Pasar al contenido principal

Trump amenaza a China con nuevos aranceles de 100.000 millones de dólares

Donald Trump y Xi Jinping
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente chino, Xi Jinping. Saul Loeb/Pool Photo via AP
  • El presidente Donald Trump podría estar buscando formas de intensificar la amenaza de una guerra comercial con China.
  • La Casa Blanca ha emitido un comunicado anunciando que Trump planea imponer nuevos aranceles por un valor de 100.000 millones de dólares sobre productos chinos. 
  • Esta nueva medida se añade a la propuesta inicial de Trump de establecer aranceles por valor de 50.000 millones de dólares, elevando el total potencial a 150.000 millones de dólares.

El presidente Donald Trump podría estar buscando formas de intensificar la amenaza de una guerra comercial con China.

La Casa Blanca ha emitido un comunicado este jueves anunciando que Trump estudia imponer nuevos aranceles con un valor de 100.000 millones de dólares (más de 80.000 millones de euros) sobre productos chinos. Esta nueva medida se añade a la propuesta inicial de Trump de establecer aranceles a los productos chinos por valor de 50.000 millones de dólares. La nueva amenaza de la Casa Blanca aumenta el total potencial a 150.000 millones de dólares (unos 120.000 millones de euros). 

"A la luz de la injusta represalia de China, he dado instrucciones a la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos para que considere si aranceles adicionales de 100.000 millones de dólares serían apropiados según la sección 301 [apartado de la Ley de Comercio estadounidense que establece el control de la protección de la propiedad intelectual] y, de ser así, identificar los productos a los que imponer tales aranceles", explica el comunicado.

La Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos publicó el martes una lista de aproximadamente 1.300 productos chinos que estarían sujetos a aranceles por valor de 50.000 millones de dólares (aproximadamente 40.000 millones de euros). Algunos de esos productos incluyen acero y aluminio.

China respondió al día siguiente anunciando aranceles de 50.000 millones de dólares a productos estadounidenses, incluyendo la soja, el producto que supone la mayor exportación agrícola a China desde Estados Unidos.

Los nuevos aranceles tendrán consecuencias para una amplia franja de consumidores y empresas estadounidenses. Según Europa Press, esto ha provocado que legisladores y diarios estadounidenses expresen su inquietud ante la amenaza que esta guerra comercial supone para el sector agrícola estadounidense. 

También informa de que la posibilidad de nuevos aranceles anunciada este jueves no ha tenido una buena acogida en China. El Ministerio de Comercio chino ha asegurado que tomará nuevas medidas para salvaguardar los intereses del país si Estados Unidos se mantiene en su comportamiento proteccionista. Según Europa Press, los medios estatales chinos critican fuertemente la nueva medida, calificándola de "amenaza ridícula". 

Las medidas están diseñadas para proteger a las empresas estadounidenses del robo de propiedad intelectual por parte de China. Pero también podrían tener graves consecuencias para las empresas que usan los productos chinos, así como para los consumidores que compran esos productos.

¿Qué es un arancel?

  • En términos simples, un arancel es un impuesto sobre los bienes que entran en un país.
  • En Estados Unidos, muchos de estos aranceles se pagan al momento de entrar en el país a través de un agente de aduanas, junto con otras tasas que puedan aplicarse a la importación.
  • La idea de un arancel es elevar el precio de los productos extranjeros para que la opción fabricada en los Estados Unidos sea más atractiva.
  • En este caso, Trump intenta que las empresas usen menos productos fabricados en China y opten por artículos fabricados en Estados Unidos o importados de un aliado comercial con el que tenga mejor relación.

Hans Mikkelsen, estratega de Bank of America Merrill Lynch, explica que los nuevos aranceles cambiarán la oferta y la demanda de los diversos bienes a los que se les imponen.

"International Trade 101 analiza los efectos de un arancel sobre el equilibrio parcial, como puede ser una deformación en las curva de demanda y oferta, por la que el precio sube y la cantidad baja" afirma en una nota a los clientes.

Leer más: Las razones de China a favor y en contra para la guerra comercial con Estados Unidos

¿Qué significa para las empresas?

  • Para muchas empresas que usan productos chinos en la fabricación de sus productos, aumentará el coste de producción.
  • Un ejemplo más directo proviene de los recientes aranceles de Trump sobre las importaciones de acero y aluminio. The Beer Institute, un grupo comercial que representa a los fabricantes de cerveza, denuncia que la tarifa de 10% sobre el aluminio supondrá un coste adicional de 347 millones de dólares para los cerveceros estadounidenses.
  • Un ejemplo más directo de lo que suponen los recientes aranceles impuestos por Trump es lo que sucede en las importaciones de acero y aluminio. The Beer Institute, un grupo comercial que representa a los fabricantes de cerveza, denuncia que el aumento de los aranceles en un 10% sobre el aluminio tendrá un coste adicional de 347 millones de dólares para los cerveceros estadounidenses.
  • También se espera que otras compañías sufran un impacto por los nuevos aranceles anunciados.

Además, ese aumento de costes podría hacer que las empresas busquen otras áreas en las que puedan ahorrar dinero, incluyendo el salario de los trabajadores. Los estudios demuestran que los aranceles sobre el acero impuestos por el presidente George W. Bush en 2002 provocaron la pérdida de hasta 200.000 empleos en las industrias que usan acero en la fabricación de sus productos. 

Este es el comunicado completo de la Casa Blanca

"Después de una investigación exhaustiva amparada por la sección 301 de la Ley de Comercio de 1974, la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unido (USTR por sus siglas en inglés) ha determinado que China ha participado repetidamente en prácticas para obtener injustamente la propiedad intelectual de Estados Unidos. Las prácticas detalladas en la investigación de la Oficina del Representante de Comercio han causado preocupación en todo el mundo. Las políticas de comercio ilícito de China, ignoradas durante años por Washington, han destruido miles de fábricas estadounidenses y millones de empleos en Estados Unidos. El 3 de abril de 2018, el USTR propuso aranceles de aproximadamente 50.000 millones de dólares sobre las importaciones procedentes de China como un primer paso para eliminar las políticas y prácticas identificadas en la investigación.

En lugar de remediar su mala conducta, China ha elegido perjudicar a nuestros agricultores y fabricantes. A la luz de la deslealtad injusta de China, he dado instrucciones al USTR para que considere si 100.000 millones de dólares en aranceles adicionales serían apropiados según la sección 301 y, de ser así, identificar los productos a los que imponer tales aranceles. También he instruido al Secretario de Agricultura, con el apoyo de otros miembros de mi Gabinete, a utilizar su amplia autoridad para implementar un plan para proteger a nuestros agricultores y nuestros intereses agrícolas.

A pesar de estas acciones, Estados Unidos aún está dispuestos a mantener conversaciones para respaldar nuestro compromiso de lograr un comercio libre, justo y recíproco y para proteger la tecnología y la propiedad intelectual de las empresas estadounidenses y los estadounidenses. Deben eliminarse las barreras comerciales para mejorar el crecimiento económico en los Estados Unidos y en todo el mundo. Me comprometo a permitir que las empresas y los trabajadores estadounidenses compitan en igualdad de condiciones en todo el mundo, y nunca permitiré que las prácticas comerciales desleales minen los intereses estadounidenses ".

Te puede interesar

Lo más popular