casos.

No mucho después de que se aprobara la Ley de Denuncia de Vehículos de Seguridad del Automóvil en 2015, un ingeniero de Hyundai acudió a nosotros desde Corea del Sur. 

¿Cansado de trabajar desde casa? Estas compañías están reinventando el empleo para un mundo sin oficinas

Se había enterado de que había un problema de seguridad muy preocupante en los motores de algunos vehículos Hyundai y Kia. 

En concreto, habían hecho los motores de sus coches mucho más potentes de lo previsto sin reforzar los demás componentes, lo que significaba que algunos se terminaban rompiendo. 

Estaba horrorizado. Al principio, intentó que la empresa hiciera lo correcto e informara del problema de seguridad a los organismos reguladores para que pudieran retirar los coches, pero Hyundai no le hizo caso. 

Por contra, la empresa interpuso una denuncia penal contra él acusándole de llevarse documentos confidenciales cuando abandonó la empresa.

Nuestro cliente, con su propio dinero, voló a EEUU con su hija para que le sirviera de traductora, y esencialmente dijo al Departamento de Transporte del país: "Oigan, esta empresa les está mintiendo, aquí están todas las formas en que lo está haciendo y esto es lo que tienen que hacer al respecto".

11 trabajos que estarán de moda en 2022: estas serán las profesiones en las que encontrarás más oportunidades laborales

Poco después, nos involucramos en el caso para ayudarle a formalizar su denuncia y cooperar en la investigación del Gobierno. 

Efectivamente, la agencia estatal emprendió acciones legales contra Hyundai y Kia por 210 millones de dólares (200 millones de euros) y concedió a nuestro cliente una indemnización por el importe máximo permitido por la ley.

Qué deben saber los denunciantes antes de iniciar estos procesos

Hay que ser alguien verdaderamente extraordinario para atreverse a entrar en este tipo de procesos. Para empezar, todas las personas con las que trabajamos son expertos en lo suyo, por lo que confiamos plenamente en su experiencia.

Pero ser un delator es muy largo y duro, nunca lo endulzamos. Es un proceso lento que dura una media de 5 años y la presión de la empresa y de los compañeros puede ser emocionalmente extenuante.

Estas serán las profesiones y perfiles laborales más demandados de 2022 en España, según los responsables de LinkedIn, InfoJobs y Adecco y otros expertos

Todas las leyes de delación con las que trabajo tienen recompensas potenciales al final de estos casos que suelen ser del 15% al 30% del total de las sanciones cobradas, que pueden alcanzar las 8 cifras. 

Pero, por norma general, los casos no salen adelante si la única motivación del denunciante es el dinero. Todos mis clientes están motivados por una fuerte sensación injusticia y por querer corregir un error. Necesitas ese espíritu y esa energía para seguir adelante. 

Lo último que debes saber es que no estás solo, aunque seas la única persona que se haya atrevido a hablar y todo el mundo te diga que estás equivocado. Quien denuncia puede sentirse verdaderamente aislado.

Pero, cuando uno acude a un abogado para casos de delación de empresas, pasas a formar parte de un equipo. Estamos juntos en esto

14 personas comparten los motivos sorprendentes por los que dejaron sus trabajos en el primer día

He perdido la cuenta de cuántos delatores me han dicho, tras todo el proceso: "Me alegro de que alguien me haya escuchado". 

Esto así porque nadie llama primero a abogados como nosotros. Primero, uno suele contar el caso a un jefe, al departamento, a un amigo. 

Así que, cuando llegan a nosotros y les escuchamos y les decimos que no están equivocados, que hay un problema y que, de hecho, podemos hacer algo al respecto, es una sensación verdaderamente agradable.

Otros artículos interesantes:

Abogados, periodistas, cocineros… trabajos en peligro por la inteligencia artificial

Los perfiles profesionales más demandados para este 2021 estarán marcados por la pandemia: enfermeros, abogados laboristas o directores de logística

Los abogados podrán cerrar acuerdos en 72 horas con una plataforma tecnológica de contratos inteligentes respaldada por CaixaBank

Te recomendamos