Pasar al contenido principal

Trump asegura tener "muchas opciones" para castigar a Irán si se demuestra que está detrás del ataque a Arabia Saudí, pero no es cierto

A composite image of US President Donald Trump, Saudi Crown Prince Mohammed bin Salman, and Iranian President Hassan Rouhani.
El presidente de EE.UU., Donald Trump, el príncipe saudí Mohammed bin Salman y el presidente de Irán, Hassan Rouhani AP; Nicolas Asfouri/Getty; Iran Presidential Handout via Reuters
Análisis Faldón
  • El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el lunes que "ciertamente parece" que Irán está detrás del ataque a las instalaciones petrolíferas en Arabia Saudí del pasado sábado.
  • Otros representantes de EE.UU. han culpado directamente a Irán, pero el presidente no ha llegado tan lejos.
  • Trump afirma que EE.UU. tiene "muchas opciones" a su disposición para responder al culpable del ataque a Arabia Saudí, pero lo cierto es que no tiene ninguna si acusa formalmente a Irán.
  • Trump ha insistido en que no quiere meter a EE.UU. en otra guerra y parece que ya ha agotado todas las vías económicas y diplomáticas con Teherán.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El presidente de EE.UU. Donald Trump no tiene ninguna buena opción a su disposición contra Irán si finalmente acusa de forma oficial a su Gobierno de los ataques a las instalaciones petrolíferas de Arabia Saudí del pasado sábado, a pesar de que asegura tener "muchas opciones" a su alcance.

Los ataques a 2 plantas petrolíferas de compañía estatal Saudi Aramco han provocado la mayor interrupción de la historia en el suministro global de crudo y también ha podido poner en riesgo la principal reserva mundial.

Aunque no hay suficientes pruebas hasta ahora para saber el tipo de armas que se utilizaron y el origen geográfico del ataque, Trump ha sugerido insistentemente que Irán está detrás del ataque.

A satellite image showing thick black smoke rising from Saudi Aramco's Abqaiq oil processing facility in Buqyaq on Saturday.
Reuters

Cuando se le preguntó el pasado lunes si creía que Irán era responsable del ataque, Trump señaló que "eso es ciertamente lo que parece en este momento", añadiendo que EE.UU. está "haciendo varios informes contundentes" para determinar el culpable, según las transcripciones de la Casa Blanca.

Trump tuiteó el domingo que EE.UU. "listo para actuar"  contra los responsables del ataque, a falta de confirmación por parte de Arabia Saudí sobre la autoría de los ataques, e insistió el lunes en que a pesar de que no quiere "una guerra con nadie... estamos más preparados que nadie".

Leer más: La crisis del petróleo saudí podría durar hasta 3 meses

Además, añadió que "tenemos muchas opciones" para castigar al culpable, pero señaló que "no está buscando opciones" hasta que acuerde los próximos pasos a tomar con Arabia Saudí y otros poderes regionales.

Trump on the White House South Lawn on Monday.
Reuters

A pesar de las insinuaciones de Trump, no parece que EE.UU, tenga ninguna opción buena para lidiar con Irán.

Su administración ha dado un giro de 180 grados desde negociar con Irán a amenazar con una guerra total, glo que ha dado a los aliados de EE.UU. y a Irán motivos más que suficientes para dudar de su palabra.

Leer más: Fotos de satélite del ataque con drones a la planta petrolera saudí

Los principales negociadores durante la etapa de Obama aseguraron a Insider a principios de mes que la caótica postura de la Casa Blanca sobre Irán ha animado al régimen a reforzar su programa nuclear.

Estas son las opciones que Trump podría valorar para responder a Irán y porqué no funcionarían:

  • ¿Más sanciones? Trump ha estado librando durante el último año una campaña de sanciones de "máxima presión" contra Irán debido a su programa nuclear, con el objetivo de paralizar económicamente al régimen y forzarlo a someterse a las exigencias de EE.UU. Hasta ahora, no lo ha conseguido. Irán se ha distanciado aún más del acuerdo nuclear de 2015 y sigue aumentando sus capacidades nucleares.
  • ¿Castigar a los líderes iraníes? La administración Trump ha calificado como organización terrorista extranjera a la Guardia Revolucionaria Iraní y al cuerpo de élite Fuerza Quds en abril, e impuso sanciones al líder supremo del país Ali Khamenei y a los altos cargos de la Guardia en junio. El Gobierno de Teherán ha seguido rechazando las exigencias de EE.UU. y el ministro de Exteriores  Mohammed Javad Zarif tuiteó el lunes: "Ahora que ha fallado la 'máxima presión", [el secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo] se ha pasado a 'máximo engaño'".
  • ¿Guerra total? Trump ha afirmado desde la campaña presidencial de 2016 que no quiere otra guerra. Enviar al ejército de EE.UU. a la guerra contra Irán por el suministro y la capacidad petrolera de Arabia Saudí podría dificultar mucho su reelección. Muchos expertos en seguridad nacional han criticado a Trump porque parece estar esperando a una confirmación saudí antes de tomar medidas contra los responsables del ataque a las instalaciones petrolíferas.
  • ¿Intentar la conciliación con Iran? Trump ofreció celebrar un diálogo con los dirigentes iraníes "sin condiciones previas" la pasada semana. Irán se ha negado repetidamente a negociar con EE.UU. mientras no retire sus sanciones, y el líder supremo Khamenei aseguró el lunes que seguía oponiéndose a un diálogo con EE.UU.. Trump señaló a la prensa el lunes que no retiraría las sanciones.
Iran's Supreme Leader Ayatollah Ali Khamenei in Tehran on Tuesday.
El líder supremo iraní, Ali Khamenei Reuters

Associated Press se hizo eco este lunes de una fuente gubernamental anónima de EE.UU. que aseguraba que la Casa Blanca está considerando enviar más "recursos militares" al Golfo Pérsico, pero que todavía no se ha tomado una decisión concreta.

Hasta ahora, no se han conocido detalles de que tipo de recursos y qué cantidad implicaría ese plan.

La administración Trump también carece de un equipo completo de política exterior, especialmente tras la destitución del asesor de seguridad nacional John Bolton, que lideró la línea dura de la Casa Blanca respecto Irán.

Leer más: El devastador ataque a las petrolíferas saudíes confirma los "peores temores" sobre los drones de baja tecnología en manos equivocadas

Desde julioEE.UU. ha estado intentando crear una coalición militar para patrullar las aguas internacionales del Golfo Pérsico que proteja sus intereses marítimos de Irán, pero no ha generado demasiado entusiasmo hasta ahora.

Las fuerzas iraníes han parecido ignorar la presencia de EE.UU. en el Golfo. La Guardia Revolucionaria iraníI ha anunciado el lunes que ha interceptado un buque petrolero que contenía diesel de contrabando en el Golfo Pérsico, convirtiéndose en el tercer carguero incautado en los últimos meses.

La Guardia Revolucionaria interceptó un carguero de bandera británica el 19 de julio que sigue reteniendo en su puerto de Bandar Abbas, al sur del país.

IRGC speedboats circle around the British-flagged Stena Impero oil tanker in the Strait of Hormuz on July 21, 2019.
Morteza Akhoondi/Tasnim News Agency via AP

Irán ha negado repetidamente su implicación en el ataque a las instalaciones petrolíferas saudíes. El ataque fue reivindicado inicialmente por la milicia hutí de Yemen, a la que Irán apoya, pero un análisis del New York Times publicado este lunes señala que la sofisticación del ataque "excede con mucho" las capacidades de los hutíes.

La inteligencia estadounidense también ha asegurado que el ataque procede de Irán y no de Yemen, según publicó NBC News este lunes, citando a 3 fuentes cercanas a la inteligencia.

Y además