Trucos para agrandar zapatos que te aprietan

Dolor de pies por calzado apretado

Getty Images

Seguramente te ha pasado eso de que entras a una tienda de zapatos, te pruebas ese par que tanto te ha gustado, pero no tienen de tu talla. Te pruebas un número menos pero aprieta un poco. Ahora que llega el verano, los pies están más dilatados, por lo que también puede pasar que tengas unos zapatos en casa que empiecen a rozarte de repente.

Siempre puedes acudir a un zapatero para que meta tu calzado en la horma. Indicándole dónde te aprieta exactamente puede hacer que la horma haga más presión en esa zona agrandándola lo suficiente para que deje de molestarte.

Aunque lo mejor es que esperes a comprarte tu talla de calzado para evitar problemas de salud, existen trucos caseros (y bien sencillos) que pueden ayudarte a agrandar unos zapatos para que no te aprieten ni te provoquen rozaduras.

Trucos caseros para agrandar zapatos

Utiliza crema hidratante

Este truco no agranda especialmente el zapato, pero sí puede ser de gran utilidad cuando el calzado parece quedar un poco apretado, y cuesta mucho ponérselo.

Solo necesitas poner un poco de crema hidratante en el interior del zapato, y otro poco en tus pies, con cuidado de no manchar la parte externa. De esta manera el pie se deslizará mucho mejor.

Mete los zapatos en el congelador

El congelador tiene multitud de funciones. Es uno de los elementos estrella en diversos trucos caseros. Para agrandar zapatos es realmente eficaz.

Lo único que tienes que hacer es rellenar con agua una bolsa hermética, ponerla en el interior de los zapatos, y estos meterlos en otra bolsa (sin agua esta vez). Mete la bolsa con los zapatos en el congelador.

Como el agua se expande al congelarse estirará tus zapatos para que no te produzcan rozaduras. Cuando los saques del congelador tendrás que dejarlos al aire para probártelos pasado un rato.

15 trucos efectivos y sencillos para quitar el mal olor de los zapatos

Usa periódicos húmedos

Otro truco le dará una segunda vida, no solo a tus zapatos, sino a los periódicos leídos que tienes en casa. Para agrandar tus zapatos utilizando este truco tienes que coger varias páginas de un periódico, humedecerlas un poco y rellenar tus zapatos de la misma manera que con la bolsa de agua del truco anterior.

Deja actuar el papel durante toda la noche para que le de forma a los zapatos. Ya verás por la mañana cómo estos se han ensanchado. Lo único que debes tener en cuenta es que la tinta del periódico puede traspasarse al calzado. Así que hazlo solamente con aquellos zapatos cuyo interior no se ve.

Aplica calor

Un método de agrandar unos zapatos es aplicando calor para que estos adopten una nueva forma. Para ello necesitas ponerte unos calcetines gruesos (cuanto más lo sean casi mejor). Ponte los zapatos que quieras ensanchar.

Para aplicar el calor necesitas utilizar un secador. No acerques el aparato a menos de 30 centímetros de los zapatos para que no se estropeen. Lo mejor es que des calor a las zonas que deseas agrandar por menos de 25 segundos.

Lo que debes hacer cuando compres zapatos nuevos

Todo el mundo conoce la talla de zapato que usa. Aunque es posible que incluso probándote tu número en alguna ocasión hayas sentido que te aprieta. Eso depende de su horma. 

Para evitar que unos zapatos nuevos te den una sorpresa algo desagradable, lo mejor es ir a comprar calzado por la tarde, pues es cuando los pies están más dilatados. Si unos zapatos te aprietan, nunca está de más probarse una talla más grande, ya que quizás la horma de ese modelo es más estrecha.

Otros artículos interesantes:

Los mejores cepillos eléctricos para limpiar zapatos y zapatillas que puedes comprar

¿Deberías quitarte los zapatos al llegar a casa? Lo que llevan tus suelas puede no enfermarte pero no es nada agradable

Cómo limpiar tus zapatos de ante sin riesgo de estropear este delicado material

Te recomendamos